/ sábado 15 de enero de 2022

En cartera

Señala el difusor cultural, investigador y escritor, maestro Guillermo Marín, que la organización que creó denominada Educayotl AC, está dedicada a investigar, promover y difundir la memoria histórica y la identidad cultural de nuestra civilización madre, llamada Anáhuac.

Como origen del mal, Guillermo Marín señala el crimen de lesa humanidad, como lo es la invasión española a nuestro país sin motivo alguno, cómo se puede justificar que hombres armados, vayan a la otra mitad del mundo a robar, matar y destruir un pueblo y una civilización, el genocidio y el epistemicidio es el pecado original de la reciente civilización Occidental.

El hecho de que el Vaticano, los banqueros de Venecia y los reyes católicos de España, decidan iniciar una invasión a otro pueblo sin motivo alguno, para comenzar el despojo, la explotación de seres humanos, la depredación de sus recursos naturales a través de la violencia y el genocidio, explotando los minerales preciosos destruyendo las comunidades, contaminando la tierra y las aguas, tal como hasta ahora, corrompiendo a las autoridades y financiando a delincuentes que, camuflados como crimen organizado, defienden con violencia los intereses de las mineras.

El origen del mundo moderno es la violencia y el despojo. Así inició la colonización, después el capitalismo, la modernidad y ahora el neoliberalismo. Empezaron con el continente Abyanahuac, siguieron con África y Asia. Por eso es que la civilización occidental es una civilización de muerte. Lo que hoy llamamos México, es parte de una de las seis civilizaciones más antiguas de la humanidad, con diez mil años de existencia. Fue invadida hace cinco siglos, por la avaricia de hombres ricos y poderosos de Europa, no sólo llegaron a robar, despojar y asesinar, sino lo más importante, traían la misión de destruir la civilización invadida.

Los invasores representados por el Vaticano con “el permiso divino”, la corona española con el permiso real y los mercaderes europeos con el financiamiento, alentaron a las hordas de miserables que venían a robar y asesinar. Enviaron contingentes de fanáticos religiosos a destruir la sabiduría, acabar con la obra física e intelectual de los agredidos violentados. Ese es el punto, destruir una civilización desde sus cimientos, y sobre ella, construir, La Nueva España, negar la milenaria existencia de la civilización del Anáhuac. Pero no era cualquier civilización se tenía, por siglos, un sistema de educación pública, obligatorio y gratuito. Los logros científicos eran asombrosos, como la invención del más exacto calendario de la humanidad, la invención de la primera matriz de cálculo y el cero matemático.

En síntesis, una civilización con superiores avances en el siglo XVI en materia de alimentación, salud, educación y organización democrática, pero sobre todo, la noción de la vida y el bienestar comunitario, que cualquier reino de Europa en esos momentos. Esta es la verdadera razón de la invasión, la destrucción de una civilización superior. Los españoles satanizaron nuestro conocimiento, asesinaron a nuestros maestros y sabios, destruyeron nuestras escuelas y quemaron nuestros códices. Pero falsariamente argumentan que, los españoles invasores vinieron a poner paz, la verdadera religión, la civilización entre los salvajes. Llegan a tal exceso, que los vencedores escriben… “la visión de los vencidos”.

Necesario el reencuentro con nuestra madre cultura, nuestras raíces, no como hijos bastardos de la violación de la Malinche por Hernán Cortés, sino como hijos del amor entre Zazil Há, la doncella maya que se casó por la espiritualidad mayo en 1513, con el marino español que naufragó en las costas de Chetumal en 1511, por lo que formaron la primera pareja entre las dos civilizaciones y de ese matrimonio nacieron los tres primeros niños, del cual, ahora todos formamos parte, pero con la conciencia y la esencia de la cultura madre.

Señala el difusor cultural, investigador y escritor, maestro Guillermo Marín, que la organización que creó denominada Educayotl AC, está dedicada a investigar, promover y difundir la memoria histórica y la identidad cultural de nuestra civilización madre, llamada Anáhuac.

Como origen del mal, Guillermo Marín señala el crimen de lesa humanidad, como lo es la invasión española a nuestro país sin motivo alguno, cómo se puede justificar que hombres armados, vayan a la otra mitad del mundo a robar, matar y destruir un pueblo y una civilización, el genocidio y el epistemicidio es el pecado original de la reciente civilización Occidental.

El hecho de que el Vaticano, los banqueros de Venecia y los reyes católicos de España, decidan iniciar una invasión a otro pueblo sin motivo alguno, para comenzar el despojo, la explotación de seres humanos, la depredación de sus recursos naturales a través de la violencia y el genocidio, explotando los minerales preciosos destruyendo las comunidades, contaminando la tierra y las aguas, tal como hasta ahora, corrompiendo a las autoridades y financiando a delincuentes que, camuflados como crimen organizado, defienden con violencia los intereses de las mineras.

El origen del mundo moderno es la violencia y el despojo. Así inició la colonización, después el capitalismo, la modernidad y ahora el neoliberalismo. Empezaron con el continente Abyanahuac, siguieron con África y Asia. Por eso es que la civilización occidental es una civilización de muerte. Lo que hoy llamamos México, es parte de una de las seis civilizaciones más antiguas de la humanidad, con diez mil años de existencia. Fue invadida hace cinco siglos, por la avaricia de hombres ricos y poderosos de Europa, no sólo llegaron a robar, despojar y asesinar, sino lo más importante, traían la misión de destruir la civilización invadida.

Los invasores representados por el Vaticano con “el permiso divino”, la corona española con el permiso real y los mercaderes europeos con el financiamiento, alentaron a las hordas de miserables que venían a robar y asesinar. Enviaron contingentes de fanáticos religiosos a destruir la sabiduría, acabar con la obra física e intelectual de los agredidos violentados. Ese es el punto, destruir una civilización desde sus cimientos, y sobre ella, construir, La Nueva España, negar la milenaria existencia de la civilización del Anáhuac. Pero no era cualquier civilización se tenía, por siglos, un sistema de educación pública, obligatorio y gratuito. Los logros científicos eran asombrosos, como la invención del más exacto calendario de la humanidad, la invención de la primera matriz de cálculo y el cero matemático.

En síntesis, una civilización con superiores avances en el siglo XVI en materia de alimentación, salud, educación y organización democrática, pero sobre todo, la noción de la vida y el bienestar comunitario, que cualquier reino de Europa en esos momentos. Esta es la verdadera razón de la invasión, la destrucción de una civilización superior. Los españoles satanizaron nuestro conocimiento, asesinaron a nuestros maestros y sabios, destruyeron nuestras escuelas y quemaron nuestros códices. Pero falsariamente argumentan que, los españoles invasores vinieron a poner paz, la verdadera religión, la civilización entre los salvajes. Llegan a tal exceso, que los vencedores escriben… “la visión de los vencidos”.

Necesario el reencuentro con nuestra madre cultura, nuestras raíces, no como hijos bastardos de la violación de la Malinche por Hernán Cortés, sino como hijos del amor entre Zazil Há, la doncella maya que se casó por la espiritualidad mayo en 1513, con el marino español que naufragó en las costas de Chetumal en 1511, por lo que formaron la primera pareja entre las dos civilizaciones y de ese matrimonio nacieron los tres primeros niños, del cual, ahora todos formamos parte, pero con la conciencia y la esencia de la cultura madre.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 08 de enero de 2022

En cartera

Historia ancestral del Anáhuac

Víctor Samuel Palencia Alonso

viernes 24 de diciembre de 2021

En cartera

Víctor Samuel Palencia Alonso

martes 14 de diciembre de 2021

En cartera

Víctor Samuel Palencia Alonso

sábado 27 de noviembre de 2021

En cartera

Revocación de mandato

Víctor Samuel Palencia Alonso

viernes 19 de noviembre de 2021

En cartera

Víctor Samuel Palencia Alonso

viernes 05 de noviembre de 2021

En cartera

Víctor Samuel Palencia Alonso

sábado 23 de octubre de 2021

En cartera

Nuevo Modelo Educativo de UJED

Víctor Samuel Palencia Alonso

Cargar Más