/ lunes 11 de marzo de 2019

El PAN y PRD por las viejas prácticas

En medio de una elección que tuvo matices cuestionados, con voces que se manifestaron contra debido a los métodos de elección interna, el panismo de la capital eligió a su candidato que contenderá en este proceso electoral.

SE IMPUSO SALUM EN ELECCIÓN PANISTA. Jorge Salum gana la candidatura a Claudia Hernández, quien con antelación había señalado “dados cargados” por la Presidencia estatal del PAN, de hecho interpuso denuncia por ser víctima de violencia por parte de Rómulo Campuzano, secretario general del PAN, así como un sinnúmero de señalamientos como el estar en contra de que la elección se llevase a cabo en la sede estatal del PAN, por las tenencias políticas de la dirigencia.

Claudia le dará la vuelta a la página, es una mujer de trabajo diario y talacha, seguramente su proyecto político no termina aquí, pero sin lugar a dudas es importante resaltar que no fue mínimo el porcentaje de apoyo que obtuvo: 46 por ciento habla de las simpatías que tiene a su favor. No es una derrota muy marcada. No hay duda que ese capital político interno que tiene es muy importante y que su gente será factor para inclinaciones de la balanza en próximas elecciones.

Jorge Salum se perfila como fuerte aspirante del Partido Acción Nacional al ser un panista popular entre las huestes albiazules. Sin embargo, aún quedan sembradas las dudas del porqué Antonio Ochoa, diputado local y con un amplio posicionamiento social, mediático y político declinó a su favor. Por parte del empresario Alfredo Herrera Deras ya estaba cantada su decisión. No obstante, de los tres mosqueteros sólo quedó uno y fue elegido con 708 votos a su favor contra 554 de Claudia Hernández.

EL PADRÓN DE MILITANTES. La duda está en porqué el Partido Acción Nacional nunca depuró su padrón de militantes o, mejor, lo incrementó. Tienen décadas que no han actualizado su lista de miembros y eso podría repercutir en futuras elecciones.

Si bien es cierto que en Durango el voto duro del PAN no ha sido un factor decisivo, no a comparación de un Partido Revolucionario Institucional que gozaba de sectores fuertes, organismos adheridos, líderes en colonias fieles a sus siglas tricolores que le aseguraban un voto fuerte, hoy el PAN, a casi tres años del cambio de gobierno del 2016, no ha crecido. Incluso, el padrón sigue favoreciendo a sólo a algunos.

Esto nos enfoca a ver el poco trabajo que el PAN ha hecho para crecer en lo interno, tener nuevos cuadros, ingresar más gente para robustecer su poder social, político y electoral. Es decir, ser un partido más plural.

¿QUÉ HA PASADO CON LOS PARTIDOS DEL CAMBIO? Muchos afirmábamos que con los cambios de administraciones estatal y municipal los partidos gobernantes iban a despegar, crecerían en popularidad y militantes, se fortalecerían a tal medida que en Durango serían bastiones de poder. No ha sido así. Basta ver cómo fueron totalmente vulnerables en las elecciones del 2018 por el halo lopezobradorista que aún goza Morena.

La falta de consensos internos, fidelidad, acuerdos con su gente y, sobre todo, la repetición de culturas políticas que siempre criticaron, aparecen hoy como una constante partidaria.

EL PRD CARENTE DE UNIDAD. Hoy, el mismo Partido de la Revolución Democrática vive un sentimiento igual. Este domingo se llevó a cabo un intento de Consejo Estatal avalado únicamente por el 11 por ciento de los integrantes, es decir, algunos miembros perredistas tomaron por asalto el control de la asamblea y efectuaron acuerdos.

En redes sociales hubo críticas hacia estas prácticas muy típicas del pasado no muy lejano donde los acuerdos eran tomados en base a ideas cupulares, dejando a un lado a un importante número de simpatizantes partidarios.

El PRD también pasa por un momento de crisis y, al igual que el PAN, tienen que erradicar aquellos viejos modos de hacer política.

Los enconos generados en el Partido del Sol Azteca tendrán repercusiones tarde o temprano, si no se establecen acuerdos, si se llevan a cabo decisiones unilaterales no dudemos que estos partidos tendrán puntos débiles torales que pondrán en duda su victoria en comicios venideros.

La elección efectuada en el PAN este fin de semana debe desembocar en acuerdos entre las dos corrientes que compitieron. Dos grupos panistas que representan las dos fuerzas políticas de gobierno actual y que se midieron este domingo.

Pero más allá, estos dos partidos ganadores de los triunfos electorales del 2016 necesitan eliminar viejas prácticas y abrirse más a la ciudadanía, requieren apretar fuertemente para enfilarse a la segunda mitad de un gobierno estatal que impulsaron hace tres años y a quien requieren mostrar una imagen competitiva, fuerte y unida, si es que quieren evitar otro cataclismo político como el del año pasado, por aquél tsunami.


@LaEraMediatica

En medio de una elección que tuvo matices cuestionados, con voces que se manifestaron contra debido a los métodos de elección interna, el panismo de la capital eligió a su candidato que contenderá en este proceso electoral.

SE IMPUSO SALUM EN ELECCIÓN PANISTA. Jorge Salum gana la candidatura a Claudia Hernández, quien con antelación había señalado “dados cargados” por la Presidencia estatal del PAN, de hecho interpuso denuncia por ser víctima de violencia por parte de Rómulo Campuzano, secretario general del PAN, así como un sinnúmero de señalamientos como el estar en contra de que la elección se llevase a cabo en la sede estatal del PAN, por las tenencias políticas de la dirigencia.

Claudia le dará la vuelta a la página, es una mujer de trabajo diario y talacha, seguramente su proyecto político no termina aquí, pero sin lugar a dudas es importante resaltar que no fue mínimo el porcentaje de apoyo que obtuvo: 46 por ciento habla de las simpatías que tiene a su favor. No es una derrota muy marcada. No hay duda que ese capital político interno que tiene es muy importante y que su gente será factor para inclinaciones de la balanza en próximas elecciones.

Jorge Salum se perfila como fuerte aspirante del Partido Acción Nacional al ser un panista popular entre las huestes albiazules. Sin embargo, aún quedan sembradas las dudas del porqué Antonio Ochoa, diputado local y con un amplio posicionamiento social, mediático y político declinó a su favor. Por parte del empresario Alfredo Herrera Deras ya estaba cantada su decisión. No obstante, de los tres mosqueteros sólo quedó uno y fue elegido con 708 votos a su favor contra 554 de Claudia Hernández.

EL PADRÓN DE MILITANTES. La duda está en porqué el Partido Acción Nacional nunca depuró su padrón de militantes o, mejor, lo incrementó. Tienen décadas que no han actualizado su lista de miembros y eso podría repercutir en futuras elecciones.

Si bien es cierto que en Durango el voto duro del PAN no ha sido un factor decisivo, no a comparación de un Partido Revolucionario Institucional que gozaba de sectores fuertes, organismos adheridos, líderes en colonias fieles a sus siglas tricolores que le aseguraban un voto fuerte, hoy el PAN, a casi tres años del cambio de gobierno del 2016, no ha crecido. Incluso, el padrón sigue favoreciendo a sólo a algunos.

Esto nos enfoca a ver el poco trabajo que el PAN ha hecho para crecer en lo interno, tener nuevos cuadros, ingresar más gente para robustecer su poder social, político y electoral. Es decir, ser un partido más plural.

¿QUÉ HA PASADO CON LOS PARTIDOS DEL CAMBIO? Muchos afirmábamos que con los cambios de administraciones estatal y municipal los partidos gobernantes iban a despegar, crecerían en popularidad y militantes, se fortalecerían a tal medida que en Durango serían bastiones de poder. No ha sido así. Basta ver cómo fueron totalmente vulnerables en las elecciones del 2018 por el halo lopezobradorista que aún goza Morena.

La falta de consensos internos, fidelidad, acuerdos con su gente y, sobre todo, la repetición de culturas políticas que siempre criticaron, aparecen hoy como una constante partidaria.

EL PRD CARENTE DE UNIDAD. Hoy, el mismo Partido de la Revolución Democrática vive un sentimiento igual. Este domingo se llevó a cabo un intento de Consejo Estatal avalado únicamente por el 11 por ciento de los integrantes, es decir, algunos miembros perredistas tomaron por asalto el control de la asamblea y efectuaron acuerdos.

En redes sociales hubo críticas hacia estas prácticas muy típicas del pasado no muy lejano donde los acuerdos eran tomados en base a ideas cupulares, dejando a un lado a un importante número de simpatizantes partidarios.

El PRD también pasa por un momento de crisis y, al igual que el PAN, tienen que erradicar aquellos viejos modos de hacer política.

Los enconos generados en el Partido del Sol Azteca tendrán repercusiones tarde o temprano, si no se establecen acuerdos, si se llevan a cabo decisiones unilaterales no dudemos que estos partidos tendrán puntos débiles torales que pondrán en duda su victoria en comicios venideros.

La elección efectuada en el PAN este fin de semana debe desembocar en acuerdos entre las dos corrientes que compitieron. Dos grupos panistas que representan las dos fuerzas políticas de gobierno actual y que se midieron este domingo.

Pero más allá, estos dos partidos ganadores de los triunfos electorales del 2016 necesitan eliminar viejas prácticas y abrirse más a la ciudadanía, requieren apretar fuertemente para enfilarse a la segunda mitad de un gobierno estatal que impulsaron hace tres años y a quien requieren mostrar una imagen competitiva, fuerte y unida, si es que quieren evitar otro cataclismo político como el del año pasado, por aquél tsunami.


@LaEraMediatica

miércoles 10 de julio de 2019

INDICADOR MEDIÁTICO

lunes 24 de junio de 2019

Indicador Mediático

martes 28 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 01 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 03 de abril de 2019

Indicador Mediático

lunes 25 de febrero de 2019

Indicador mediático

jueves 24 de enero de 2019

Indicador mediático

jueves 17 de enero de 2019

Indicador mediático

Cargar Más