/ jueves 26 de diciembre de 2019

COLUMNA LIBERAL

Beethoven y Mozart, bohemios y masones los 2

Hay quienes dicen que qué bueno que Beethoven se quedó sordo, porque antes de ese padecimiento era sólo músico, solamente eso, aunque muy virtuoso, pero ya una vez perdida la audición se dedicó a solamente componer y fue así que a centurias de su muerte se siguen escuchando sus composiciones para deleite de los amantes de ese bello arte.

No es un secreto que le gustaba la bohemia al igual que al gran Mozart, quien desde pequeño no sólo interpretaba bella música, sino que a temprana edad ya no sólo componía valiosas sinfonías, sino que dirigía orquestas sinfónicas y al igual que el primero, fueron ameritados masones los dos.

Por supuesto que dentro de esa orden iniciática ha habido excelsos músicos y creadores de música culta en todos los tiempos y en todos los lugares y sin ir muy lejos aquí tenemos a Ricardo Castro, Silvestre Revueltas, Antonio M. González, etc. A lo que queremos llegar es que en todos los campos de la actividad humana han existido masones que han contribuido al progreso y transformación que el espíritu nos reclama y por ello hasta en el terreno religioso encontramos excelsos miembros de esa corriente liberal que han sido papas, cardenales, obispos y curas.

Presentamos para ello y que no quepa duda una ferviente oración de un papa, documento que inclusive fue difundido a nivel mundial; nos estamos refiriendo a Juan XXIII, líder religioso progresista y de feliz memoria al igual que Paulo VI, masones los dos, no se diga de un sinnúmero de curas como Miguel Hidalgo, Mariano Matamoros, Morelos, Mariano Balleza y muchos etc. La oración reza así:

Señor y gran arquitecto: Nosotros nos humillamos a tus pies e invocamos tu perdón por la herejía en el curso de reconocer a nuestros hermanos masones a tus seguidores predilectos. Luchamos siempre contra el libre pensamiento, porque no habíamos comprendido que el primer deber de una religión, como afirmó el Concilio, consiste en reconocer hasta el derecho de no creer en Dios. Habíamos perseguido a todos aquellos que dentro de la propia iglesia habíanse distanciado del camino de la verdad, inscribiéndose en las logias, despreciando todas las injurias y amenazas.

Habíamos irreflexivamente acreditado que una señal de la santa cruz pudiese ser superior a los tres puntos formando una pirámide. Por todo esto nos apenamos Señor y con tu perdón te rogamos nos hagas sentir que un compás sobre un altar, puede significar tanto como nuestros viejos crucifijos. AMÉN.

Otro punto interesante, aparte de reconocer la grandeza y virtudes de los miembros de la masonería, es el de que es bien visto y hasta obligado ser agradecidos con los hombres que han sido brillantes y han contribuido al engrandecimiento de las instituciones y su patria en los diferentes tiempos y terrenos en los que les tocó actuar, por lo que y de manera personal me es necesario reconocer y agradecer a cuatro grandes personas que nos dispensaron su total y desinteresado apoyo, orientación y sobre todo amistad.

Ellos fueron Ángel Rodríguez Solórzano, Carlos Galindo Martínez, Ramiro Arrieta Herrera y un tío nuestro que nos obsequió una ocasión la siguiente frase “Para ti estoy a tu disposición las veinticuatro horas del día”, él era Braulio Meraz Nevárez.

Como en estas fechas se trata más bien de reposo, es por ello que en esta ocasión no profundizaremos en los temas que regularmente nos ocupan y hasta nos apasionan y ya entrando el año y si es que la brincamos nos encontraremos en este espacio y tal vez en la calle con quienes nos conocemos personalmente, por lo que de lo profundo de mi corazón deseo salud y parabienes a quienes les puedan llegar y como dice un conocido licenciado “y a los que no, pues no y a los que sí pues sí”.

Beethoven y Mozart, bohemios y masones los 2

Hay quienes dicen que qué bueno que Beethoven se quedó sordo, porque antes de ese padecimiento era sólo músico, solamente eso, aunque muy virtuoso, pero ya una vez perdida la audición se dedicó a solamente componer y fue así que a centurias de su muerte se siguen escuchando sus composiciones para deleite de los amantes de ese bello arte.

No es un secreto que le gustaba la bohemia al igual que al gran Mozart, quien desde pequeño no sólo interpretaba bella música, sino que a temprana edad ya no sólo componía valiosas sinfonías, sino que dirigía orquestas sinfónicas y al igual que el primero, fueron ameritados masones los dos.

Por supuesto que dentro de esa orden iniciática ha habido excelsos músicos y creadores de música culta en todos los tiempos y en todos los lugares y sin ir muy lejos aquí tenemos a Ricardo Castro, Silvestre Revueltas, Antonio M. González, etc. A lo que queremos llegar es que en todos los campos de la actividad humana han existido masones que han contribuido al progreso y transformación que el espíritu nos reclama y por ello hasta en el terreno religioso encontramos excelsos miembros de esa corriente liberal que han sido papas, cardenales, obispos y curas.

Presentamos para ello y que no quepa duda una ferviente oración de un papa, documento que inclusive fue difundido a nivel mundial; nos estamos refiriendo a Juan XXIII, líder religioso progresista y de feliz memoria al igual que Paulo VI, masones los dos, no se diga de un sinnúmero de curas como Miguel Hidalgo, Mariano Matamoros, Morelos, Mariano Balleza y muchos etc. La oración reza así:

Señor y gran arquitecto: Nosotros nos humillamos a tus pies e invocamos tu perdón por la herejía en el curso de reconocer a nuestros hermanos masones a tus seguidores predilectos. Luchamos siempre contra el libre pensamiento, porque no habíamos comprendido que el primer deber de una religión, como afirmó el Concilio, consiste en reconocer hasta el derecho de no creer en Dios. Habíamos perseguido a todos aquellos que dentro de la propia iglesia habíanse distanciado del camino de la verdad, inscribiéndose en las logias, despreciando todas las injurias y amenazas.

Habíamos irreflexivamente acreditado que una señal de la santa cruz pudiese ser superior a los tres puntos formando una pirámide. Por todo esto nos apenamos Señor y con tu perdón te rogamos nos hagas sentir que un compás sobre un altar, puede significar tanto como nuestros viejos crucifijos. AMÉN.

Otro punto interesante, aparte de reconocer la grandeza y virtudes de los miembros de la masonería, es el de que es bien visto y hasta obligado ser agradecidos con los hombres que han sido brillantes y han contribuido al engrandecimiento de las instituciones y su patria en los diferentes tiempos y terrenos en los que les tocó actuar, por lo que y de manera personal me es necesario reconocer y agradecer a cuatro grandes personas que nos dispensaron su total y desinteresado apoyo, orientación y sobre todo amistad.

Ellos fueron Ángel Rodríguez Solórzano, Carlos Galindo Martínez, Ramiro Arrieta Herrera y un tío nuestro que nos obsequió una ocasión la siguiente frase “Para ti estoy a tu disposición las veinticuatro horas del día”, él era Braulio Meraz Nevárez.

Como en estas fechas se trata más bien de reposo, es por ello que en esta ocasión no profundizaremos en los temas que regularmente nos ocupan y hasta nos apasionan y ya entrando el año y si es que la brincamos nos encontraremos en este espacio y tal vez en la calle con quienes nos conocemos personalmente, por lo que de lo profundo de mi corazón deseo salud y parabienes a quienes les puedan llegar y como dice un conocido licenciado “y a los que no, pues no y a los que sí pues sí”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 24 de septiembre de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

viernes 18 de septiembre de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

jueves 03 de septiembre de 2020

Columna liberal

De las logias masónicas de “los pies descalzos” a danzas de los chamanes

Sergio V M Sánchez

jueves 27 de agosto de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

jueves 13 de agosto de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

jueves 06 de agosto de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

miércoles 29 de julio de 2020

Columna liberal

Hablemos de la Doctrina Estrada y dejemos en paz a las fieras empachadas

Sergio V M Sánchez

jueves 23 de julio de 2020

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

miércoles 15 de julio de 2020

Columna liberal

El buque fantasma de López Obrador

Sergio V M Sánchez

Cargar Más