/ viernes 8 de mayo de 2020

Columna liberal

Diferencias entre masonería y liberalismo


Existe aún hoy en día la falsa concepción de que masonería es igual o lo mismo que liberalismo, por tal motivo trataremos de explicar la diferencia entre una y otra organización, porque algunos masones bisoños aun hoy en día no les ha quedado claro que digamos este tema y creen erróneamente que el quehacer del liberalismo está sujeto o dependiente de esa Orden Iniciática.




La masonería es una honorable institución cuyos miembros reconocen la existencia de un Ser Supremo al cual lo distinguen con el nombre de Gran Arquitecto del Universo, quien para otras religiones y sectas lo conocen como Dios, Brahama, Jehová, Alá, etc. también aceptan los masones la inmortalidad del alma y los diferentes planos espirituales superiores por los que deberá transitar el espíritu humano antes de reintegrarse a su destino final.


La nobleza del quehacer masónico es obra y consecuencia de principios, rituales y disciplinas que se basan en la práctica de la filantropía, humanismo y fraternidad, prácticas desarrolladas no sólo entre sus miembros, sino aplicadas hacia el exterior, es decir hacia la sociedad; por tanto los masones de todos los tiempos y de todas las naciones han pugnado por las libertades y derechos humanos de todos los seres, condenando y aboliendo de inicio el ejercicio de la esclavitud partiendo de los principios o lema observados mundialmente de “libertad, igualdad y fraternidad”, leyenda por la cual se identifican entre unos y otros.


Por otro lado, el liberalismo es la realización en los hechos de los principios masónicos y es ejercido por una o varias personas asociadas aunque de manera independiente de la masonería, pero como sus fines y quehacer están inspirados en los ideales de ella, es por ello que se dice que la masonería incuba al liberalismo, o sea que uno o varios liberales no están regidos o dependientes de esa prestigiada Orden Universal, aunque los miembros de ésta y como institución puedan desarrollar programas o proyectos dentro de la sociedad coadyuvando en la marcha y progreso de la humanidad.


Seremos más explícitos, varios masones puedan formar exteriormente un grupo liberal, pero se da también el caso de que otro grupo de personas que sin ser masones se constituyan y formen un agrupación liberal, por ejemplo, aquí en Durango hace más de 100 años se constituyó la prestigiada Logia Francisco Zarco Nº 1 y recientemente se conformó aquí mismo un gremio denominado “Asociación Liberal Francisco Zarco, A.C.” que aglutina personas que no pertenecen a la masonería y por tanto no tienen liga con ella y obvio no dependen de sus disposiciones, ni están sujetos a su obediencia, leyes y reglamentos.


Y es oportuno mencionar que esta asociación liberal está incursionando en varios aspectos dentro de la sociedad como es la cultura o actos filantrópicos como el que conjuntamente con el de Bases Magisteriales de Izquierda unieron esfuerzos y motivaron aparte de sus miembros a otras personas para reunir fondos y adquirir víveres para personas en situación de desventaja acentuada por la pandemia que vivimos.


Aunque no querían ellos que esto se diera a conocer, tenemos que hacerlo porque esa acción es de aplaudirse, ya que los maestros Silvino García, Castruita, Maclovio, etc., le echaron el resto para ejecutar esa noble acción que aunque no venga a resolver de fondo tan grande problema, sí queda de manifiesto su compromiso con los de abajo, actividad que nos informan la seguirán realizando. Felicidades maestros.


Dicho y aclarado lo anterior será entendible pues de que alguien sin ser masón pueda expresar u opinar sobre termas masónicos sin el permiso de la autoridad de esa institución al ejercer su derecho de libertad de prensa consagrada en México en nuestra Carta Magna como es el caso por ejemplo del escritor Jasper Ridley con su libro “Los masones, la sociedad secreta más poderosa de la tierra”, quien en su obra da cuenta del origen y labor de la masonería de todos los países donde esta opera, por ejemplo, describe que en Japón y después de la rendición de ese país en la Segunda Guerra Mundial, el General MacArthur miembro prominente de la masonería y como comandante en jefe norteamericano y gobernador en aquel país, ayudó en todo lo posible a los francmasones japoneses y permitió que los nativos se convirtieran en masones y que esa importante influencia sirvió de base para la trasformación de ese país y no se diga la amplia descripción que hace de las acciones de las logias masónicas de París y su enorme papel e influencia en la Revolución Francesa, sin soslayar por supuesto el caso de México.


Existen también masones que ejerciendo ese mismo derecho de la libertad de expresión han escrito volúmenes muy valiosos sobre estos temas sin tener que pedir permiso a las autoridades masónicas, como por ejemplo Jaime Ayala Ponce, grado 33 de la masonería, quien editó una muy valiosa colección de volúmenes en los que encontramos muy importante información sobre orígenes e historia de esta Orden, así como profundos conocimientos y prácticas sorprendentes.


Es el caso también de Serge Raynaud de la Ferriere, también grado 33 de la masonería y brillante maestro yogui, quien publicó una magnífica obra que comprende igualmente los orígenes, los diversos ritos en el mundo, profundos conocimientos y prácticas de la masonería, inclusive de los altos grados de los iniciados en esta Orden, y ya por último citaremos a Samael Aun Weor, masón, gnóstico y alquimista, quien publicó importantes libros sobre estos temas.


Por último y concluyendo, seremos muy claros y puntuales: Cualquier persona, llámese masón, liberal, comunicador o un simple ciudadano, puede hablar, escribir u opinar sobre la masonería ejerciendo su derecho constitucional de libre expresión y libertad de prensa. Lo que no se puede, menos en el caso de un masón, es que lo haga a nombre de, o en representación de la masonería, esta facultad es exclusiva y única de la autoridad masónica. En nuestra próxima entrega daremos continuidad a este interesante y apasionante tema.


Diferencias entre masonería y liberalismo


Existe aún hoy en día la falsa concepción de que masonería es igual o lo mismo que liberalismo, por tal motivo trataremos de explicar la diferencia entre una y otra organización, porque algunos masones bisoños aun hoy en día no les ha quedado claro que digamos este tema y creen erróneamente que el quehacer del liberalismo está sujeto o dependiente de esa Orden Iniciática.




La masonería es una honorable institución cuyos miembros reconocen la existencia de un Ser Supremo al cual lo distinguen con el nombre de Gran Arquitecto del Universo, quien para otras religiones y sectas lo conocen como Dios, Brahama, Jehová, Alá, etc. también aceptan los masones la inmortalidad del alma y los diferentes planos espirituales superiores por los que deberá transitar el espíritu humano antes de reintegrarse a su destino final.


La nobleza del quehacer masónico es obra y consecuencia de principios, rituales y disciplinas que se basan en la práctica de la filantropía, humanismo y fraternidad, prácticas desarrolladas no sólo entre sus miembros, sino aplicadas hacia el exterior, es decir hacia la sociedad; por tanto los masones de todos los tiempos y de todas las naciones han pugnado por las libertades y derechos humanos de todos los seres, condenando y aboliendo de inicio el ejercicio de la esclavitud partiendo de los principios o lema observados mundialmente de “libertad, igualdad y fraternidad”, leyenda por la cual se identifican entre unos y otros.


Por otro lado, el liberalismo es la realización en los hechos de los principios masónicos y es ejercido por una o varias personas asociadas aunque de manera independiente de la masonería, pero como sus fines y quehacer están inspirados en los ideales de ella, es por ello que se dice que la masonería incuba al liberalismo, o sea que uno o varios liberales no están regidos o dependientes de esa prestigiada Orden Universal, aunque los miembros de ésta y como institución puedan desarrollar programas o proyectos dentro de la sociedad coadyuvando en la marcha y progreso de la humanidad.


Seremos más explícitos, varios masones puedan formar exteriormente un grupo liberal, pero se da también el caso de que otro grupo de personas que sin ser masones se constituyan y formen un agrupación liberal, por ejemplo, aquí en Durango hace más de 100 años se constituyó la prestigiada Logia Francisco Zarco Nº 1 y recientemente se conformó aquí mismo un gremio denominado “Asociación Liberal Francisco Zarco, A.C.” que aglutina personas que no pertenecen a la masonería y por tanto no tienen liga con ella y obvio no dependen de sus disposiciones, ni están sujetos a su obediencia, leyes y reglamentos.


Y es oportuno mencionar que esta asociación liberal está incursionando en varios aspectos dentro de la sociedad como es la cultura o actos filantrópicos como el que conjuntamente con el de Bases Magisteriales de Izquierda unieron esfuerzos y motivaron aparte de sus miembros a otras personas para reunir fondos y adquirir víveres para personas en situación de desventaja acentuada por la pandemia que vivimos.


Aunque no querían ellos que esto se diera a conocer, tenemos que hacerlo porque esa acción es de aplaudirse, ya que los maestros Silvino García, Castruita, Maclovio, etc., le echaron el resto para ejecutar esa noble acción que aunque no venga a resolver de fondo tan grande problema, sí queda de manifiesto su compromiso con los de abajo, actividad que nos informan la seguirán realizando. Felicidades maestros.


Dicho y aclarado lo anterior será entendible pues de que alguien sin ser masón pueda expresar u opinar sobre termas masónicos sin el permiso de la autoridad de esa institución al ejercer su derecho de libertad de prensa consagrada en México en nuestra Carta Magna como es el caso por ejemplo del escritor Jasper Ridley con su libro “Los masones, la sociedad secreta más poderosa de la tierra”, quien en su obra da cuenta del origen y labor de la masonería de todos los países donde esta opera, por ejemplo, describe que en Japón y después de la rendición de ese país en la Segunda Guerra Mundial, el General MacArthur miembro prominente de la masonería y como comandante en jefe norteamericano y gobernador en aquel país, ayudó en todo lo posible a los francmasones japoneses y permitió que los nativos se convirtieran en masones y que esa importante influencia sirvió de base para la trasformación de ese país y no se diga la amplia descripción que hace de las acciones de las logias masónicas de París y su enorme papel e influencia en la Revolución Francesa, sin soslayar por supuesto el caso de México.


Existen también masones que ejerciendo ese mismo derecho de la libertad de expresión han escrito volúmenes muy valiosos sobre estos temas sin tener que pedir permiso a las autoridades masónicas, como por ejemplo Jaime Ayala Ponce, grado 33 de la masonería, quien editó una muy valiosa colección de volúmenes en los que encontramos muy importante información sobre orígenes e historia de esta Orden, así como profundos conocimientos y prácticas sorprendentes.


Es el caso también de Serge Raynaud de la Ferriere, también grado 33 de la masonería y brillante maestro yogui, quien publicó una magnífica obra que comprende igualmente los orígenes, los diversos ritos en el mundo, profundos conocimientos y prácticas de la masonería, inclusive de los altos grados de los iniciados en esta Orden, y ya por último citaremos a Samael Aun Weor, masón, gnóstico y alquimista, quien publicó importantes libros sobre estos temas.


Por último y concluyendo, seremos muy claros y puntuales: Cualquier persona, llámese masón, liberal, comunicador o un simple ciudadano, puede hablar, escribir u opinar sobre la masonería ejerciendo su derecho constitucional de libre expresión y libertad de prensa. Lo que no se puede, menos en el caso de un masón, es que lo haga a nombre de, o en representación de la masonería, esta facultad es exclusiva y única de la autoridad masónica. En nuestra próxima entrega daremos continuidad a este interesante y apasionante tema.


jueves 06 de agosto de 2020

Columna liberal

miércoles 29 de julio de 2020

Columna liberal

jueves 23 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 15 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 08 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 01 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 24 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 17 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 03 de junio de 2020

Columna liberal

viernes 29 de mayo de 2020

Columna liberal

Cargar Más