/ lunes 8 de marzo de 2021

Generación “J”

Desde comienzos del siglo pasado se han definido diferentes generaciones que fueron parte de un intervalo de tiempo en la historia.

Las últimas cuatro, más cercanas y más conocidas para nosotros, se conocen como Baby Boomers (1945-1964); Generación X (1965-1981); Generación Y (1982-1994) también llamados Millennials; y la Generación Z (1995-actualidad) o “nativos digitales”. Aunque la descripción que se suele hacer de cada segmento no es exacta, la verdad es que ayudan mucho a identificar la forma como pensaban y veían el mundo cada generación.

Tú puedes ser parte de la generación X como yo, y de repente pensar como un “Z”. Por ejemplo, cuando estaba terminando el ensayo que dio origen a este artículo, la computadora se me apagó. Comencé a experimentar la ansiedad que tenemos los “X” con estos aparatos, hasta que pensé como un Z (de tanto juntarme con mis hijos) y ¿a que no saben qué se me ocurrió? ¡Puse la laptop en el refrigerador! ¿y a que no saben? Funcionó. A los cinco minutos la pude encender y recuperé mi archivo. Por las próximas semanas intentaré, compartir con ustedes algunas conclusiones de aquel ensayo, ahora bajo el título Generación “J”.

¿Por qué “J”? (Ya se que se escucha mal cuando se dice). Pero en realidad me refiero a una generación que se menciona en la Biblia, un tipo de generación que trasciende época, geografía, posición social o económica; su descripción está en el Salmo 112 del cual transcribiré los primeros versos para que tú vayas a tu Biblia o si no tienes una, puedas buscarlo en una app y lo leas completo: “¡Alabado sea el SEÑOR! ¡Qué felices son los que temen al SEÑOR y se deleitan en obedecer sus mandatos! Sus hijos tendrán éxito en todas partes; toda una generación de justos será bendecida . . .” (Salmos 112. 1,2 NTV)‬‬

La clave para entender el Salmo 112 se encuentra en el anterior. El 111 habla del carácter de Dios; mientras que el 112 del carácter de sus hijos. Ahora sí que como dice el dicho “de tal palo tal astilla”. ¿Cómo podemos ser parte de una generación así; que no responde a ningún estereotipo, que no se deja definir por el sistema, ni por su pasado y ni siquiera por su futuro; que tiene una genética bien definida que le viene de lo alto y trasciendo cualquier época, geografía y cultura?

Permíteme pedirte que leas ambos salmos, si no tienes una Biblia puedes conseguir una app gratuita. Aprovecho para decirte que me gustaría recibir tus preguntas y/o comentarios si así lo deseas. ¡Bienvenido a la aventura de descubrir juntos la generación “J”!

leonardolombar@gmail.com

Desde comienzos del siglo pasado se han definido diferentes generaciones que fueron parte de un intervalo de tiempo en la historia.

Las últimas cuatro, más cercanas y más conocidas para nosotros, se conocen como Baby Boomers (1945-1964); Generación X (1965-1981); Generación Y (1982-1994) también llamados Millennials; y la Generación Z (1995-actualidad) o “nativos digitales”. Aunque la descripción que se suele hacer de cada segmento no es exacta, la verdad es que ayudan mucho a identificar la forma como pensaban y veían el mundo cada generación.

Tú puedes ser parte de la generación X como yo, y de repente pensar como un “Z”. Por ejemplo, cuando estaba terminando el ensayo que dio origen a este artículo, la computadora se me apagó. Comencé a experimentar la ansiedad que tenemos los “X” con estos aparatos, hasta que pensé como un Z (de tanto juntarme con mis hijos) y ¿a que no saben qué se me ocurrió? ¡Puse la laptop en el refrigerador! ¿y a que no saben? Funcionó. A los cinco minutos la pude encender y recuperé mi archivo. Por las próximas semanas intentaré, compartir con ustedes algunas conclusiones de aquel ensayo, ahora bajo el título Generación “J”.

¿Por qué “J”? (Ya se que se escucha mal cuando se dice). Pero en realidad me refiero a una generación que se menciona en la Biblia, un tipo de generación que trasciende época, geografía, posición social o económica; su descripción está en el Salmo 112 del cual transcribiré los primeros versos para que tú vayas a tu Biblia o si no tienes una, puedas buscarlo en una app y lo leas completo: “¡Alabado sea el SEÑOR! ¡Qué felices son los que temen al SEÑOR y se deleitan en obedecer sus mandatos! Sus hijos tendrán éxito en todas partes; toda una generación de justos será bendecida . . .” (Salmos 112. 1,2 NTV)‬‬

La clave para entender el Salmo 112 se encuentra en el anterior. El 111 habla del carácter de Dios; mientras que el 112 del carácter de sus hijos. Ahora sí que como dice el dicho “de tal palo tal astilla”. ¿Cómo podemos ser parte de una generación así; que no responde a ningún estereotipo, que no se deja definir por el sistema, ni por su pasado y ni siquiera por su futuro; que tiene una genética bien definida que le viene de lo alto y trasciendo cualquier época, geografía y cultura?

Permíteme pedirte que leas ambos salmos, si no tienes una Biblia puedes conseguir una app gratuita. Aprovecho para decirte que me gustaría recibir tus preguntas y/o comentarios si así lo deseas. ¡Bienvenido a la aventura de descubrir juntos la generación “J”!

leonardolombar@gmail.com