/ lunes 21 de junio de 2021

Acontecer político

Desafíos de los diputados electos

Con la entrega de las constancias para los diputados locales de representación proporcional por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), se empieza a definir la conformación de los grupos parlamentarios y representaciones partidistas que conformarán la siguiente legislatura del Congreso del Estado.

Ojalá tengamos diputados locales que fortalezcan la rendición de cuentas y un diálogo permanente con nosotros, los ciudadanos; situación que permitirá legitimar su trabajo al interior del Congreso del Estado y en su caso evaluar sus acciones.

Por ello, en estos momentos los 25 diputados electos deberían estar trabajando en la conformación las iniciativas y reformas que van impulsar desde el primer minuto que rindan protesta el próximo 31 de agosto en el Poder Legislativo, ya que la gente estará esperando resultados positivos y que conviertan en hechos las promesas que realizaron durante la campaña electoral.

Así como consolidaron alianzas durante el proceso electoral, los nuevos legisladores también necesitarán coaliciones al interior del Congreso, con el objetivo de elaborar una Agenda Legislativa Común, que dé respuesta a los reclamos de los duranguenses; dejando de lado temas personales o de partido, por que la prioridad son los ciudadanos.

No olvidemos que la imagen y trabajo de los representantes populares, es una de las figuras más cuestionada por la sociedad, ya que la mayoría de los estudios de opinión pública en México coinciden en que las apreciaciones ciudadanas sobre los diputados locales y federales están inmersas en un contexto general de desaprobación y rechazo hacia la política y los políticos.

Por ello, el trabajar en una Agenda Legislativa Común, permitirá tener una base sobre el trabajo que tendrán que realizar durante los tres años que comprende su periodo constitucional. En este tema específico se verá reflejada la capacidad de negociación y acuerdos que pudieran tener los coordinadores parlamentarios; así como quien presida la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

Sin embargo, no podemos perder de vista que el Primer Periodo Ordinario de los integrantes de la Sexagésima Novena Legislatura, será algo complicado, ya que desde el primer día que entren en funciones, tendrán que realizar una Sesión Solemne para recibir el informe del gobernador, José Rosas Aispuro Torres, momento que a muchos les permitirá cuestionar al ejecutivo del estado o en su caso reconocer sus acciones.

Posteriormente, 15 días después tendrán la oportunidad de citar a los secretarios del Gabinete a comparecer ya sea ante el Pleno de la Legislatura o en comisiones, según lo consideren los diputados electos; donde por supuesto destacarán las posturas políticas de cada grupo parlamentario.

Esta dinámica legislativa, dará paso a la revisión de las cuentas públicas de los 39 municipios, del gobierno del estado y los organismos autónomos y después la revisión de las Leyes de Ingresos y Egresos.

Claro que sin dejar de lado, el inicio del proceso electoral para arrancará el primero de noviembre del presente año, situación que convertirá al Poder Legislativo en una caja de resonancia de las posturas partidarias; pero ojalá esto no afecte el trabajo de los diputados.

De entrada, se visualiza un Periodo Ordinario complejo, por lo que esperamos que no defrauden la confianza que les brindaron los ciudadanos a través de su voto, de lo contrario, esto se verá reflejado nuevamente en el rechazo que puedan plasmar nuevamente los duranguenses en las urnas.

Desafíos de los diputados electos

Con la entrega de las constancias para los diputados locales de representación proporcional por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), se empieza a definir la conformación de los grupos parlamentarios y representaciones partidistas que conformarán la siguiente legislatura del Congreso del Estado.

Ojalá tengamos diputados locales que fortalezcan la rendición de cuentas y un diálogo permanente con nosotros, los ciudadanos; situación que permitirá legitimar su trabajo al interior del Congreso del Estado y en su caso evaluar sus acciones.

Por ello, en estos momentos los 25 diputados electos deberían estar trabajando en la conformación las iniciativas y reformas que van impulsar desde el primer minuto que rindan protesta el próximo 31 de agosto en el Poder Legislativo, ya que la gente estará esperando resultados positivos y que conviertan en hechos las promesas que realizaron durante la campaña electoral.

Así como consolidaron alianzas durante el proceso electoral, los nuevos legisladores también necesitarán coaliciones al interior del Congreso, con el objetivo de elaborar una Agenda Legislativa Común, que dé respuesta a los reclamos de los duranguenses; dejando de lado temas personales o de partido, por que la prioridad son los ciudadanos.

No olvidemos que la imagen y trabajo de los representantes populares, es una de las figuras más cuestionada por la sociedad, ya que la mayoría de los estudios de opinión pública en México coinciden en que las apreciaciones ciudadanas sobre los diputados locales y federales están inmersas en un contexto general de desaprobación y rechazo hacia la política y los políticos.

Por ello, el trabajar en una Agenda Legislativa Común, permitirá tener una base sobre el trabajo que tendrán que realizar durante los tres años que comprende su periodo constitucional. En este tema específico se verá reflejada la capacidad de negociación y acuerdos que pudieran tener los coordinadores parlamentarios; así como quien presida la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

Sin embargo, no podemos perder de vista que el Primer Periodo Ordinario de los integrantes de la Sexagésima Novena Legislatura, será algo complicado, ya que desde el primer día que entren en funciones, tendrán que realizar una Sesión Solemne para recibir el informe del gobernador, José Rosas Aispuro Torres, momento que a muchos les permitirá cuestionar al ejecutivo del estado o en su caso reconocer sus acciones.

Posteriormente, 15 días después tendrán la oportunidad de citar a los secretarios del Gabinete a comparecer ya sea ante el Pleno de la Legislatura o en comisiones, según lo consideren los diputados electos; donde por supuesto destacarán las posturas políticas de cada grupo parlamentario.

Esta dinámica legislativa, dará paso a la revisión de las cuentas públicas de los 39 municipios, del gobierno del estado y los organismos autónomos y después la revisión de las Leyes de Ingresos y Egresos.

Claro que sin dejar de lado, el inicio del proceso electoral para arrancará el primero de noviembre del presente año, situación que convertirá al Poder Legislativo en una caja de resonancia de las posturas partidarias; pero ojalá esto no afecte el trabajo de los diputados.

De entrada, se visualiza un Periodo Ordinario complejo, por lo que esperamos que no defrauden la confianza que les brindaron los ciudadanos a través de su voto, de lo contrario, esto se verá reflejado nuevamente en el rechazo que puedan plasmar nuevamente los duranguenses en las urnas.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 26 de julio de 2021

Acontecer Político

Inicia una nueva etapa en CDE del PRI

Juvenal Rosales Flores

lunes 19 de julio de 2021

Acontecer político

El riesgo latente del incremento en casos de Covid-19

Juvenal Rosales Flores