/ jueves 18 de marzo de 2021

Honra y deshonra de hacedores de la nación

Antes y por este conducto la Asociación Liberal Francisco Zarco agradece a la UJED la invitación a las Guardias Juaristas, así como a la ceremonia para conmemorar el 64 aniversario de esa gloriosa institución.

A la gran mayoría de los mexicanos de las generaciones actuales poco les importan las fechas memorables en que se gestaron las luchas por la independencia y conformación de este gran país heredado con el fruto de no sólo dolorosas guerras en el campo de batalla que costó mucha sangre de avezados y valientes mexicanos, sino también en el campo de las ideas con álgidos debates entre los defensores de la patria y los enemigos de México, de sus recursos y su soberanía; pero hoy vemos con tristeza que esas fechas sólo sirven para gozar de días de asueto, culpa en gran medida de gobernantes apátridas que se han propuesto eliminar y no conmemorar en esas fechas a los padres y defensores de la nación, destacándose en ese perverso afán Salinas de Gortari y un reciente ex gobernador de Durango, quien dispuso retirar las estatuas de nuestros héroes hasta llegar al colmo de desmontar la del benemérito en Paseo las Alamedas y ya tenía en mente a la del general Guadalupe Victoria.

Pero por mucho poder que hayan tenido y que tengan ese tipo de malos mexicanos, nunca podrán prosperar sus malas intenciones, porque nunca han podido sopesar la herencia del pueblo mexicano, que aunque con genes de los invasores españoles, el plasma principal, más noble, dominante y de más arraigo de esta gran nación es la sangre indígena.

Todos esos apátridas con mentalidad despreciable porque quisieran haber nacido en Europa y de los que le apuestan a que regrese el pasado cuyo signo de identificación es la corrupción y la impunidad, diremos de lo que Gustavo Pittaluga un erudito en la materia dice: “Se nace con un temperamento en que se manifiestan con infinitas combinaciones de factores variables, las condiciones heredadas del linaje”, o en otras palabras, según el origen del mocho y reaccionario y clasista, éste será siempre mocho conservador, reaccionario y fifí.

Volveremos pues a repetir un pensamiento que Nemesio García Naranjo, escritor reaccionario plasmó cuando el general Miramón fue destrozado por el ejército liberal al mando de González Ortega Así quedó derrotado >el joven Macabeo< como con sobrada razón llamaban los conservadores a aquel soldado esclarecido y romancesco que tuvo genio para todo, menos para comprender que su causa era imposible” o como les sentenció el gran Juárez a los reaccionarios “el triunfo de la reacción es moralmente imposible”

De la misma manera los reaccionarios de hoy y las plumas sicarias corruptas, las anteriores sentencias les caen como anillo al dedo, ya que en relación a la reforma energética ellos abogan por las empresas extranjeras y nacionales productoras de energía eólica y solar, que porque es energía limpia y menos costosa. Cierto, el producirla es más barata, sólo que se la venden muy cara al gobierno y por eso a los consumidores nos sale alto el recibo de la luz; aparte y por argucias legales amañadas de los anteriores gobiernos prianistas comprometieron a la hacienda pública para que se les tenga que estar dando subsidios.

Por eso no nos extraña que a pesar de haber pasado ya varios siglos, sigan existiendo personas, inclusive con formación académica, profesional y políticos de carrera que renieguen de nuestros héroes y les nieguen un reconocimiento a sus gestas como por ejemplo el líder estatal de la CTM quien no contestó el exhorto para lograr un reconocimiento a un gran líder obrero durangueño quien posteriormente fue un gran diputado constitucionalista de 1916, estamos hablando de Silvestre Dorador, igual postura asumió la diputada de izquierda y actual coordinadora de la bancada de Morena. Mejor en otros países rinden pleitesía a nuestros héroes como Colombia que le otorgó el título de benemérito a Juárez, una estatua del mismo cerca de la plaza de San Pedro, Israel, Perú, Venezuela, etc.

Antes y por este conducto la Asociación Liberal Francisco Zarco agradece a la UJED la invitación a las Guardias Juaristas, así como a la ceremonia para conmemorar el 64 aniversario de esa gloriosa institución.

A la gran mayoría de los mexicanos de las generaciones actuales poco les importan las fechas memorables en que se gestaron las luchas por la independencia y conformación de este gran país heredado con el fruto de no sólo dolorosas guerras en el campo de batalla que costó mucha sangre de avezados y valientes mexicanos, sino también en el campo de las ideas con álgidos debates entre los defensores de la patria y los enemigos de México, de sus recursos y su soberanía; pero hoy vemos con tristeza que esas fechas sólo sirven para gozar de días de asueto, culpa en gran medida de gobernantes apátridas que se han propuesto eliminar y no conmemorar en esas fechas a los padres y defensores de la nación, destacándose en ese perverso afán Salinas de Gortari y un reciente ex gobernador de Durango, quien dispuso retirar las estatuas de nuestros héroes hasta llegar al colmo de desmontar la del benemérito en Paseo las Alamedas y ya tenía en mente a la del general Guadalupe Victoria.

Pero por mucho poder que hayan tenido y que tengan ese tipo de malos mexicanos, nunca podrán prosperar sus malas intenciones, porque nunca han podido sopesar la herencia del pueblo mexicano, que aunque con genes de los invasores españoles, el plasma principal, más noble, dominante y de más arraigo de esta gran nación es la sangre indígena.

Todos esos apátridas con mentalidad despreciable porque quisieran haber nacido en Europa y de los que le apuestan a que regrese el pasado cuyo signo de identificación es la corrupción y la impunidad, diremos de lo que Gustavo Pittaluga un erudito en la materia dice: “Se nace con un temperamento en que se manifiestan con infinitas combinaciones de factores variables, las condiciones heredadas del linaje”, o en otras palabras, según el origen del mocho y reaccionario y clasista, éste será siempre mocho conservador, reaccionario y fifí.

Volveremos pues a repetir un pensamiento que Nemesio García Naranjo, escritor reaccionario plasmó cuando el general Miramón fue destrozado por el ejército liberal al mando de González Ortega Así quedó derrotado >el joven Macabeo< como con sobrada razón llamaban los conservadores a aquel soldado esclarecido y romancesco que tuvo genio para todo, menos para comprender que su causa era imposible” o como les sentenció el gran Juárez a los reaccionarios “el triunfo de la reacción es moralmente imposible”

De la misma manera los reaccionarios de hoy y las plumas sicarias corruptas, las anteriores sentencias les caen como anillo al dedo, ya que en relación a la reforma energética ellos abogan por las empresas extranjeras y nacionales productoras de energía eólica y solar, que porque es energía limpia y menos costosa. Cierto, el producirla es más barata, sólo que se la venden muy cara al gobierno y por eso a los consumidores nos sale alto el recibo de la luz; aparte y por argucias legales amañadas de los anteriores gobiernos prianistas comprometieron a la hacienda pública para que se les tenga que estar dando subsidios.

Por eso no nos extraña que a pesar de haber pasado ya varios siglos, sigan existiendo personas, inclusive con formación académica, profesional y políticos de carrera que renieguen de nuestros héroes y les nieguen un reconocimiento a sus gestas como por ejemplo el líder estatal de la CTM quien no contestó el exhorto para lograr un reconocimiento a un gran líder obrero durangueño quien posteriormente fue un gran diputado constitucionalista de 1916, estamos hablando de Silvestre Dorador, igual postura asumió la diputada de izquierda y actual coordinadora de la bancada de Morena. Mejor en otros países rinden pleitesía a nuestros héroes como Colombia que le otorgó el título de benemérito a Juárez, una estatua del mismo cerca de la plaza de San Pedro, Israel, Perú, Venezuela, etc.