/ martes 29 de junio de 2021

Agenda legislativa

El próximo 31 de agosto se instalará la Legislatura 2021-2024, en cuya agenda legislativa concurrirán características especiales. Sin marginar a otras, tal vez la más relevante es que estará vinculada a dos gobernadores: el gobernador que se va y el que vendrá el 15 de septiembre de 2022.

Luego pues, en el primer año de su ejercicio, salvo iniciativas muy particulares y trascendentes de la nueva legislatura y/o de alguno de sus integrantes, esta tendrá como principales atribuciones la expedición de las leyes de ingresos y egresos de los tres poderes del Estado, con especial énfasis del Poder Ejecutivo, y de los 39 municipios de la entidad.

La segunda se centra en la experiencia legislativa (federal y estatal) de sus integrantes, la cual es la siguiente (por orden alfabético): Sandra Lilia Amaya Rosales, 3 años; Luis Enrique Benítez Ojeda, 8 años; Mario Alfonso Delgado Mendoza, 3 años; Alicia Guadalupe Gamboa Martínez, 6 años; Gabriela Hernández López, 3 años; Silvia Patricia Jiménez Delgado, 3 años; José Ricardo López Pescador, 6 años; Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez,17 años; y David Ramos Zepeda, 3 años.

Una tercera característica, sin duda alguna, es que, como ya se apuntó, el año próximo se renovará al titular del Poder Ejecutivo local, para lo cual, en primer término, habría que tener la certeza de que si la alianza opositora continuaría para contender en contra de Morena por la disputa por la gubernatura.

Si la respuesta es afirmativa, habría que dilucidar de cuál de los partidos aliados emergería el candidato de la alianza. Obviamente el PRD estaría fuera de la competencia, de tal suerte que el o la candidata sería una propuesta del PAN o del PRI.

Para decidir seguramente se tomarán en cuenta dos factores: el primero lo es que el actual gobernador fue postulado por el PAN, partido en el cual se infiere aún milita; el segundo consiste en que el partido de la alianza que obtuvo más votos y más triunfos electorales en las recientes elecciones locales, lo fue el PRI, por lo que se podría concluir que éste tendría la decisión de que el candidato o la candidata pertenecieren al mismo.

Por otra parte, habría que esperar si para la postulación de candidaturas, para Durango, de acuerdo con la equidad de género ya establecida por el INE, cuál sería el sexo al que pertenecería el candidato que deberá ser postulado.

En tal contexto selectivo, se podría visualizar que en la legislatura electa, en la bancada del PRI, por sus antecedentes y militancia, se podrían identificar a tres posibles precandidatos y a una candidata; por supuesto, sin pasar por alto que fuera de la legislatura, podría darse la candidatura a favor de un hombre o una mujer distintos a los aludidos: uno sería el aún diputado electo Esteban Alejandro Villegas Villarreal y la diputada electa por la vía plurinominal Yolanda de la Torre Valdez, quien cuenta en su palmarés el haber sido legisladora local y federal, y además, integrante del Congreso Constituyente que elaboró la Constitución Política vigente para la Ciudad de México.

Si bien es cierto que en un primer análisis el PRI tiene más y mejores perfiles para ser que el PAN, la decisión de la candidatura, si persistiera la alianza, dependería de los acuerdos consensuados a nivel nacional por las dirigencias de los tres partidos, para lo cual se habrá de partir del hecho siguiente: de los seis estados en los cuales habrá elecciones estatales, cuatro son gobernados por militantes del PAN (Durango, Aguascalientes, Tamaulipas y Quintana Roo) y dos por el PRI (Hidalgo y Oaxaca).

En su oportunidad se evaluará la próxima legislatura.

El próximo 31 de agosto se instalará la Legislatura 2021-2024, en cuya agenda legislativa concurrirán características especiales. Sin marginar a otras, tal vez la más relevante es que estará vinculada a dos gobernadores: el gobernador que se va y el que vendrá el 15 de septiembre de 2022.

Luego pues, en el primer año de su ejercicio, salvo iniciativas muy particulares y trascendentes de la nueva legislatura y/o de alguno de sus integrantes, esta tendrá como principales atribuciones la expedición de las leyes de ingresos y egresos de los tres poderes del Estado, con especial énfasis del Poder Ejecutivo, y de los 39 municipios de la entidad.

La segunda se centra en la experiencia legislativa (federal y estatal) de sus integrantes, la cual es la siguiente (por orden alfabético): Sandra Lilia Amaya Rosales, 3 años; Luis Enrique Benítez Ojeda, 8 años; Mario Alfonso Delgado Mendoza, 3 años; Alicia Guadalupe Gamboa Martínez, 6 años; Gabriela Hernández López, 3 años; Silvia Patricia Jiménez Delgado, 3 años; José Ricardo López Pescador, 6 años; Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez,17 años; y David Ramos Zepeda, 3 años.

Una tercera característica, sin duda alguna, es que, como ya se apuntó, el año próximo se renovará al titular del Poder Ejecutivo local, para lo cual, en primer término, habría que tener la certeza de que si la alianza opositora continuaría para contender en contra de Morena por la disputa por la gubernatura.

Si la respuesta es afirmativa, habría que dilucidar de cuál de los partidos aliados emergería el candidato de la alianza. Obviamente el PRD estaría fuera de la competencia, de tal suerte que el o la candidata sería una propuesta del PAN o del PRI.

Para decidir seguramente se tomarán en cuenta dos factores: el primero lo es que el actual gobernador fue postulado por el PAN, partido en el cual se infiere aún milita; el segundo consiste en que el partido de la alianza que obtuvo más votos y más triunfos electorales en las recientes elecciones locales, lo fue el PRI, por lo que se podría concluir que éste tendría la decisión de que el candidato o la candidata pertenecieren al mismo.

Por otra parte, habría que esperar si para la postulación de candidaturas, para Durango, de acuerdo con la equidad de género ya establecida por el INE, cuál sería el sexo al que pertenecería el candidato que deberá ser postulado.

En tal contexto selectivo, se podría visualizar que en la legislatura electa, en la bancada del PRI, por sus antecedentes y militancia, se podrían identificar a tres posibles precandidatos y a una candidata; por supuesto, sin pasar por alto que fuera de la legislatura, podría darse la candidatura a favor de un hombre o una mujer distintos a los aludidos: uno sería el aún diputado electo Esteban Alejandro Villegas Villarreal y la diputada electa por la vía plurinominal Yolanda de la Torre Valdez, quien cuenta en su palmarés el haber sido legisladora local y federal, y además, integrante del Congreso Constituyente que elaboró la Constitución Política vigente para la Ciudad de México.

Si bien es cierto que en un primer análisis el PRI tiene más y mejores perfiles para ser que el PAN, la decisión de la candidatura, si persistiera la alianza, dependería de los acuerdos consensuados a nivel nacional por las dirigencias de los tres partidos, para lo cual se habrá de partir del hecho siguiente: de los seis estados en los cuales habrá elecciones estatales, cuatro son gobernados por militantes del PAN (Durango, Aguascalientes, Tamaulipas y Quintana Roo) y dos por el PRI (Hidalgo y Oaxaca).

En su oportunidad se evaluará la próxima legislatura.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

La política es así

¿El regreso?

Juventino Rodarte Solís

martes 07 de septiembre de 2021

La política es así

Selección natural

Juventino Rodarte Solís

martes 03 de agosto de 2021

La política es así

Relevo generacional

Juventino Rodarte Solís

martes 27 de julio de 2021

La política es así

Al arte de gobernar

Juventino Rodarte Solís

martes 20 de julio de 2021

La política es así

Meritocracia

Juventino Rodarte Solís

martes 13 de julio de 2021

La política es así

La 4T, ¿dividida?

Juventino Rodarte Solís

Cargar Más