/ viernes 27 de noviembre de 2020

¿Cómo llegó a Viena el penacho de Moctezuma?

Sin duda, el penacho de Moctezuma es un tema simbólico. ¿Cómo llegó a Viena? No está claro cómo llegó. No se puede legitimar ese saqueo histórico, debemos tener obsesión por nuestros rescates históricos.

Es un objeto de arte plumario del siglo XVI y se elaboró con plumas de cuatro especies de aves (quetzal, pájaro vaquero, espátula rosada y charlador turquesa) y más de 1,500 laminillas metálicas de oro, según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y se encuentra actualmente en el Museo de Etnología de Viena y ha estado fuera de nuestro país desde hace más de 500 años.

El Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, señala que hasta la fecha no se tiene certeza de cómo llegó a Europa. Tras examinar el estado físico del penacho, se llegó a la conclusión que no sería posible transportarlo porque su deterioro sería irreversible.

En 2011, el gobierno mexicano ofreció un intercambio temporal del penacho de Moctezuma a cambio de la carroza dorada del emperador Maximiliano de Habsburgo, que actualmente se exhibe en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec. Cabe mencionar que el buen amigo Víctor Montoya recientemente me envió la “Ópera Moctezuma” de Antonio Vivaldi, en realidad una gran obra, no tiene desperdicio.

La esposa del presidente López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller visitó al presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, en su gira por Europa con la intención de obtener piezas históricas y arqueológicas de México para ser exhibidas en nuestro país durante el Bicentenario de la Independencia (1821-2021). Beatriz Gutiérrez informó que el Gobierno de México y el de Austria firmaron un acuerdo de cooperación. “La Biblioteca Nacional de Austria posee un gran acervo sobre México como el Códice de Viena”, indicó, y que este convenio permitirá que todos los mexicanos conozcan el acervo digitalizado de esta importante biblioteca europea.

Una versión afirma que Moctezuma se lo había regalado a Hernán Cortés cuando tenían relaciones cordiales e intentaban establecer un lazo de respeto antes de la Conquista. Cortés se lo envió al rey Carlos I de España, el monarca era miembro de la familia Habsburgo, proveniente de Austria, lo que podría ser un factor importante para que el objeto se encuentre en ese país.

Un capítulo oscuro en nuestra historia es el referente al que Cristóbal Colón supervisó la venta de niñas nativas a la esclavitud sexual. Las niñas de 9 a 10 años de edad eran las más deseadas por sus hombres. En 1500, Colón escribió en su Diario: “Cien castillos son tan fáciles de conseguir para una mujer como para una granja, y esto es muy general y hay muchos traficantes que buscan niñas; las nueve a diez años están ahora en demanda”.

Obligó a nuestros pacíficos nativos a trabajar en sus minas de oro hasta morir de agotamiento. La ley católica prohibía la esclavitud de los cristianos, pero Colón resolvió este problema, al negarse a bautizar a los nativos.

En su segundo viaje al Nuevo Mundo, Colón regresó más salvaje, trajo cañones y perros de ataque.. Si los esclavos trataban de escapar, Colón los quemaba vivos. Enviaba los perros de ataque para cazarlos. Si los españoles se quedaban sin carne para alimentar a los perros, los bebés arahuacos eran matados para comer. Colón fue el primer traficante de esclavos de las Américas. Cuando los esclavos nativos murieron, fueron reemplazados por esclavos negros. El hijo de Colón se convirtió en el primer comerciante de esclavos africano en 1505.

Uno de los hombres de Colón, Bartolomé de las Casas, estaba tan mortificado por las brutales atrocidades de Colón que dejó de trabajar para él y se convirtió en sacerdote y se dedicó a escribir los brutales asesinatos, inhumanidades y barbaridades de los españoles durante la conquista, y pasó el resto de su vida tratando de proteger a los indefensos nativos.

Sin duda, el penacho de Moctezuma es un tema simbólico. ¿Cómo llegó a Viena? No está claro cómo llegó. No se puede legitimar ese saqueo histórico, debemos tener obsesión por nuestros rescates históricos.

Es un objeto de arte plumario del siglo XVI y se elaboró con plumas de cuatro especies de aves (quetzal, pájaro vaquero, espátula rosada y charlador turquesa) y más de 1,500 laminillas metálicas de oro, según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y se encuentra actualmente en el Museo de Etnología de Viena y ha estado fuera de nuestro país desde hace más de 500 años.

El Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, señala que hasta la fecha no se tiene certeza de cómo llegó a Europa. Tras examinar el estado físico del penacho, se llegó a la conclusión que no sería posible transportarlo porque su deterioro sería irreversible.

En 2011, el gobierno mexicano ofreció un intercambio temporal del penacho de Moctezuma a cambio de la carroza dorada del emperador Maximiliano de Habsburgo, que actualmente se exhibe en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec. Cabe mencionar que el buen amigo Víctor Montoya recientemente me envió la “Ópera Moctezuma” de Antonio Vivaldi, en realidad una gran obra, no tiene desperdicio.

La esposa del presidente López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller visitó al presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, en su gira por Europa con la intención de obtener piezas históricas y arqueológicas de México para ser exhibidas en nuestro país durante el Bicentenario de la Independencia (1821-2021). Beatriz Gutiérrez informó que el Gobierno de México y el de Austria firmaron un acuerdo de cooperación. “La Biblioteca Nacional de Austria posee un gran acervo sobre México como el Códice de Viena”, indicó, y que este convenio permitirá que todos los mexicanos conozcan el acervo digitalizado de esta importante biblioteca europea.

Una versión afirma que Moctezuma se lo había regalado a Hernán Cortés cuando tenían relaciones cordiales e intentaban establecer un lazo de respeto antes de la Conquista. Cortés se lo envió al rey Carlos I de España, el monarca era miembro de la familia Habsburgo, proveniente de Austria, lo que podría ser un factor importante para que el objeto se encuentre en ese país.

Un capítulo oscuro en nuestra historia es el referente al que Cristóbal Colón supervisó la venta de niñas nativas a la esclavitud sexual. Las niñas de 9 a 10 años de edad eran las más deseadas por sus hombres. En 1500, Colón escribió en su Diario: “Cien castillos son tan fáciles de conseguir para una mujer como para una granja, y esto es muy general y hay muchos traficantes que buscan niñas; las nueve a diez años están ahora en demanda”.

Obligó a nuestros pacíficos nativos a trabajar en sus minas de oro hasta morir de agotamiento. La ley católica prohibía la esclavitud de los cristianos, pero Colón resolvió este problema, al negarse a bautizar a los nativos.

En su segundo viaje al Nuevo Mundo, Colón regresó más salvaje, trajo cañones y perros de ataque.. Si los esclavos trataban de escapar, Colón los quemaba vivos. Enviaba los perros de ataque para cazarlos. Si los españoles se quedaban sin carne para alimentar a los perros, los bebés arahuacos eran matados para comer. Colón fue el primer traficante de esclavos de las Américas. Cuando los esclavos nativos murieron, fueron reemplazados por esclavos negros. El hijo de Colón se convirtió en el primer comerciante de esclavos africano en 1505.

Uno de los hombres de Colón, Bartolomé de las Casas, estaba tan mortificado por las brutales atrocidades de Colón que dejó de trabajar para él y se convirtió en sacerdote y se dedicó a escribir los brutales asesinatos, inhumanidades y barbaridades de los españoles durante la conquista, y pasó el resto de su vida tratando de proteger a los indefensos nativos.