/ jueves 13 de enero de 2022

En confianza

Con el registro de Esteban Villegas como precandidato del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura del estado de Durango, prácticamente se cierra la pinza de los actores que serán protagonistas de lo que será la más competida de las contiendas electorales de que se tenga memoria en la tierra que vio nacer a Villa, Zarco, Victoria.

En ella habitan un millón 332 mil 803 duranguenses registrados en el padrón electoral a junio de 2021, más otros tantos que se incorporen y que podrán votar en las elecciones de este año renovando la gubernatura y los 39 ayuntamientos.

El lunes el PRI abrió su proceso de registro de los aspirantes a la gubernatura dándose el registro único de Esteban Villegas, en un evento mesurado, discreto y especialmente cuidando los riesgos que hubiera significado una mayor concentración de asistentes. Esteban fue arropado con lo suficiente, por una estructura venida de seccionales y militantes priista de la capital. Además si de señales se tratara el abanderado priista contó con el respaldo de los ex gobernadores, quienes obviamente por los riesgos de la pandemia, optaron por mandar a sus hijos en un abierto respaldo a Esteban, pues ahí estaban Pepe Ramírez Guzmán y Maximiliano Silerio Díaz.

Destaca entre los asistentes, desde luego Gaby López de Hernández Deras con todos sus hijos, supliendo con ello la ausencia de Ismael por causas obligadas producto del contagio de Covid-19 que enfrenta y del que va de salida, pero que en tanto se restablece, mandó la señal fuerte y firme de que va con todo en respaldo a Esteban.

De otros dos ex gobernadores, se entiende su ausencia a un evento con estas características de rapidez y sobretodo de riesgo de contagio. Jorge Herrera Caldera, por obvias y muy recientes razones; y el doctor Héctor Mayagoitia Domínguez por su edad y no exponer su salud.

Del Congreso del Estado, ahí encabezados por Ricardo López Pescador estuvieron las diputadas Gabriela Hernández, Alicia Guadalupe Gamboa y Sughey Torres. También estuvieron los ex dirigentes del PRI, Rubén Escajeda, Francisco Gamboa Herrera, Yolanda de la Torre, RLP, dos ausentes por Covid-19, Ricardo Pacheco y Anabel Martínez, ambos reportados de contagio, en franca recuperación y abiertamente simpatizantes del proyecto de Esteban Villegas.

Estuvieron la mayoría de presidentes de comités muncipales del PRI del estado, así como sectores y organizaciones. Es decir Esteban Villegas recibió un arropo que le es suficiente para arrancar su precampaña y buscar convertirse en el candidato a la gubernatura del estado de Durango por la Alianza PRI, PAN y PRD.

Será a finales de enero, en la tercer semana, cuando los dirigentes de los partidos aliancistas acuerden y valoren quien será el candidato común y con esto arreciar sus recorridos, ahora sí, con el respaldo abierto y uniforme de los tres partidos.

Poco a poco van develándose las interrogantes en este proceso, donde prácticamente es un hecho de que los rostros de los aspirantes principales a la sucesión gubernamental están dadas y es la batalla entre la Alianza PRI,PAN PRD vs Morena y sus aliados del Verde y Partido del Trabajo.

Cuando van superando el tema de la gubernatura en cada uno de los partidos, ahora viene las asignaciones en cada uno de los municipios, lo que se antoja una nueva guerra al interior, especialmente por el tema del género que tantas controversias a causado en su debut en procesos para la sucesión gubernamental en el estado de Durango, tema que solamente ha sido aplicado en procesos de congreso local y federal, así como los ayuntamientos.

Con el registro de Esteban Villegas como precandidato del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura del estado de Durango, prácticamente se cierra la pinza de los actores que serán protagonistas de lo que será la más competida de las contiendas electorales de que se tenga memoria en la tierra que vio nacer a Villa, Zarco, Victoria.

En ella habitan un millón 332 mil 803 duranguenses registrados en el padrón electoral a junio de 2021, más otros tantos que se incorporen y que podrán votar en las elecciones de este año renovando la gubernatura y los 39 ayuntamientos.

El lunes el PRI abrió su proceso de registro de los aspirantes a la gubernatura dándose el registro único de Esteban Villegas, en un evento mesurado, discreto y especialmente cuidando los riesgos que hubiera significado una mayor concentración de asistentes. Esteban fue arropado con lo suficiente, por una estructura venida de seccionales y militantes priista de la capital. Además si de señales se tratara el abanderado priista contó con el respaldo de los ex gobernadores, quienes obviamente por los riesgos de la pandemia, optaron por mandar a sus hijos en un abierto respaldo a Esteban, pues ahí estaban Pepe Ramírez Guzmán y Maximiliano Silerio Díaz.

Destaca entre los asistentes, desde luego Gaby López de Hernández Deras con todos sus hijos, supliendo con ello la ausencia de Ismael por causas obligadas producto del contagio de Covid-19 que enfrenta y del que va de salida, pero que en tanto se restablece, mandó la señal fuerte y firme de que va con todo en respaldo a Esteban.

De otros dos ex gobernadores, se entiende su ausencia a un evento con estas características de rapidez y sobretodo de riesgo de contagio. Jorge Herrera Caldera, por obvias y muy recientes razones; y el doctor Héctor Mayagoitia Domínguez por su edad y no exponer su salud.

Del Congreso del Estado, ahí encabezados por Ricardo López Pescador estuvieron las diputadas Gabriela Hernández, Alicia Guadalupe Gamboa y Sughey Torres. También estuvieron los ex dirigentes del PRI, Rubén Escajeda, Francisco Gamboa Herrera, Yolanda de la Torre, RLP, dos ausentes por Covid-19, Ricardo Pacheco y Anabel Martínez, ambos reportados de contagio, en franca recuperación y abiertamente simpatizantes del proyecto de Esteban Villegas.

Estuvieron la mayoría de presidentes de comités muncipales del PRI del estado, así como sectores y organizaciones. Es decir Esteban Villegas recibió un arropo que le es suficiente para arrancar su precampaña y buscar convertirse en el candidato a la gubernatura del estado de Durango por la Alianza PRI, PAN y PRD.

Será a finales de enero, en la tercer semana, cuando los dirigentes de los partidos aliancistas acuerden y valoren quien será el candidato común y con esto arreciar sus recorridos, ahora sí, con el respaldo abierto y uniforme de los tres partidos.

Poco a poco van develándose las interrogantes en este proceso, donde prácticamente es un hecho de que los rostros de los aspirantes principales a la sucesión gubernamental están dadas y es la batalla entre la Alianza PRI,PAN PRD vs Morena y sus aliados del Verde y Partido del Trabajo.

Cuando van superando el tema de la gubernatura en cada uno de los partidos, ahora viene las asignaciones en cada uno de los municipios, lo que se antoja una nueva guerra al interior, especialmente por el tema del género que tantas controversias a causado en su debut en procesos para la sucesión gubernamental en el estado de Durango, tema que solamente ha sido aplicado en procesos de congreso local y federal, así como los ayuntamientos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 20 de enero de 2022

En confianza

La pandemia, las redes y las campañas

Sergio Uribe

jueves 13 de enero de 2022

En confianza

Esteban, arropado con lo suficiente

Sergio Uribe

jueves 23 de diciembre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

jueves 16 de diciembre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

jueves 18 de noviembre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

jueves 11 de noviembre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

jueves 04 de noviembre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

viernes 29 de octubre de 2021

En confianza

Sergio Uribe

Cargar Más