/ lunes 6 de diciembre de 2021

Acontecer político

En semáforo amarillo para elegir candidatos de unidad a la gubernatura

A medida que se acortan los tiempos que estableció el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), las principales corrientes políticas en Durango, como son el PRI-PAN-PRD y Morena-PT y PVEM, enfrentan en estos momentos molestias entre muchos de los militantes ante las posibilidad de imponer en ambas alianzas, un candidato que no sea el adecuado para lograr el triunfo en la jornada del 5 de junio de 2022.

Situación que prende un foco “amarillo de alerta” para todos aquellos que tomarán las decisiones finales. Recordemos que las precampañas a gobernador iniciarán el 02 de enero y concluirán el 10 de febrero del 2022.

En este sentido, no podemos perder de vista que desde la semana pasada al interior del tricolor algunos servidores públicos, militantes y simpatizantes, manifestaron su inconformidad a su presidente, Arturo Yáñez Cuéllar, por no generar a la fecha una reunión formal con todos los aspirantes a la gubernatura, lo que ha sido una falta de tacto político; que aún en estos momentos se puede resolver, sin embargo, el daño ya está hecho y ha provocado que se agite el avispero.

Algunos de ellos, como es el caso del diputado Luis Enrique Benítez Ojeda, quien también tiene aspiraciones legítimas de contender por la primera magistratura del estado, rechazó categóricamente la posibilidad de que sea Esteban Villegas Villarreal el candidato de la alianza “Va por Durango”.

Con su muy estilo peculiar, arremetió fuertemente contra quien en su momento se acercó a personajes de Morena y el Partido Verde para encontrar opciones para seguir con su proyecto a la gubernatura.

Estas acciones muchos aún no se las perdonan a Villegas Villarreal, a pesar de ser uno de los aspirantes más posicionados, junto a Lety Herrera Ale.

Algo similar sucedió en el Partido Acción Nacional, con la foto que difundieron Javier Castrellón y Héctor Flores Avalos donde aparecen juntos y hablando de unidad, como si fueran los únicos aspirantes a la gubernatura; por ello, el equipo de Jorge Alejandro Salum del Palacio inmediatamente salió a decir que pediría licencia para contener por este espacio.

En este sentido, el mensaje de Salum del Palacio fue claro, para poner un alto al diputado federal y al secretario general de Gobierno; para que se le tome en cuenta a pesar de sus complicaciones de salud que aún vive.

Sin embargo, este tipo de señalamientos se van ir incrementado a medida de que se acerque la fecha fatídica para dar a conocer al candidato oficial, lo cual se puede definir antes del 15 de diciembre por parte del PRI-PAN-PRD.

En el caso del Partido Renegación Nacional, la situación que se vive al interior es similar, ya que José Ramón Enríquez Herrera es el más posicionado dentro de los aspirantes, pero según actores políticos de Morena, tiene muchos aspectos negativos que no le ayudan.

Además, de que en algunos actos organizados por este partido y a los cuales acude el oftalmólogo de profesión, no asisten quienes encabezan el Comité Ejecutivo Estatal, lo que brinda un mensaje de rechazo a las aspiraciones del ex secretario de Salud en Durango.

Pero también, a quienes afirman que se quiere imponer a la enfermera de profesión y ex priista, Marina Vitela Rodríguez, como candidata a gobernadora; cuya fortaleza de manera natural la tiene en la Comarca Lagunera; sólo el tiempo dará la razón.

Ojalá que estas pugnas internas de los partidos políticos no cansen a los ciudadanos, quienes serán los encargados de brindar la confianza a cualquiera de los aspirantes en el proceso electoral.

En semáforo amarillo para elegir candidatos de unidad a la gubernatura

A medida que se acortan los tiempos que estableció el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), las principales corrientes políticas en Durango, como son el PRI-PAN-PRD y Morena-PT y PVEM, enfrentan en estos momentos molestias entre muchos de los militantes ante las posibilidad de imponer en ambas alianzas, un candidato que no sea el adecuado para lograr el triunfo en la jornada del 5 de junio de 2022.

Situación que prende un foco “amarillo de alerta” para todos aquellos que tomarán las decisiones finales. Recordemos que las precampañas a gobernador iniciarán el 02 de enero y concluirán el 10 de febrero del 2022.

En este sentido, no podemos perder de vista que desde la semana pasada al interior del tricolor algunos servidores públicos, militantes y simpatizantes, manifestaron su inconformidad a su presidente, Arturo Yáñez Cuéllar, por no generar a la fecha una reunión formal con todos los aspirantes a la gubernatura, lo que ha sido una falta de tacto político; que aún en estos momentos se puede resolver, sin embargo, el daño ya está hecho y ha provocado que se agite el avispero.

Algunos de ellos, como es el caso del diputado Luis Enrique Benítez Ojeda, quien también tiene aspiraciones legítimas de contender por la primera magistratura del estado, rechazó categóricamente la posibilidad de que sea Esteban Villegas Villarreal el candidato de la alianza “Va por Durango”.

Con su muy estilo peculiar, arremetió fuertemente contra quien en su momento se acercó a personajes de Morena y el Partido Verde para encontrar opciones para seguir con su proyecto a la gubernatura.

Estas acciones muchos aún no se las perdonan a Villegas Villarreal, a pesar de ser uno de los aspirantes más posicionados, junto a Lety Herrera Ale.

Algo similar sucedió en el Partido Acción Nacional, con la foto que difundieron Javier Castrellón y Héctor Flores Avalos donde aparecen juntos y hablando de unidad, como si fueran los únicos aspirantes a la gubernatura; por ello, el equipo de Jorge Alejandro Salum del Palacio inmediatamente salió a decir que pediría licencia para contener por este espacio.

En este sentido, el mensaje de Salum del Palacio fue claro, para poner un alto al diputado federal y al secretario general de Gobierno; para que se le tome en cuenta a pesar de sus complicaciones de salud que aún vive.

Sin embargo, este tipo de señalamientos se van ir incrementado a medida de que se acerque la fecha fatídica para dar a conocer al candidato oficial, lo cual se puede definir antes del 15 de diciembre por parte del PRI-PAN-PRD.

En el caso del Partido Renegación Nacional, la situación que se vive al interior es similar, ya que José Ramón Enríquez Herrera es el más posicionado dentro de los aspirantes, pero según actores políticos de Morena, tiene muchos aspectos negativos que no le ayudan.

Además, de que en algunos actos organizados por este partido y a los cuales acude el oftalmólogo de profesión, no asisten quienes encabezan el Comité Ejecutivo Estatal, lo que brinda un mensaje de rechazo a las aspiraciones del ex secretario de Salud en Durango.

Pero también, a quienes afirman que se quiere imponer a la enfermera de profesión y ex priista, Marina Vitela Rodríguez, como candidata a gobernadora; cuya fortaleza de manera natural la tiene en la Comarca Lagunera; sólo el tiempo dará la razón.

Ojalá que estas pugnas internas de los partidos políticos no cansen a los ciudadanos, quienes serán los encargados de brindar la confianza a cualquiera de los aspirantes en el proceso electoral.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 29 de noviembre de 2021

Acontecer Político

PRI-PAN y PRD trabajan en alianza de gobierno

Juvenal Rosales Flores

martes 23 de noviembre de 2021

Acontecer Político

Preocupa cifra histórica de suicidios

Juvenal Rosales Flores

lunes 08 de noviembre de 2021

Acontecer político

Más de 3 mil mdp para revocación de mandato

Juvenal Rosales Flores

lunes 01 de noviembre de 2021

Acontecer político

Movilidad en política

Juvenal Rosales Flores

Cargar Más