/ martes 24 de noviembre de 2020

El Covid y la pobreza

Con más de un millón de contagios y más de 100 mil personas fallecidas según las estadísticas oficiales de la Secretaría de Salud, (que como bien sabemos según diversas instituciones nacionales y extranjeras calculan en el triple o más del doble de estos números), los mexicanos seguimos esperando ver una estrategia para combatir esta pandemia de Covid de parte del gobierno.

Porque lo que se ha observado ya en casi un año desde que se conoció el primer caso en China y se vislumbraba ya la magnitud del problema, el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha estado desde el negacionismo hasta la inacción y pasando por una serie de mentiras, medias verdades o acciones que demuestran la gran ineptitud, arrogancia o francamente una serie de dichos cínicos, pero no una estrategia de Estado para este grave problema.

Hoy más de 100 mil hogares están enlutados por la pérdida de un integrante de esas familias y no sólo es eso, la pandemia ha afectado las actividades económicas y es muy posible que muchas de esas familias también han sido afectadas por ello, el escenario de una caída de la economía a -10% de su PIB, ha dejado miles de negocios cerrados con las consecuencias de pérdidas de empleos y por ello la reducción o definitivamente la pérdida de ingresos en miles de familias mexicanas que está llevando a millones de mexicanos a la pobreza laboral según lo ha informado esta semana pasada el Coneval.

Según el Coneval hay 2.77 millones de personas buscando empleo, 10.87 millones que lo han intentado varias veces desde hace ya bastante tiempo que ya ni lo buscan hoy sabedores de que no lo encontrarán, y otros 12.19 millones de mexicanos, sí tiene empleo pero es muy precario, en total 25.83 millones de mexicanos se mantienen en una pobreza laboral que es uno de los saldos que está dejando está pandemia.

Pero así como en el tema de la pandemia no hay un estrategia nacional un estrategia de Estado para combatirla, así sus consecuencias en el terreno de la economía no han encontrado una respuesta de parte del gobierno por una ceguera frente a las realidades derivado de esto, ya que el presupuesto no lo es en términos contracíclicos,vaya ni siquiera inercial, ya que es menor a lo que hoy se ejerce en este 2020, y el del próximo año continúa sin contemplar apoyos a los pequeños negocios o a las personas que han perdido su empleo, no fueron capaces los diputados de Morena y sus aliados de etiquetar de manera clara y transparente recursos para la compra de las vacunas contra el Covid-19 para cuando las haya, sólo están los dichos del presidente pero como sabemos de verdades en sus conferencias no está llena su historia, como la consultora SPIN de Luis Estrada lo documenta.


Hoy Mexico ocupa el cuarto lugar en el mundo en fallecimientos por Covid-19 pero en relación al tamaño de la población, los otros tres países tienen una mayor y por mucho población que son los casos de Estados Unidos, Brasil e India.

A la suma de las personas fallecidas por Covid-19, los mexicanos hoy vemos como resultado de esa pandemia acrecentarse la pobreza y por ello mismo la desigualdad social, pero no se ve la menor intención de parte del gobierno de emprender una ruta distinta a la que a la fecha a realizado.

El anuncio del secretario de Hacienda sobre lo dicho por el Fondo Monetario Internacional de que nuestro país cumple con los criterios para acceder a una línea de crédito hasta por 61 mil millones de dólares, puede ser un tanque de oxígeno para la economía nacional y para el combate a la pobreza, siempre y cuando no sea usado para las obras del presidente que como bien sabemos no se corresponden con la realidad ni la responsabilidad de lo que hoy vivimos.

Apoyar a los estados, municipios y generar inversión para generar empleo en las regiones, así como a los trabajadores que ha perdido su empleo o a los pequeños negocios sería lo correcto pues con ello se estaría verdaderamente combatiendo la pobreza en estos tiempos del Covid.

Con más de un millón de contagios y más de 100 mil personas fallecidas según las estadísticas oficiales de la Secretaría de Salud, (que como bien sabemos según diversas instituciones nacionales y extranjeras calculan en el triple o más del doble de estos números), los mexicanos seguimos esperando ver una estrategia para combatir esta pandemia de Covid de parte del gobierno.

Porque lo que se ha observado ya en casi un año desde que se conoció el primer caso en China y se vislumbraba ya la magnitud del problema, el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha estado desde el negacionismo hasta la inacción y pasando por una serie de mentiras, medias verdades o acciones que demuestran la gran ineptitud, arrogancia o francamente una serie de dichos cínicos, pero no una estrategia de Estado para este grave problema.

Hoy más de 100 mil hogares están enlutados por la pérdida de un integrante de esas familias y no sólo es eso, la pandemia ha afectado las actividades económicas y es muy posible que muchas de esas familias también han sido afectadas por ello, el escenario de una caída de la economía a -10% de su PIB, ha dejado miles de negocios cerrados con las consecuencias de pérdidas de empleos y por ello la reducción o definitivamente la pérdida de ingresos en miles de familias mexicanas que está llevando a millones de mexicanos a la pobreza laboral según lo ha informado esta semana pasada el Coneval.

Según el Coneval hay 2.77 millones de personas buscando empleo, 10.87 millones que lo han intentado varias veces desde hace ya bastante tiempo que ya ni lo buscan hoy sabedores de que no lo encontrarán, y otros 12.19 millones de mexicanos, sí tiene empleo pero es muy precario, en total 25.83 millones de mexicanos se mantienen en una pobreza laboral que es uno de los saldos que está dejando está pandemia.

Pero así como en el tema de la pandemia no hay un estrategia nacional un estrategia de Estado para combatirla, así sus consecuencias en el terreno de la economía no han encontrado una respuesta de parte del gobierno por una ceguera frente a las realidades derivado de esto, ya que el presupuesto no lo es en términos contracíclicos,vaya ni siquiera inercial, ya que es menor a lo que hoy se ejerce en este 2020, y el del próximo año continúa sin contemplar apoyos a los pequeños negocios o a las personas que han perdido su empleo, no fueron capaces los diputados de Morena y sus aliados de etiquetar de manera clara y transparente recursos para la compra de las vacunas contra el Covid-19 para cuando las haya, sólo están los dichos del presidente pero como sabemos de verdades en sus conferencias no está llena su historia, como la consultora SPIN de Luis Estrada lo documenta.


Hoy Mexico ocupa el cuarto lugar en el mundo en fallecimientos por Covid-19 pero en relación al tamaño de la población, los otros tres países tienen una mayor y por mucho población que son los casos de Estados Unidos, Brasil e India.

A la suma de las personas fallecidas por Covid-19, los mexicanos hoy vemos como resultado de esa pandemia acrecentarse la pobreza y por ello mismo la desigualdad social, pero no se ve la menor intención de parte del gobierno de emprender una ruta distinta a la que a la fecha a realizado.

El anuncio del secretario de Hacienda sobre lo dicho por el Fondo Monetario Internacional de que nuestro país cumple con los criterios para acceder a una línea de crédito hasta por 61 mil millones de dólares, puede ser un tanque de oxígeno para la economía nacional y para el combate a la pobreza, siempre y cuando no sea usado para las obras del presidente que como bien sabemos no se corresponden con la realidad ni la responsabilidad de lo que hoy vivimos.

Apoyar a los estados, municipios y generar inversión para generar empleo en las regiones, así como a los trabajadores que ha perdido su empleo o a los pequeños negocios sería lo correcto pues con ello se estaría verdaderamente combatiendo la pobreza en estos tiempos del Covid.