/ lunes 25 de octubre de 2021

El SNTE y los levanta manos

En este momento hay dos temas que, según mi visión, se están dando al mismo tiempo: Las triquiñuelas políticas del SNTE en algunos estados del noroeste del país y que aquí en el nuestro, no se notan por la efervecencia escandalosa de los levanta manos hacia la gubernatura.

Por premura del tiempo y la importancia de los hechos, he decidido abordar al mismo tiempo los dos temas, atenido al corto espacio y a la oportunidad semanal que, una vez transcurrida, se afloja la inspiración de quien escribe y se enfría en el ánimo de los lectores la mecha de quienes la encendieron.

Así que, por derecho de identidad iniciemos con los que conozco mosco y ya sé dónde viven. Los charritos del SNTE que ya están realizando las elecciones en algunos estados del norte y noroeste del país, para elegir a las nuevas dirigencias, donde pese a los lineamientos democráticos de la ley actual, se las siguen ingeniando bajo convocatorias amañadas, donde se da cobertura al voto directo secreto y universal, el cual no impactará en la planilla que los trabajadores prefieran, sino en la que ellos decidan.

Sin duda que en la vida sindical, los nuevos postulados democráticos son excelentes, pero su esencia criminalmente se tuerce, cuando se deja en manos de los piratas la oportunidad de llegar a buen puerto.

Cosa que nunca sucederá, ya que, al arbitrar éstos las elecciones, seguirán dándose el gusto de ofertarnos la misma gata, pero esta vez más revolcada. Y como el coloquio es bastante amplio, démosle vuelo a la hilacha, asegurando que a los lobos muertos de hambre les ratificaron el cargo de pastores, les bajaron la canasta al alcance de sus fauces, les abrieron la puerta de par en par y soltaron la perra que es muy brava y bastante cuzca.

Con este escenario, lo peor por venir se adelantó, y lo patético se desborda cuando los comités seccionales, grotescamente informan, no piden permiso a las autoridades educativas, sobre las inasistencias de los cientos de maestros que por sus pistolas ellos, envían a otros estados a que cometan delitos de mapachería, bajo las credenciales de “Activos Nacionales del SNTE”

Ante dichas evidencias las autoridades no han dado ninguna respuesta, sabedoras de que hacerse patos, es la señal subliminal de que autorizan, bajo la cautela del buen ladrón, que nunca deja huella, pero al final del camino les satisface hacer cuentas con aquellos que fingen no ser cómplices.

Ahora entremos a la segunda parte que concierne a aquellos que han levantado la mano para ser candidatos a gobernador. Señal que ya no sabemos a quién la dirigen; si a los ciudadanos, a los partidos o a los empresarios, porque hay que reconocer, que cuando menos en el PRIAN, son estos últimos los que parten y reparten el pastel.

Así que señores de las biografías conmovedoras, ya no le busquen ni se equivoquen, diríjanse a aquellos de los que alguna vez fueron sus peones y ahora son sus iguales, porque el ascenso de sus negocios se debió a la imitación que hicieron de esos ladrones, a los que no les perdieron pisada y aprendieron a cojear exactamente de la misma pata.

Los levanta manos del PRIAN, saben que el ajedrez político no tiene desperdicio, porque lanzarse a conquistar la corona del rey y no alcanzarla, su osadía es premiada con el puesto de peón, o más cruel todavía para aquellos que aspiran al puesto de canónigo y sólo hay vacante de perrero.

Esa es la fotografía que nos dejan ver algunos francotiradores del PRIAN, que deseosos de lograr su gracia, exhiben sus baños de pureza, los que a la ciudadanía no impactan, porque ya sabe que las aguas puras no son su fuerte, sino las negras, donde no solamente se bañan, sino que también pescan todo lo que el cieno suele producir.

Y ya montados en la barcaza de la ambición, todos entonan su cantaleta, iniciando con las ganosas que claman tiempos de gobernadora, los desangelados: “ya nos toca” y los despistados “servir a Durango”. Pero cuando el tono aumenta y vibra a coro batiente, repiten: “somos los mamíferos más feroces”.

En este momento hay dos temas que, según mi visión, se están dando al mismo tiempo: Las triquiñuelas políticas del SNTE en algunos estados del noroeste del país y que aquí en el nuestro, no se notan por la efervecencia escandalosa de los levanta manos hacia la gubernatura.

Por premura del tiempo y la importancia de los hechos, he decidido abordar al mismo tiempo los dos temas, atenido al corto espacio y a la oportunidad semanal que, una vez transcurrida, se afloja la inspiración de quien escribe y se enfría en el ánimo de los lectores la mecha de quienes la encendieron.

Así que, por derecho de identidad iniciemos con los que conozco mosco y ya sé dónde viven. Los charritos del SNTE que ya están realizando las elecciones en algunos estados del norte y noroeste del país, para elegir a las nuevas dirigencias, donde pese a los lineamientos democráticos de la ley actual, se las siguen ingeniando bajo convocatorias amañadas, donde se da cobertura al voto directo secreto y universal, el cual no impactará en la planilla que los trabajadores prefieran, sino en la que ellos decidan.

Sin duda que en la vida sindical, los nuevos postulados democráticos son excelentes, pero su esencia criminalmente se tuerce, cuando se deja en manos de los piratas la oportunidad de llegar a buen puerto.

Cosa que nunca sucederá, ya que, al arbitrar éstos las elecciones, seguirán dándose el gusto de ofertarnos la misma gata, pero esta vez más revolcada. Y como el coloquio es bastante amplio, démosle vuelo a la hilacha, asegurando que a los lobos muertos de hambre les ratificaron el cargo de pastores, les bajaron la canasta al alcance de sus fauces, les abrieron la puerta de par en par y soltaron la perra que es muy brava y bastante cuzca.

Con este escenario, lo peor por venir se adelantó, y lo patético se desborda cuando los comités seccionales, grotescamente informan, no piden permiso a las autoridades educativas, sobre las inasistencias de los cientos de maestros que por sus pistolas ellos, envían a otros estados a que cometan delitos de mapachería, bajo las credenciales de “Activos Nacionales del SNTE”

Ante dichas evidencias las autoridades no han dado ninguna respuesta, sabedoras de que hacerse patos, es la señal subliminal de que autorizan, bajo la cautela del buen ladrón, que nunca deja huella, pero al final del camino les satisface hacer cuentas con aquellos que fingen no ser cómplices.

Ahora entremos a la segunda parte que concierne a aquellos que han levantado la mano para ser candidatos a gobernador. Señal que ya no sabemos a quién la dirigen; si a los ciudadanos, a los partidos o a los empresarios, porque hay que reconocer, que cuando menos en el PRIAN, son estos últimos los que parten y reparten el pastel.

Así que señores de las biografías conmovedoras, ya no le busquen ni se equivoquen, diríjanse a aquellos de los que alguna vez fueron sus peones y ahora son sus iguales, porque el ascenso de sus negocios se debió a la imitación que hicieron de esos ladrones, a los que no les perdieron pisada y aprendieron a cojear exactamente de la misma pata.

Los levanta manos del PRIAN, saben que el ajedrez político no tiene desperdicio, porque lanzarse a conquistar la corona del rey y no alcanzarla, su osadía es premiada con el puesto de peón, o más cruel todavía para aquellos que aspiran al puesto de canónigo y sólo hay vacante de perrero.

Esa es la fotografía que nos dejan ver algunos francotiradores del PRIAN, que deseosos de lograr su gracia, exhiben sus baños de pureza, los que a la ciudadanía no impactan, porque ya sabe que las aguas puras no son su fuerte, sino las negras, donde no solamente se bañan, sino que también pescan todo lo que el cieno suele producir.

Y ya montados en la barcaza de la ambición, todos entonan su cantaleta, iniciando con las ganosas que claman tiempos de gobernadora, los desangelados: “ya nos toca” y los despistados “servir a Durango”. Pero cuando el tono aumenta y vibra a coro batiente, repiten: “somos los mamíferos más feroces”.