/ jueves 14 de enero de 2021

Comentarios constitucionales

Elecciones


Son varios los temas que ocuparán la atención en este año de 2021, entre otros, la pandemia y el proceso de vacunación, la economía y su recuperación, la inseguridad pública y el combate a la delincuencia, así como las elecciones y sus resultados.

Sobre este último tema tratará este artículo. En las elecciones de junio de este año, estarán en disputa 500 diputaciones federales, 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones locales, mil 923 alcaldías, 2 mil 60 sindicaturas, 14 mil 506 regidurías y 635 consejerías o presidencias comunitarias. Conviene resaltar que los partidos políticos y las coaliciones postularán a 39 mujeres para las gubernaturas, lo cual es un gran avance.

Algunos partidos políticos que son oposición al gobierno de la 4T presentaron en tiempo solicitud para formar una coalición con la que pretenden lograr el triunfo para que haya una nueva distribución del poder político en México, sobre todo para tener el control de la Cámara de Diputados para frenar algunas decisiones del presidente de la República y desde ahí influir en las políticas públicas.

Por su parte, quienes son afines al proyecto del titular del Poder Ejecutivo de la Unión, harán todo lo posible por triunfar y llevarlo a buen término para poder concretar la transformación de país que se prometió.

En ambos casos, serán muy importantes los resultados de las elecciones para posicionarse para la presidencial de 2024, pues quienes pretenden participar harán acto de presencia y desde hace tiempo se encuentran muy activos llevando agua a su molino y queriendo congraciarse con la ciudadanía.

En buena medida, dicha elección será una forma de evaluar los primeros años de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Los resultados que ha tenido se contrastarán con las promesas de campaña, por ejemplo, el combate a la corrupción y a la impunidad, gobernar con austeridad, entre otras. Pero, también, la ciudadanía tomará en cuenta los resultados sobre el manejo que se le ha dado a la pandemia, a la economía y al problema de la inseguridad pública.

Espero que las personas y los partidos políticos que participen, honren a la actividad política que lleven a cabo, que tengan en claro que las elecciones se deben realizar en un clima de civilidad política, que hay reglas que las rigen, que hay autoridades que las deben hacer valer y que hay valores y principios constitucionales que deben guiar su conducta.

Los oponentes en la contienda electoral tienen que entender que no son enemigos, que no se trata de destruirse entre sí, pero, por desgracia, vemos que sucede lo que Winston Churchill solía decir, en el sentido de que, si un conflicto se agudiza, “incluso el diablo resulta un aliado conveniente”.

Se debe tener como objetivo común el sacar adelante al país de las crisis por las que está atravesando y dejar de pensar en los intereses personales o de grupo, como comúnmente ha pasado.

Elecciones


Son varios los temas que ocuparán la atención en este año de 2021, entre otros, la pandemia y el proceso de vacunación, la economía y su recuperación, la inseguridad pública y el combate a la delincuencia, así como las elecciones y sus resultados.

Sobre este último tema tratará este artículo. En las elecciones de junio de este año, estarán en disputa 500 diputaciones federales, 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones locales, mil 923 alcaldías, 2 mil 60 sindicaturas, 14 mil 506 regidurías y 635 consejerías o presidencias comunitarias. Conviene resaltar que los partidos políticos y las coaliciones postularán a 39 mujeres para las gubernaturas, lo cual es un gran avance.

Algunos partidos políticos que son oposición al gobierno de la 4T presentaron en tiempo solicitud para formar una coalición con la que pretenden lograr el triunfo para que haya una nueva distribución del poder político en México, sobre todo para tener el control de la Cámara de Diputados para frenar algunas decisiones del presidente de la República y desde ahí influir en las políticas públicas.

Por su parte, quienes son afines al proyecto del titular del Poder Ejecutivo de la Unión, harán todo lo posible por triunfar y llevarlo a buen término para poder concretar la transformación de país que se prometió.

En ambos casos, serán muy importantes los resultados de las elecciones para posicionarse para la presidencial de 2024, pues quienes pretenden participar harán acto de presencia y desde hace tiempo se encuentran muy activos llevando agua a su molino y queriendo congraciarse con la ciudadanía.

En buena medida, dicha elección será una forma de evaluar los primeros años de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Los resultados que ha tenido se contrastarán con las promesas de campaña, por ejemplo, el combate a la corrupción y a la impunidad, gobernar con austeridad, entre otras. Pero, también, la ciudadanía tomará en cuenta los resultados sobre el manejo que se le ha dado a la pandemia, a la economía y al problema de la inseguridad pública.

Espero que las personas y los partidos políticos que participen, honren a la actividad política que lleven a cabo, que tengan en claro que las elecciones se deben realizar en un clima de civilidad política, que hay reglas que las rigen, que hay autoridades que las deben hacer valer y que hay valores y principios constitucionales que deben guiar su conducta.

Los oponentes en la contienda electoral tienen que entender que no son enemigos, que no se trata de destruirse entre sí, pero, por desgracia, vemos que sucede lo que Winston Churchill solía decir, en el sentido de que, si un conflicto se agudiza, “incluso el diablo resulta un aliado conveniente”.

Se debe tener como objetivo común el sacar adelante al país de las crisis por las que está atravesando y dejar de pensar en los intereses personales o de grupo, como comúnmente ha pasado.