/ miércoles 6 de febrero de 2019

Columna liberal

Esos panistas ya no tuvieron remedio, se creen la divina garza porque a la hora de demostrar salen siempre con su domingo siete.



En reciente entrevista chayotera a Felipe Calderón se suelta su poca greña opinando y criticando al actual gobierno de que aquí anda mal en esto, que esto otro no es así y que él es el pipiri pau, que nada más como referencia en su gobierno estableció e imperó el estado de derecho mismo que hoy está ausente, según él. Interpretamos pues que en su desgobierno el derecho operaba así: Brandy? derecho. Wisky? derecho. Tequila? derecho. Mezcal? También derecho.

Y no se diga de Dn. Chente, bocón como siempre y criticando todo lo que hace o dice a quien siempre quiso deshacer y pulverizar. Hoy con motivo del Huachicoleo descalifica las acciones y sólo paró el Sr. Huachifox cuando le descubrieron dentro de los límites de su rancho una toma clandestina de hidrocarburos, limitándose sólo a decir que él no sabía nada, que ni cuenta, cuando en los tiempos de su mandato ya salían barcos con petróleo de contrabando rumbo al extranjero y no se diga de lo que hoy se está poniendo de manifiesto y que siempre existió, que muchas gasolineras vendían combustible robado de Pemex. Esos reaccionarios siempre navegarán bajo la bandera de la hipocresía.

Urge que los promotores de la cultura y el gobierno se preocupen por difundir los hechos que trasformaron este país y quiénes fueron los actores de dichas gestas, porque hoy gran parte de la ciudadanía sólo espera un puente para agarrarlo de pretexto para salir de asueto, sin imaginarse siquiera de lo tremendo de los acontecimientos de esas fechas memorables y de sus actores tanto magnos como modestos. Requerimos pues conocer nuestra historia para no volverla a repetir.

Llegó para quedarse el atraco de la CFE. Hace dos meses los recibos del pago de energía eléctrica llegaron elevados sin razón hasta en más de un cien por ciento.

Los empresarios luego luego pusieron el grito en el cielo, protestaron y exigieron rectificación y como son una fuerza organizada, pues el gobierno cedió. Los líderes sociales hicieron lo propio para beneficio de sus agremiados, pero al grueso de la ciudadanía, que se la coman los perros.

Siguen llegando los altos cobros y sin justificación, pues el consumo es el mismo y los cobros súper elevados. En esas oficinas de la paraestatal tienen la política de que “aquí pagas, si no te cortamos la luz”. O sea como los habitantes de Paracho, Michoacán, cuando Lázaro Cárdenas pasó por su poblado y atropelló un marrano y los pobladores le cerraron el paso a su vehículo y les dijeron: Es el general Lázaro Cárdenas, es tata Lázaro. Los de Paracho les respondieron, sí pues, pero aquí pagas puerca o chingas madre. Y tuvieron qué pagar de a gui gui.

Cuando tenemos los pelos, ¿o cómo se dice doctora Palencia? Recordarán ustedes que Peña Nieto meses antes de dejar la Presidencia dio la noticia de que iba a reforestar su gobierno un millón de hectáreas. Eso significó una buena lana. Obvio que no dijo dónde, especies, metas, costos ni nada.

Por supuesto que el recurso se asignó, pero no sé sabe si se aplicó correcta y puntualmente ni nada por el estilo. La entidad u organismo indicado para esas tareas es Conafor. Sin temor a equivocarnos, salvo que nos demuestren lo contario, es igualito como cuando el gobierno de Japón entregó al de México cuando Salinas de Gortari, la cantidad de cinco mil millones de dólares en calidad de préstamo a fondo perdido si se aplicaba a cuestiones de ecología y reforestación, es decir en favor del medio ambiente.

De la siembra de aquellos árboles fue puro cuento y la lana fue a parar a los bolsillos del insaciable Salinas de Gortari, teniendo como alcahuetes a los funcionarios de la Secretaría de Agricultura y Subsecretaría Forestal. ¿Pruebas? Se le pidió a Salinas nombres de predios, número der arbolitos y cantidades de dinero ejercidas por áreas, a lo cual se hizo el sordo y nunca respondió.

Así el programa de Peña Nieto, nadie sabe, nadie supo, nadie sabrá, pero Conafor se cuadró y dijo, sí jefecito, lo que usted diga y mande. Preguntamos, quién podrá supervisar los programas de esas marrullerías. Tienen contraloría interna, pero son empleados y les paga la misma dependencia, ¿entonces? Ojalá este gobierno ponga un alto también a tanta pillería en Conafor.

En nuestra última entrega citábamos equivocadamente al maestro Óscar Jiménez como director de la Biblioteca Pública Municipal, siendo que él sí es director, sí, pero de la Biblioteca Pública del Estado. Nuestras disculpas. En lo que sí no estábamos equivocados es en su gran disposición y espíritu de servicio, nuestro reconocimiento y agradecimientos, maestro.

Reconocemos públicamente también la entrega y entusiasmo que siempre ha puesto a sus actividades en bien de la sociedad la maestra Ofelia Casas de Arenas. Una activista en muchas áreas, especialmente en la cultura y las cuestiones ecológicas. Un abrazo maestra.

Deseamos al gran amigo Pedro Rocha y Sida la mejor de las suertes ahora que deja este quehacer de las letras impresas y las ideas e información llevadas hasta el hogar u oficinas de la sociedad durangueña, esto luego de una larga y fructífera trayectoria a lo largo de varias décadas.

Citamos como referencia que ya hace varios lustros en la calle Francisco I. Madero casi esquina con Negrete de esta ciudad capital, nos iniciamos como aprendices de reporteros conjuntamente con otros compañeros en el Diario de Durango que iniciaba ese medio la gran aventura bajo la dirección del inolvidable amigo Raymundo Milán. Nuestro modesto reconocimiento pues, luego de otros muchos de gran calado inclusive a nivel nacional que recibió él, afortunadamente en vida. Te vamos a extrañar Pedro, no lo dudes.

Esos panistas ya no tuvieron remedio, se creen la divina garza porque a la hora de demostrar salen siempre con su domingo siete.



En reciente entrevista chayotera a Felipe Calderón se suelta su poca greña opinando y criticando al actual gobierno de que aquí anda mal en esto, que esto otro no es así y que él es el pipiri pau, que nada más como referencia en su gobierno estableció e imperó el estado de derecho mismo que hoy está ausente, según él. Interpretamos pues que en su desgobierno el derecho operaba así: Brandy? derecho. Wisky? derecho. Tequila? derecho. Mezcal? También derecho.

Y no se diga de Dn. Chente, bocón como siempre y criticando todo lo que hace o dice a quien siempre quiso deshacer y pulverizar. Hoy con motivo del Huachicoleo descalifica las acciones y sólo paró el Sr. Huachifox cuando le descubrieron dentro de los límites de su rancho una toma clandestina de hidrocarburos, limitándose sólo a decir que él no sabía nada, que ni cuenta, cuando en los tiempos de su mandato ya salían barcos con petróleo de contrabando rumbo al extranjero y no se diga de lo que hoy se está poniendo de manifiesto y que siempre existió, que muchas gasolineras vendían combustible robado de Pemex. Esos reaccionarios siempre navegarán bajo la bandera de la hipocresía.

Urge que los promotores de la cultura y el gobierno se preocupen por difundir los hechos que trasformaron este país y quiénes fueron los actores de dichas gestas, porque hoy gran parte de la ciudadanía sólo espera un puente para agarrarlo de pretexto para salir de asueto, sin imaginarse siquiera de lo tremendo de los acontecimientos de esas fechas memorables y de sus actores tanto magnos como modestos. Requerimos pues conocer nuestra historia para no volverla a repetir.

Llegó para quedarse el atraco de la CFE. Hace dos meses los recibos del pago de energía eléctrica llegaron elevados sin razón hasta en más de un cien por ciento.

Los empresarios luego luego pusieron el grito en el cielo, protestaron y exigieron rectificación y como son una fuerza organizada, pues el gobierno cedió. Los líderes sociales hicieron lo propio para beneficio de sus agremiados, pero al grueso de la ciudadanía, que se la coman los perros.

Siguen llegando los altos cobros y sin justificación, pues el consumo es el mismo y los cobros súper elevados. En esas oficinas de la paraestatal tienen la política de que “aquí pagas, si no te cortamos la luz”. O sea como los habitantes de Paracho, Michoacán, cuando Lázaro Cárdenas pasó por su poblado y atropelló un marrano y los pobladores le cerraron el paso a su vehículo y les dijeron: Es el general Lázaro Cárdenas, es tata Lázaro. Los de Paracho les respondieron, sí pues, pero aquí pagas puerca o chingas madre. Y tuvieron qué pagar de a gui gui.

Cuando tenemos los pelos, ¿o cómo se dice doctora Palencia? Recordarán ustedes que Peña Nieto meses antes de dejar la Presidencia dio la noticia de que iba a reforestar su gobierno un millón de hectáreas. Eso significó una buena lana. Obvio que no dijo dónde, especies, metas, costos ni nada.

Por supuesto que el recurso se asignó, pero no sé sabe si se aplicó correcta y puntualmente ni nada por el estilo. La entidad u organismo indicado para esas tareas es Conafor. Sin temor a equivocarnos, salvo que nos demuestren lo contario, es igualito como cuando el gobierno de Japón entregó al de México cuando Salinas de Gortari, la cantidad de cinco mil millones de dólares en calidad de préstamo a fondo perdido si se aplicaba a cuestiones de ecología y reforestación, es decir en favor del medio ambiente.

De la siembra de aquellos árboles fue puro cuento y la lana fue a parar a los bolsillos del insaciable Salinas de Gortari, teniendo como alcahuetes a los funcionarios de la Secretaría de Agricultura y Subsecretaría Forestal. ¿Pruebas? Se le pidió a Salinas nombres de predios, número der arbolitos y cantidades de dinero ejercidas por áreas, a lo cual se hizo el sordo y nunca respondió.

Así el programa de Peña Nieto, nadie sabe, nadie supo, nadie sabrá, pero Conafor se cuadró y dijo, sí jefecito, lo que usted diga y mande. Preguntamos, quién podrá supervisar los programas de esas marrullerías. Tienen contraloría interna, pero son empleados y les paga la misma dependencia, ¿entonces? Ojalá este gobierno ponga un alto también a tanta pillería en Conafor.

En nuestra última entrega citábamos equivocadamente al maestro Óscar Jiménez como director de la Biblioteca Pública Municipal, siendo que él sí es director, sí, pero de la Biblioteca Pública del Estado. Nuestras disculpas. En lo que sí no estábamos equivocados es en su gran disposición y espíritu de servicio, nuestro reconocimiento y agradecimientos, maestro.

Reconocemos públicamente también la entrega y entusiasmo que siempre ha puesto a sus actividades en bien de la sociedad la maestra Ofelia Casas de Arenas. Una activista en muchas áreas, especialmente en la cultura y las cuestiones ecológicas. Un abrazo maestra.

Deseamos al gran amigo Pedro Rocha y Sida la mejor de las suertes ahora que deja este quehacer de las letras impresas y las ideas e información llevadas hasta el hogar u oficinas de la sociedad durangueña, esto luego de una larga y fructífera trayectoria a lo largo de varias décadas.

Citamos como referencia que ya hace varios lustros en la calle Francisco I. Madero casi esquina con Negrete de esta ciudad capital, nos iniciamos como aprendices de reporteros conjuntamente con otros compañeros en el Diario de Durango que iniciaba ese medio la gran aventura bajo la dirección del inolvidable amigo Raymundo Milán. Nuestro modesto reconocimiento pues, luego de otros muchos de gran calado inclusive a nivel nacional que recibió él, afortunadamente en vida. Te vamos a extrañar Pedro, no lo dudes.

miércoles 17 de abril de 2019

Columna Liberal

miércoles 10 de abril de 2019

Columna Liberal

miércoles 03 de abril de 2019

Columna Liberal

miércoles 27 de marzo de 2019

Columna Liberal

miércoles 20 de marzo de 2019

Columna Liberal

miércoles 13 de marzo de 2019

Columna Liberal

miércoles 06 de marzo de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 27 de febrero de 2019

Columna liberal

miércoles 20 de febrero de 2019

Columna liberal

miércoles 13 de febrero de 2019

Columna liberal

Cargar Más