/ lunes 8 de marzo de 2021

El PRI aporta candidatos; el PAN pondrá los votos

En la conformación de la planilla aliancista de candidatos a diputados locales por el principio de Mayoría Relativa, al PRI le resultó más funcional la coalición con el PAN y PRD, al llevarse realmente el mayor número de espacios, con la decepción de una paridad de género simulada, con apenas seis distritos ocupados por mujeres.

De acuerdo al análisis de los politólogos, solamente en dos de los 8 distritos que le correspondieron al PAN, sus candidatos pasan el filtro de “pureza blanquiazul”: Minka Hernández, en el 05 y Gerardo Galaviz en el 08.

En el 01, Alejandro Mojica Narváez, es calificado como “prianista”, al ser impulsado por el grupo que encabeza Leticia Herrera; en el distrito 07, con similar calificativo, es Joel Corral, con antecedentes en el PRI, y que ahora llega con el sello de Aispuro.

Como abanderada en el distrito 09, con sede en Mapimí, y que incluye el medio rural de Lerdo, va Anahí Regis, de reciente filiación panista, pero con raíces en el tricolor; Claudia Galán, otra “prianista”, es candidata en el distrito 10.

Con cabecera en Gómez Palacio, en el 12, el candidato es Manuel Ramos, con una mezcla de panismo con priismo, al ser medio hermano de Leticia Herrera. Y en los distritos 03, con Antonio Solís y 14, con David Ramos, el PRD completa la cuota. La indefinición persiste en el 15, donde el PRI enfrenta un conflicto de aspirantes “coucheados” por los diferentes grupos que deciden en el otrora partidazo.

En tal contexto, el PRI resultó ganón en la repartición de las candidaturas de la coalición, con notable influencia de parte de los grupos que lideran Ismael Hernández Deras, José Aispuro y Leticia Herrera. Se interpreta que el PRI aporta los candidatos, mientras que al PAN le corresponderá poner los votos.

En las candidaturas para diputados federales, solamente Gina Campuzano, que competirá en el distrito 04, es calificada como “panista pura”. En el 01, Francisco Castrellón Garza, tiene pasado priista. En el 02 va Rocío Rebollo y en el 03, el PRD le cedió el espacio a la priista Lourdes Martínez.

En lo que se refiere a las plurinominales para diputados federales, el PAN lleva a Juan Carlos Maturino, también con antecedentes priistas. Mientras que el PRI lo hace con Ismael Hernández Deras.

En pos de curules locales de Representación Proporcional, el grupo que encabeza Jorge Herrera Caldera, pretende recuperarse con Alicia Gamboa y Esteban Villegas; por el PAN, son Verónica Pérez y Fernando Rocha.

Sin embargo, otro de los riesgos que podría enfrentar la coalición, es el voto de castigo femenino que se gesta a nivel nacional en contra de partidos que no cumplan con la paridad de género, y los candidatos con antecedentes de agresión hacia las mujeres, en un movimiento que hoy se radicaliza, tendiente a que realmente haya respeto y equidad en el trato a las féminas en lo político, económico, educación, salud y seguridad.

En la conformación de la planilla aliancista de candidatos a diputados locales por el principio de Mayoría Relativa, al PRI le resultó más funcional la coalición con el PAN y PRD, al llevarse realmente el mayor número de espacios, con la decepción de una paridad de género simulada, con apenas seis distritos ocupados por mujeres.

De acuerdo al análisis de los politólogos, solamente en dos de los 8 distritos que le correspondieron al PAN, sus candidatos pasan el filtro de “pureza blanquiazul”: Minka Hernández, en el 05 y Gerardo Galaviz en el 08.

En el 01, Alejandro Mojica Narváez, es calificado como “prianista”, al ser impulsado por el grupo que encabeza Leticia Herrera; en el distrito 07, con similar calificativo, es Joel Corral, con antecedentes en el PRI, y que ahora llega con el sello de Aispuro.

Como abanderada en el distrito 09, con sede en Mapimí, y que incluye el medio rural de Lerdo, va Anahí Regis, de reciente filiación panista, pero con raíces en el tricolor; Claudia Galán, otra “prianista”, es candidata en el distrito 10.

Con cabecera en Gómez Palacio, en el 12, el candidato es Manuel Ramos, con una mezcla de panismo con priismo, al ser medio hermano de Leticia Herrera. Y en los distritos 03, con Antonio Solís y 14, con David Ramos, el PRD completa la cuota. La indefinición persiste en el 15, donde el PRI enfrenta un conflicto de aspirantes “coucheados” por los diferentes grupos que deciden en el otrora partidazo.

En tal contexto, el PRI resultó ganón en la repartición de las candidaturas de la coalición, con notable influencia de parte de los grupos que lideran Ismael Hernández Deras, José Aispuro y Leticia Herrera. Se interpreta que el PRI aporta los candidatos, mientras que al PAN le corresponderá poner los votos.

En las candidaturas para diputados federales, solamente Gina Campuzano, que competirá en el distrito 04, es calificada como “panista pura”. En el 01, Francisco Castrellón Garza, tiene pasado priista. En el 02 va Rocío Rebollo y en el 03, el PRD le cedió el espacio a la priista Lourdes Martínez.

En lo que se refiere a las plurinominales para diputados federales, el PAN lleva a Juan Carlos Maturino, también con antecedentes priistas. Mientras que el PRI lo hace con Ismael Hernández Deras.

En pos de curules locales de Representación Proporcional, el grupo que encabeza Jorge Herrera Caldera, pretende recuperarse con Alicia Gamboa y Esteban Villegas; por el PAN, son Verónica Pérez y Fernando Rocha.

Sin embargo, otro de los riesgos que podría enfrentar la coalición, es el voto de castigo femenino que se gesta a nivel nacional en contra de partidos que no cumplan con la paridad de género, y los candidatos con antecedentes de agresión hacia las mujeres, en un movimiento que hoy se radicaliza, tendiente a que realmente haya respeto y equidad en el trato a las féminas en lo político, económico, educación, salud y seguridad.