/ domingo 4 de abril de 2021

De cal y de arena

En esta ocasión, no se trata de las candidatas y candidatos de siempre. Nos referimos a la misma “guerra” de todas las campañas electorales: interponer recursos ante las instancias competentes por posibles violaciones a la ley electoral, los ataques y adjetivos verbales a los partidos, a las candidatas y candidatos. Como Mónico de Luna, de quien cuenta el corrido, fue el que la mecha encendió. Hugo Rosales Badillo, candidato al distrito II local, abrió fuego en contra de las alianzas PAN, PRI, PRD, de MORENA y el PT. Nadie puede decir que el candidato del partido de Elba Esther Gordillo no agarró piso parejo.

En esta ocasión, no se trata de las candidatas y candidatos de siempre. Nos referimos a la misma “guerra” de todas las campañas electorales: interponer recursos ante las instancias competentes por posibles violaciones a la ley electoral, los ataques y adjetivos verbales a los partidos, a las candidatas y candidatos. Como Mónico de Luna, de quien cuenta el corrido, fue el que la mecha encendió. Hugo Rosales Badillo, candidato al distrito II local, abrió fuego en contra de las alianzas PAN, PRI, PRD, de MORENA y el PT. Nadie puede decir que el candidato del partido de Elba Esther Gordillo no agarró piso parejo.

En lo que algunos llaman “guerra sucia”, aprovechando el viaje, el abogado Rosales Badillo, a las alianzas que hicieron estos partidos los llama “pandilleros” porque van juntos en contra de aquellos que, como su partido, eligieron ir solos en busca del poder, para de una vez por todas como dijo el clásico: “Durango hacia la grandeza”.

Hasta donde entendemos, el que manda en el partido Redes Sociales Progresistas tiene definida su estrategia de campaña: Denunciar ante los órganos jurisdiccionales cualquier violación a la LEGIPE y, desde luego, a las normas constitucionales tanto en el ámbito local como en el federal. Y por otro lado los ataques verbales, a los que él considera algo así como “Don Gato y su Pandilla”.

Llegar a un puesto de elección popular es cada vez más difícil. Quienes aspiran a representarnos en el Congreso Local y en la Cámara baja de San Lázaro se encontrarán a una sociedad duranguense cada vez más politizada, más informada, y sobre todo que no cae en las trampas de las mentiras, la retórica y demagogia electoral. Ni candidatas ni candidatos, del partido que sea, van en caballo de hacienda.

En el distrito II local, Ricardo Pacheco Rodríguez es el candidato de la alianza del PAN, PRI y PRD. De acuerdo a Hugo Rosales Badillo, Ricardo Pacheco sería un “pandillero” al que tendrá que vencer, por muy su amigo que sea. Tal vez Ricardo no sea un experto en derecho electoral, pero por su experiencia en campañas políticas, legislativas, conocimiento del terreno, el cetemista le lleva mil millas recorridas.

¿Quiénes serán los vencedores en esta campaña electoral, de los mismos de siempre con los desconocidos? Sin duda, la sociedad será el fiel de la balanza. ¿Estaremos ante el dilema de vale más malo por conocido que bueno por conocer? En este contexto, hay un común denominador: que Durango deje de ser “el Chiapas del norte”.

Los que aspiran a las diputaciones federales, aseguran que con la 4T desaparecieron los apoyos para Durango. Además, aseguran que llegando ellos, con su varita mágica resolverán todo en un segundo. Pero así ha sido siempre, durante las campañas parecen poetas prometiéndole a su amada el cielo y las estrellas con tal de llegar al poder. Eso no cambiará, pero eso sí, las campañas serán las mismas de siempre: entre conocidos y desconocidos.

En esta ocasión, no se trata de las candidatas y candidatos de siempre. Nos referimos a la misma “guerra” de todas las campañas electorales: interponer recursos ante las instancias competentes por posibles violaciones a la ley electoral, los ataques y adjetivos verbales a los partidos, a las candidatas y candidatos. Como Mónico de Luna, de quien cuenta el corrido, fue el que la mecha encendió. Hugo Rosales Badillo, candidato al distrito II local, abrió fuego en contra de las alianzas PAN, PRI, PRD, de MORENA y el PT. Nadie puede decir que el candidato del partido de Elba Esther Gordillo no agarró piso parejo.

En esta ocasión, no se trata de las candidatas y candidatos de siempre. Nos referimos a la misma “guerra” de todas las campañas electorales: interponer recursos ante las instancias competentes por posibles violaciones a la ley electoral, los ataques y adjetivos verbales a los partidos, a las candidatas y candidatos. Como Mónico de Luna, de quien cuenta el corrido, fue el que la mecha encendió. Hugo Rosales Badillo, candidato al distrito II local, abrió fuego en contra de las alianzas PAN, PRI, PRD, de MORENA y el PT. Nadie puede decir que el candidato del partido de Elba Esther Gordillo no agarró piso parejo.

En lo que algunos llaman “guerra sucia”, aprovechando el viaje, el abogado Rosales Badillo, a las alianzas que hicieron estos partidos los llama “pandilleros” porque van juntos en contra de aquellos que, como su partido, eligieron ir solos en busca del poder, para de una vez por todas como dijo el clásico: “Durango hacia la grandeza”.

Hasta donde entendemos, el que manda en el partido Redes Sociales Progresistas tiene definida su estrategia de campaña: Denunciar ante los órganos jurisdiccionales cualquier violación a la LEGIPE y, desde luego, a las normas constitucionales tanto en el ámbito local como en el federal. Y por otro lado los ataques verbales, a los que él considera algo así como “Don Gato y su Pandilla”.

Llegar a un puesto de elección popular es cada vez más difícil. Quienes aspiran a representarnos en el Congreso Local y en la Cámara baja de San Lázaro se encontrarán a una sociedad duranguense cada vez más politizada, más informada, y sobre todo que no cae en las trampas de las mentiras, la retórica y demagogia electoral. Ni candidatas ni candidatos, del partido que sea, van en caballo de hacienda.

En el distrito II local, Ricardo Pacheco Rodríguez es el candidato de la alianza del PAN, PRI y PRD. De acuerdo a Hugo Rosales Badillo, Ricardo Pacheco sería un “pandillero” al que tendrá que vencer, por muy su amigo que sea. Tal vez Ricardo no sea un experto en derecho electoral, pero por su experiencia en campañas políticas, legislativas, conocimiento del terreno, el cetemista le lleva mil millas recorridas.

¿Quiénes serán los vencedores en esta campaña electoral, de los mismos de siempre con los desconocidos? Sin duda, la sociedad será el fiel de la balanza. ¿Estaremos ante el dilema de vale más malo por conocido que bueno por conocer? En este contexto, hay un común denominador: que Durango deje de ser “el Chiapas del norte”.

Los que aspiran a las diputaciones federales, aseguran que con la 4T desaparecieron los apoyos para Durango. Además, aseguran que llegando ellos, con su varita mágica resolverán todo en un segundo. Pero así ha sido siempre, durante las campañas parecen poetas prometiéndole a su amada el cielo y las estrellas con tal de llegar al poder. Eso no cambiará, pero eso sí, las campañas serán las mismas de siempre: entre conocidos y desconocidos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 23 de abril de 2021

Ya era tiempo

Álvaro San Juan

viernes 16 de abril de 2021

Ni la vacuna se salva

Un conocido político duranguense, actualmente senador con licencia, ha dicho: “Todo es político, nada se politiza, sólo se partidiza”.

Álvaro San Juan

Cargar Más