/ miércoles 5 de junio de 2019

Cumple tus propósitos

Un nuevo año ha comenzado y con él, los famosos propósitos para la nueva época que está por iniciar, y en este sentido, es sano tener metas que nos impulsen a esforzarnos cada día más en nuestras vidas para ser mejores.

Sin embargo, existen propósitos que simplemente no podremos cumplir, la base del éxito debe ser tener metas que sean realistas, además de tener un objetivo específico. Entonces deberemos incluir en la lista metas que se encuentren bien enfocadas, coloquemos como ejemplo un propósito muy común: ir al gimnasio. La honestidad en nuestros propósitos es fundamental, solo escribe algo que en verdad queramos lograr, no nos debemos dejar influenciar.

No es necesario comenzar el día primero de enero, sino tenerlo en consideración para ponerlo en práctica, porque debemos agregar detalles que nos hagan cumplir los propósitos, porque al dejar menos espacio para engañarnos a nosotros mismos, podemos cumplir con la meta.

Sin embargo, lo más importante es nuestra fuerza de voluntad que pareciera haber desaparecido por completo a mitad del año, por lo que es fundamental proponernos metas que realmente nos ayuden a tener un cambio positivo en nuestras vidas, solo de esta manera tendremos mayores posibilidades de cumplir lo que nos hemos propuesto.

Cada año, casi 50% de los estadounidenses jura cambiar su comportamiento el 1 de enero, la resolución de bajar de peso, ser más organizado o enamorarse. La probabilidad más alga es que no van a tener éxito. Solo 8% logrará sus propósitos de año nuevo. Una cuarta parte se dará por vencido después de la primera semana.

Cuando la persona no puede cambiar sus hábitos, a menudo culpan a sus voluntades débiles, aunque muchos de nuestros comportamientos no son guiados por el autocontrol y los estudios muestran que las personas con altos niveles de autocontrol no están constantemente luchando contra la tentación, porque sería agotador luchar varias veces para controlar nuestras acciones para hacer lo correcto.

Aplicaciones en nuestros dispositivos prometen ayudarnos a cambiar nuestros hábitos mediante el seguimiento de nuestro comportamiento y algunos sitios web dicen que funcionan, pero la mayoría de las aplicaciones simplemente monitorean lo que estás haciendo, lo que no conduce necesariamente a un cambio de comportamiento.

La idea de que toma 21 días formar un nuevo hábito se repite con frecuencia en la actualidad, aunque en verdad, no hay un número mágico cuando se trata de establecer hábitos. Se crean lentamente a medida que las personas repiten comportamientos en un contexto estable.

La modificación de nuestro medio ambiente nos permite rehacer nuestro comportamiento, sin exceso de depender de la fuerza de voluntad, ya que los hábitos no deseados pueden ser interrumpidos por el cambio de las señales que los activan, como por ejemplo, la gente come menos alimentos poco saludables si elimina dulces en la oficina y si las tiendas colocan los aperitivos pocos saludables en la parte posterior de sus exhibidores. La alteración del entorno también puede configurar claves para promover comportamientos deseados.

Así, debemos considerar nuestros hábitos en este año para llegar a nuestras metas, nuestros propósitos realmente inician cuando decidimos comenzar a cambiar.

Un nuevo año ha comenzado y con él, los famosos propósitos para la nueva época que está por iniciar, y en este sentido, es sano tener metas que nos impulsen a esforzarnos cada día más en nuestras vidas para ser mejores.

Sin embargo, existen propósitos que simplemente no podremos cumplir, la base del éxito debe ser tener metas que sean realistas, además de tener un objetivo específico. Entonces deberemos incluir en la lista metas que se encuentren bien enfocadas, coloquemos como ejemplo un propósito muy común: ir al gimnasio. La honestidad en nuestros propósitos es fundamental, solo escribe algo que en verdad queramos lograr, no nos debemos dejar influenciar.

No es necesario comenzar el día primero de enero, sino tenerlo en consideración para ponerlo en práctica, porque debemos agregar detalles que nos hagan cumplir los propósitos, porque al dejar menos espacio para engañarnos a nosotros mismos, podemos cumplir con la meta.

Sin embargo, lo más importante es nuestra fuerza de voluntad que pareciera haber desaparecido por completo a mitad del año, por lo que es fundamental proponernos metas que realmente nos ayuden a tener un cambio positivo en nuestras vidas, solo de esta manera tendremos mayores posibilidades de cumplir lo que nos hemos propuesto.

Cada año, casi 50% de los estadounidenses jura cambiar su comportamiento el 1 de enero, la resolución de bajar de peso, ser más organizado o enamorarse. La probabilidad más alga es que no van a tener éxito. Solo 8% logrará sus propósitos de año nuevo. Una cuarta parte se dará por vencido después de la primera semana.

Cuando la persona no puede cambiar sus hábitos, a menudo culpan a sus voluntades débiles, aunque muchos de nuestros comportamientos no son guiados por el autocontrol y los estudios muestran que las personas con altos niveles de autocontrol no están constantemente luchando contra la tentación, porque sería agotador luchar varias veces para controlar nuestras acciones para hacer lo correcto.

Aplicaciones en nuestros dispositivos prometen ayudarnos a cambiar nuestros hábitos mediante el seguimiento de nuestro comportamiento y algunos sitios web dicen que funcionan, pero la mayoría de las aplicaciones simplemente monitorean lo que estás haciendo, lo que no conduce necesariamente a un cambio de comportamiento.

La idea de que toma 21 días formar un nuevo hábito se repite con frecuencia en la actualidad, aunque en verdad, no hay un número mágico cuando se trata de establecer hábitos. Se crean lentamente a medida que las personas repiten comportamientos en un contexto estable.

La modificación de nuestro medio ambiente nos permite rehacer nuestro comportamiento, sin exceso de depender de la fuerza de voluntad, ya que los hábitos no deseados pueden ser interrumpidos por el cambio de las señales que los activan, como por ejemplo, la gente come menos alimentos poco saludables si elimina dulces en la oficina y si las tiendas colocan los aperitivos pocos saludables en la parte posterior de sus exhibidores. La alteración del entorno también puede configurar claves para promover comportamientos deseados.

Así, debemos considerar nuestros hábitos en este año para llegar a nuestras metas, nuestros propósitos realmente inician cuando decidimos comenzar a cambiar.

miércoles 22 de enero de 2020

La apuesta electoral es la migración

miércoles 08 de enero de 2020

Naturaleza jurídica de los notarios

jueves 02 de enero de 2020

Bachir Bensaddek

jueves 26 de diciembre de 2019

Sentirse inferior

miércoles 18 de diciembre de 2019

2020, un año con panorama incierto

miércoles 04 de diciembre de 2019

Usa el tiempo de manera eficaz

miércoles 27 de noviembre de 2019

La flexibilidad, futuro del empleo

miércoles 20 de noviembre de 2019

Derecho a la lectura

Cargar Más