/ miércoles 22 de enero de 2020

Columna liberal

Para el problema del saqueo forestal no hay cascabel posible, sólo gato retozón

Antes que nada, queremos ofrecer una disculpa por haber puesto una fecha equivocada respecto a la fundación de la Logia Francisco Zarco Nº 1 de esta ciudad capital, ya que por un error de dedo plasmamos como la fecha de su fundación el año de 1908, siendo el dato correcto 1912.

Agregaremos que a esa Benemérita logia han pertenecido valiosos masones como don Ramiro Arrieta, los hermanos Terrones Benítez, Silvestre Dorador, Máximo Gámiz, (padre), Bruno Martínez, general Lares Victoria y muchos más que luego narraremos sus valiosas hazañas. Hecha la aclaración obligada retomemos nuestro tema central.

Recientemente se dio información inclusive desde el interior de los círculos oficiales que tanto en de Durango como en el vecino Estado de Chihuahua se extraían volúmenes de madera de pino del doble de los autorizados. Desde luego que para quienes de alguna manera estamos conectados con esos temas, no fue ninguna novedad, ya que eso ha existido de siempre, la novedad sería que las autoridades a quienes se les tiene encomendada la tarea se propusieran ponerle el cascabel al gato.

Sabemos que esa práctica tiene tan profundas raíces que es algo más que imposible por más autoridades que existan para atenderlo, tanto locales como centrales y es que tienen más efecto los cañonazos de los que hablaba Obregón que todas las voluntades y cascabeles habidos y por haber, de tal suerte que de nada sirven las intenciones de la infantería cuando arremete la caballería por órdenes del alto mando y si no juzguen ustedes, por favor.

En un predio forestal allá por Santiago Papasquiaro, propiedad del mayor Braulio Meraz Nevárez (qepd), se le autorizó y extrajo un volumen de mil metros cúbicos de madera en rollo de pino, habiéndose extraído de contrabando varias cargas a bordo de vehículos hasta Durango. Comprobado el ilícito se sacó el resto de madera normalmente.

Pero de otro predio forestal adjunto propiedad también de don Braulio Meraz y con cargo al mismo permiso se taló igual cantidad de arbolado sin recibir él nada de dinero y ajeno a la trácala, pues él no estaba al pendiente, marcándose oficialmente el monte por un empleado autorizado oficialmente y extraída la madera con documentación oficial de transporte. El de infantería que quiso actuar correctamente, fue concentrado a oficinas centrales a ocupar la banca.

En el municipio de San Dimas en el predio “No te buigas”, propiedad de una viuda, se le taló su bosque con conocimiento y complicidad y autorización del director técnico forestal, (no el actual, el responsable, tarde, pero le llegó su castigo), ya que el volumen fue marcado y substraído con documentación oficial de transporte.

En el Estado de Chihuahua otro director técnico forestal elaboró un estudio forestal para un predio que no tenía absolutamente ningún pino y tramitó la documentación forestal oficial para sacar ese volumen de otro predio. Sólo que el delegado forestal enviado por el subsecretario forestal, León Jorge Castaños, para corregir la depredación de aquellos bosques, detectó el ilícito y destituyó al responsable. Ambos personajes hoy ya fallecidos, el delegado del estado de Hidalgo y el director forestal de Tepehuanes, Dgo.

Bueno, pero las cosas apenas iban empezando por que el subsecretario forestal León Jorge en su afán de querer limpiar el cochinero empezó a apretar las tuercas incluyendo a delegados forestales, directores técnicos y demás engranaje de la rapiña. Los dueños de los cañones empezaron a resentir en sus empresas y le reclamaron a los destinatarios de los cañonazos lo que condujo al cese de quien pudo haberle puesto el cascabel al gato. Y así siguen y seguirán las cosas; ¿SERMARNAT? ¿PROFEPA? ¿PROCURADURÍA AMBIENTAL? ¿SRNyMA?

Son solamente fuentes de empleo orquestadoras del saqueo. Se necesita que el de merito arriba dé la orden como cuando Díaz Ordaz se decidió y fue la PGR la encargada de proceder porque los que ya citamos estaban entrados y sólo estorbaban. ¿Y los ganones?, (léase los grandes depredadores del bosque que sueltan los cañonazos), Cuando sienten pasos en la azotea les tararean a los jefes esa canción de “Pero acuérdate, acuérdate, acuérdate” en referencia a la hazaña de León Jorge Castaños y todo queda tranquilizado, inclusive parte del equipo de ese valiente sufrió la transformación como el ingeniero. Cardoza Nevárez y gran parte de su equipo que les empezaron a agarrar el sabor a los billetes.

Basta recordar el saqueo de que fueron objeto los bosques de Santa María de Ocotán, donde nadie supo nada y se lavaban las manos pero se llenaban los bolsillos de billetes, empezando por el súper corrupto delegado de la Profepa de aquellos tiempos, un ingeniero de apellido Rodriguera y se actuó sólo porque un grupo de comuneros se inconformó, cerró los caminos y tuvo que venir personal desde México a dar fe del criminal saqueo. ¿Y qué pasó? y así podríamos seguir con esta triste historia de los bosques de Durango y el país en general.

Y casos como un incendio forestal, se contabilizó el arbolado 500m3 y ya apalabrados se le aumentó un cero al oficio o permiso y a extraer no 500m3 sino 5000m3 y no de arbolado quemado y mejor ya no le seguimos.

Y las autoridades municipales no cantan mal las rancheras, pues siempre que un pez gordo quiere tirar uno o varios árboles en vía pública que según ellos les estorban para instalar una plaza o un súper mercado, etc., pues luego luego se arreglan y cita la autoridad una y mil justificaciones, que los árboles están enfermos, que están plagados, que están decrépitos y lindezas por el estilo.

Por qué no se realiza una detallada inspección y recorrido por las áreas verdes de la ciudad y si los árboles están plagados pues a combatir la plaga, si están enfermos a curarlos, si están decrépitos, pero mientras tengan vida todo ser viviente merece respeto, no por eso se les extiende acta de defunción.

Lo incomprensible es que personas de ciertos estudios como los del Partido Verde y que han estado en puestos oficiales donde se toman decisiones encaminadas a la protección y conservación del medio ambiente, son los que ponen la nota discordante como un licenciado allá por el 2008, una licenciada de nombre Karla Zamora, quienes estuvieron al frente de la Dirección Municipal de Medio Ambiente, otra, Nora Loera de la Paz en Profepa que dejó muy amargo sabor de boca con sus pésimas actuaciones. ¿Bueno y que eso es andancia? Porque nos informan que también él actual director de Medio Ambiente Municipal se sumó ya al bando de los malos en esta materia.

Para el problema del saqueo forestal no hay cascabel posible, sólo gato retozón

Antes que nada, queremos ofrecer una disculpa por haber puesto una fecha equivocada respecto a la fundación de la Logia Francisco Zarco Nº 1 de esta ciudad capital, ya que por un error de dedo plasmamos como la fecha de su fundación el año de 1908, siendo el dato correcto 1912.

Agregaremos que a esa Benemérita logia han pertenecido valiosos masones como don Ramiro Arrieta, los hermanos Terrones Benítez, Silvestre Dorador, Máximo Gámiz, (padre), Bruno Martínez, general Lares Victoria y muchos más que luego narraremos sus valiosas hazañas. Hecha la aclaración obligada retomemos nuestro tema central.

Recientemente se dio información inclusive desde el interior de los círculos oficiales que tanto en de Durango como en el vecino Estado de Chihuahua se extraían volúmenes de madera de pino del doble de los autorizados. Desde luego que para quienes de alguna manera estamos conectados con esos temas, no fue ninguna novedad, ya que eso ha existido de siempre, la novedad sería que las autoridades a quienes se les tiene encomendada la tarea se propusieran ponerle el cascabel al gato.

Sabemos que esa práctica tiene tan profundas raíces que es algo más que imposible por más autoridades que existan para atenderlo, tanto locales como centrales y es que tienen más efecto los cañonazos de los que hablaba Obregón que todas las voluntades y cascabeles habidos y por haber, de tal suerte que de nada sirven las intenciones de la infantería cuando arremete la caballería por órdenes del alto mando y si no juzguen ustedes, por favor.

En un predio forestal allá por Santiago Papasquiaro, propiedad del mayor Braulio Meraz Nevárez (qepd), se le autorizó y extrajo un volumen de mil metros cúbicos de madera en rollo de pino, habiéndose extraído de contrabando varias cargas a bordo de vehículos hasta Durango. Comprobado el ilícito se sacó el resto de madera normalmente.

Pero de otro predio forestal adjunto propiedad también de don Braulio Meraz y con cargo al mismo permiso se taló igual cantidad de arbolado sin recibir él nada de dinero y ajeno a la trácala, pues él no estaba al pendiente, marcándose oficialmente el monte por un empleado autorizado oficialmente y extraída la madera con documentación oficial de transporte. El de infantería que quiso actuar correctamente, fue concentrado a oficinas centrales a ocupar la banca.

En el municipio de San Dimas en el predio “No te buigas”, propiedad de una viuda, se le taló su bosque con conocimiento y complicidad y autorización del director técnico forestal, (no el actual, el responsable, tarde, pero le llegó su castigo), ya que el volumen fue marcado y substraído con documentación oficial de transporte.

En el Estado de Chihuahua otro director técnico forestal elaboró un estudio forestal para un predio que no tenía absolutamente ningún pino y tramitó la documentación forestal oficial para sacar ese volumen de otro predio. Sólo que el delegado forestal enviado por el subsecretario forestal, León Jorge Castaños, para corregir la depredación de aquellos bosques, detectó el ilícito y destituyó al responsable. Ambos personajes hoy ya fallecidos, el delegado del estado de Hidalgo y el director forestal de Tepehuanes, Dgo.

Bueno, pero las cosas apenas iban empezando por que el subsecretario forestal León Jorge en su afán de querer limpiar el cochinero empezó a apretar las tuercas incluyendo a delegados forestales, directores técnicos y demás engranaje de la rapiña. Los dueños de los cañones empezaron a resentir en sus empresas y le reclamaron a los destinatarios de los cañonazos lo que condujo al cese de quien pudo haberle puesto el cascabel al gato. Y así siguen y seguirán las cosas; ¿SERMARNAT? ¿PROFEPA? ¿PROCURADURÍA AMBIENTAL? ¿SRNyMA?

Son solamente fuentes de empleo orquestadoras del saqueo. Se necesita que el de merito arriba dé la orden como cuando Díaz Ordaz se decidió y fue la PGR la encargada de proceder porque los que ya citamos estaban entrados y sólo estorbaban. ¿Y los ganones?, (léase los grandes depredadores del bosque que sueltan los cañonazos), Cuando sienten pasos en la azotea les tararean a los jefes esa canción de “Pero acuérdate, acuérdate, acuérdate” en referencia a la hazaña de León Jorge Castaños y todo queda tranquilizado, inclusive parte del equipo de ese valiente sufrió la transformación como el ingeniero. Cardoza Nevárez y gran parte de su equipo que les empezaron a agarrar el sabor a los billetes.

Basta recordar el saqueo de que fueron objeto los bosques de Santa María de Ocotán, donde nadie supo nada y se lavaban las manos pero se llenaban los bolsillos de billetes, empezando por el súper corrupto delegado de la Profepa de aquellos tiempos, un ingeniero de apellido Rodriguera y se actuó sólo porque un grupo de comuneros se inconformó, cerró los caminos y tuvo que venir personal desde México a dar fe del criminal saqueo. ¿Y qué pasó? y así podríamos seguir con esta triste historia de los bosques de Durango y el país en general.

Y casos como un incendio forestal, se contabilizó el arbolado 500m3 y ya apalabrados se le aumentó un cero al oficio o permiso y a extraer no 500m3 sino 5000m3 y no de arbolado quemado y mejor ya no le seguimos.

Y las autoridades municipales no cantan mal las rancheras, pues siempre que un pez gordo quiere tirar uno o varios árboles en vía pública que según ellos les estorban para instalar una plaza o un súper mercado, etc., pues luego luego se arreglan y cita la autoridad una y mil justificaciones, que los árboles están enfermos, que están plagados, que están decrépitos y lindezas por el estilo.

Por qué no se realiza una detallada inspección y recorrido por las áreas verdes de la ciudad y si los árboles están plagados pues a combatir la plaga, si están enfermos a curarlos, si están decrépitos, pero mientras tengan vida todo ser viviente merece respeto, no por eso se les extiende acta de defunción.

Lo incomprensible es que personas de ciertos estudios como los del Partido Verde y que han estado en puestos oficiales donde se toman decisiones encaminadas a la protección y conservación del medio ambiente, son los que ponen la nota discordante como un licenciado allá por el 2008, una licenciada de nombre Karla Zamora, quienes estuvieron al frente de la Dirección Municipal de Medio Ambiente, otra, Nora Loera de la Paz en Profepa que dejó muy amargo sabor de boca con sus pésimas actuaciones. ¿Bueno y que eso es andancia? Porque nos informan que también él actual director de Medio Ambiente Municipal se sumó ya al bando de los malos en esta materia.

miércoles 12 de febrero de 2020

Columna liberal

miércoles 05 de febrero de 2020

Columna Liberal

miércoles 29 de enero de 2020

Columna liberal

miércoles 22 de enero de 2020

Columna liberal

miércoles 15 de enero de 2020

Columna Liberal

miércoles 08 de enero de 2020

COLUMNA LIBERAL

jueves 02 de enero de 2020

Columna liberal

jueves 26 de diciembre de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 18 de diciembre de 2019

COLUMNA LIBERAL

miércoles 11 de diciembre de 2019

COLUMNA LIBERAL

Cargar Más