/ jueves 30 de mayo de 2019

Columna Liberal

El honor de estar en la cuna del imperio purépecha

A quien esté impregnado por el halo de la historia de la nación y donde aún se respiran las sacudidas que fueron necesarias para conformar el México actual, no por eso transitamos despreocupados o confiados por las diferentes regiones del país.

Pues luego de estar en la ciudad regia que por ser altamente industrializada y progresista donde se presupone existe una policía con alto rango de preparación, aún así se vive una violencia inusitada; mas recientemente viajamos a la perla tapatía y la cosa está peor y por tanto da miedo salir a las calles para no ser confundidos con los del bando del CJNG o bien de los Viagras.

Pero el objetivo final era estar en la ciudad de Zacapu en el no menos violento estado de Michoacán, donde a la entrada se lee “Bienvenidos a la Cuna del Imperio Purépecha” y donde se respira un aire provinciano más que el de esta ciudad de Durango y como somos muy fisgones u observadores, les platicamos que sus ciudadanos no son obesos como por lo general somos en esta capital del estado, ¿la razón? No hay puestos de hamburguesas, hot dogs, burritos, quesadillas con tortillas de harina, gorditas y demás comida chatarra y alimentos de origen transgénico y su sodota.

El caso es que acudimos a una reunión a la cual habíamos sido convocados con motivo de celebrar un hecho que tiene qué ver con quinientos años de supervivencia de una agrupación que tiene qué ver con los ideales que llegó a reactivar el visionario general Lázaro Cárdenas del Río en favor de la población de escasos recursos de esta nación. No podemos platicarles más, sino decirles que en ella participaron “Hombres Libres y de Buenas Costumbres” quienes tomaron la estafeta del honor con que el imperio purépecha defendió la soberanía ante la invasión de los ibéricos y sin que los conquistadores pudieran someter a los tarascos.

La pregunta obligada para nosotros es, cuál es el tipo de karma que estamos viviendo y pagando y conste que es un karma grupal porque esta violencia que estamos soportando todos y decir todos incluye gente que en su manera de ser personal y social son personas de buenas costumbres, buena conducta, propositivas y de forma honesta de vivir, pero que tal vez en otra existencia cometieron excesos y hoy se dan las de al revés. Lo cierto es que anhelamos que esto pronto termine.

Quisimos traernos algo legendario de aquel lugar aparte de las atenciones de las que fuimos objeto y es una oración de nuestros ancestros michoacanos y que con gusto compartimos con ustedes y es la siguiente: Proverbio Indígena. “Todo en la tierra tiene un propósito: Cada hierba puede curar una enfermedad, cada persona tiene una misión qué cumplir. Todo tiene una razón para existir”. Por cómo nos conocen a través de nuestras entregas nuestros escasos lectores estarán pensando que qué cambiaditos regresamos, ¿verdad?

Afortunadamente en Durango no está tan desatada la violencia y es uno de los lugares donde se respira tranquilidad, claro, con sus prietitos en el arroz. Esa aparente calma en que vivimos tiene una razón de ser, pero nos está vedado hablar sobre ella, pero lo que sí podemos hacer es darle las gracias a quienes lo hacen posible, incluyendo al Gobierno del Estado.

Por esta ocasión es todo lo que les podemos aportar en esta modesta colaboración, esperando que la próxima contienda electoral del fin de semana no se vea empañada con hechos lamentables y deseando además que el candidato ganador sea el mejor y que merezca nuestro municipio.

El honor de estar en la cuna del imperio purépecha

A quien esté impregnado por el halo de la historia de la nación y donde aún se respiran las sacudidas que fueron necesarias para conformar el México actual, no por eso transitamos despreocupados o confiados por las diferentes regiones del país.

Pues luego de estar en la ciudad regia que por ser altamente industrializada y progresista donde se presupone existe una policía con alto rango de preparación, aún así se vive una violencia inusitada; mas recientemente viajamos a la perla tapatía y la cosa está peor y por tanto da miedo salir a las calles para no ser confundidos con los del bando del CJNG o bien de los Viagras.

Pero el objetivo final era estar en la ciudad de Zacapu en el no menos violento estado de Michoacán, donde a la entrada se lee “Bienvenidos a la Cuna del Imperio Purépecha” y donde se respira un aire provinciano más que el de esta ciudad de Durango y como somos muy fisgones u observadores, les platicamos que sus ciudadanos no son obesos como por lo general somos en esta capital del estado, ¿la razón? No hay puestos de hamburguesas, hot dogs, burritos, quesadillas con tortillas de harina, gorditas y demás comida chatarra y alimentos de origen transgénico y su sodota.

El caso es que acudimos a una reunión a la cual habíamos sido convocados con motivo de celebrar un hecho que tiene qué ver con quinientos años de supervivencia de una agrupación que tiene qué ver con los ideales que llegó a reactivar el visionario general Lázaro Cárdenas del Río en favor de la población de escasos recursos de esta nación. No podemos platicarles más, sino decirles que en ella participaron “Hombres Libres y de Buenas Costumbres” quienes tomaron la estafeta del honor con que el imperio purépecha defendió la soberanía ante la invasión de los ibéricos y sin que los conquistadores pudieran someter a los tarascos.

La pregunta obligada para nosotros es, cuál es el tipo de karma que estamos viviendo y pagando y conste que es un karma grupal porque esta violencia que estamos soportando todos y decir todos incluye gente que en su manera de ser personal y social son personas de buenas costumbres, buena conducta, propositivas y de forma honesta de vivir, pero que tal vez en otra existencia cometieron excesos y hoy se dan las de al revés. Lo cierto es que anhelamos que esto pronto termine.

Quisimos traernos algo legendario de aquel lugar aparte de las atenciones de las que fuimos objeto y es una oración de nuestros ancestros michoacanos y que con gusto compartimos con ustedes y es la siguiente: Proverbio Indígena. “Todo en la tierra tiene un propósito: Cada hierba puede curar una enfermedad, cada persona tiene una misión qué cumplir. Todo tiene una razón para existir”. Por cómo nos conocen a través de nuestras entregas nuestros escasos lectores estarán pensando que qué cambiaditos regresamos, ¿verdad?

Afortunadamente en Durango no está tan desatada la violencia y es uno de los lugares donde se respira tranquilidad, claro, con sus prietitos en el arroz. Esa aparente calma en que vivimos tiene una razón de ser, pero nos está vedado hablar sobre ella, pero lo que sí podemos hacer es darle las gracias a quienes lo hacen posible, incluyendo al Gobierno del Estado.

Por esta ocasión es todo lo que les podemos aportar en esta modesta colaboración, esperando que la próxima contienda electoral del fin de semana no se vea empañada con hechos lamentables y deseando además que el candidato ganador sea el mejor y que merezca nuestro municipio.

miércoles 11 de septiembre de 2019

Columna Liberal

miércoles 04 de septiembre de 2019

COLUMNA LIBERAL

jueves 29 de agosto de 2019

Columna Liberal

miércoles 21 de agosto de 2019

Columna Liberal

jueves 15 de agosto de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 07 de agosto de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 31 de julio de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 24 de julio de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 17 de julio de 2019

Columna Liberal

miércoles 10 de julio de 2019

COLUMNA LIBERAL

Cargar Más