/ martes 28 de mayo de 2019

Indicador Mediático

El recuento de unas campañas amorfas

La noche de este miércoles, a partir de las 00:00 horas de mañana, los candidatos deberán enclaustrarse en sus casas de campaña para iniciar las operaciones políticas que no pueden hacer públicamente, analizar el recuento de los daños y ver cómo pueden resarcirlos.

Dicen los que saben que en este periodo se hacen los “amarres” más finos de toda la campaña para ganar o perder y, como ya lo vimos, en política todo puede suceder, hasta en el último minuto.

Es que en es la primera ocasión que en Durango se eligen únicamente a los alcaldes de los 39 municipios sin los diputados del Congreso local, los cuales fueron votados el año pasado como una homologación de las elecciones federales con las locales, por lo cual, este proceso estuvo muy polarizado de inicio.

CANDIDATOS SIN IDEAS. Con el término de las campañas electorales hubo candidatos que quedaron mucho a deber. Varios que sólo utilizaron el espacio para hacer recorridos en los medios de comunicación y manifestar que estaban “muy contentos” saliendo en la televisión. Otros, que sólo saludaban a los ciudadanos por las calles para buscar la fotografía y publicarla en sus redes sociales, manifestando que mantuvieron una “bonita charla” con la señora de la tienda de la esquina.

Incluso otros que solamente publicaban imágenes de eventos repetidos. Fotografías de candidatos que no tenían nada que ver con la imagen que estaban proyectando, rostros rígidos en algunos de ellos, sin una iluminación o vestimenta correcta. Argumentos muy duros en sus spots que en lugar de pensar que el candidato estaba lanzando una propuesta, parecía que estaba regañando debido a su tono de voz alterado.

Para algunos de ellos, varios, esta fue una experiencia enriquecedora que les servirá para tener más seguidores en sus redes sociales, contarles a sus nietos que alguna vez fueron candidatos o para hacerse más populares con sus amigos, puesto que no lograron alcanzar a quienes iban muy, muy arriba y que sólo por el hecho de ser amigo de alguien importante o tener la intención bloquear a cierto candidato, decidieron lanzarse al ruedo electoral.

Las actuales campañas no prendieron debido a los tiempos cortos que ahora las leyes electorales marcan, perjudicial para los políticos, pero de mucho beneficio para los ciudadanos, pues ahora quienes buscan el voto tienen que apegarse a la creatividad para llegarle a la gente sin tanto recurso como antes.

PLEITOS QUE PERJUDICAN. En estas campañas, consideradas como “las más atípicas de Durango”, fueron marcadas por varios factores anormales. Primero, los elementos de divisiones en ciertos partidos tienen mucho que ver para que un candidato avance o retroceda y Morena fue uno de esos casos, amén de contar con la imagen popular del presidente Andrés Manuel López Obrador ese partido no se supo aprovechar su potencia social y, debido a pleitos y falta de organización así como de acuerdos en lo corto, su candidato inició con 25 días de retraso.

Quizá este factor ha sido el que más resonó en este proceso. Las luchas internas no pudieron ser resueltas por la actual dirigencia que preside el lagunero Armando Navarro, quien privilegió a una de las corrientes morenistas, motivo por el cual generó inconformidades que dieron pie a batallas legales entre sus mismos correligionarios que, por cierto, aún continúan.

Sin embargo, luego de permanecer en la congeladora debido a las luchas jurídicas, el candidato de Morena salió a la luz pero sus adversarios ya tenían un gran avance de horas-días.

Pero los llamados a la unidad vinieron semanas después, luego se supo que las 39 candidaturas de Morena en la entidad habían sido impugnadas por el representante jurídico de Morena ante el IEPC, ¿los motivos?, nuevamente la falta de acuerdos en Morena.

Además, mientras que en otros partidos se tuvo una importante pasarela de líderes nacionales, en Morena apenas vino Mario Delgado, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, pues Yeidckol Polevnsky anunciaba en redes sociales una gira de apoyo a sus candidatos, pero en otros estados.

OTROS ERAN MÁS LOPEZOBRADORISTAS. Incluso, otros supieron aprovechar mejor el discurso de Andrés Manuel López Obrador, los dialectos del tabasqueño se replicaban con otro candidato de la izquierda local que no era de Morena y, aunque no le fue tan bien en el debate organizado por el IEPC y su inicio de campaña tuvo importantes retrocesos debido a los mismos conflictos en otros partidos, hasta el momento es quien ha abanderado más los adeptos sociales de la izquierda lopezobradorista.

En algunas trincheras políticas usaron conceptos llamativos, bombardeo mediático de publicaciones en redes sociales casi a cada hora, eventos musicales como cierres de campaña. Aunque para muchos resultó demasiada la exposición mediática, la gente lo traía en sus comentarios.

Pero hay que cuidar varios detalles que exageraron determinados candidatos, por ejemplo, el hecho de replicar y replicar mediante imágenes un discurso realizado en un salón de eventos. ¿Para qué seguir replicando tanto ese momento cuando se puede buscar a la gente y organizar más encuentros sociales para administrar y dosificar las publicaciones de manera estratégica?

SIN ESTRATEGIA. Candidatos que creyeron que con sólo publicar imágenes bien diseñadas en redes sociales iban a atraer al electorado, pero lo peor: Pensar que en 5 minutos, por la tarde de un día, podían descargar una intensa ráfaga de 8 publicaciones, seguidas, en lugar de administrarlas en diferentes horas o momentos pico.

Políticos que buscaban el voto ciudadano pero los comentarios de la gente aún los identifican en los partidos que militaron años atrás.

MODELOS OCHENTEROS. Siendo estrictos, la mayoría de los candidatos utilizaron el mismo “scrip” de los años ochentas, cuando los modelos de mercadotecnia así como de las ventas en Estados Unidos comenzaban a asociarse con las campañas de los políticos.

Parecía que varios de ellos estaban inventando una propuesta nueva conforme pasaban los días, promesas que son, en su mayoría, imposibles de realizar, simplemente porque son proyectos que superan hasta un sexenio gubernamental o, básicamente, que son esferas de competencia de un nivel estatal o federal de gobierno.

Actualmente existen diversas plataformas digitales que contienen un sinnúmero de herramientas atractivas para conectarse con la gente. Redes sociales nuevas que muchos de los candidatos no usaron, pensando que sólo con el espectacular de la avenida principal o estando en la portada de la revista popular iban a convencer a la gente de votar por ellos.

Salvo uno que otro candidato dieron algunos chispazos de creatividad que están haciendo que la gente hable de ellos, pues pasaron la barrera ortodoxa de la comunicación, el medio y el mensaje para conectarse de una forma diferente con el emisor.

Las campañas electorales terminan hoy, pero comienzan las campañas políticas, las de los acuerdos importantes que muchas de las veces se dan en otros ámbitos.

La veda electoral sirve para una cosa importante, que el ciudadano haga una reflexión sobre por quién votará. Sin embargo, al presentarse unas campañas consideradas “las más atípicas de la historia”, la gente tendrá que analizar aún más el sufragio.

El recuento de unas campañas amorfas

La noche de este miércoles, a partir de las 00:00 horas de mañana, los candidatos deberán enclaustrarse en sus casas de campaña para iniciar las operaciones políticas que no pueden hacer públicamente, analizar el recuento de los daños y ver cómo pueden resarcirlos.

Dicen los que saben que en este periodo se hacen los “amarres” más finos de toda la campaña para ganar o perder y, como ya lo vimos, en política todo puede suceder, hasta en el último minuto.

Es que en es la primera ocasión que en Durango se eligen únicamente a los alcaldes de los 39 municipios sin los diputados del Congreso local, los cuales fueron votados el año pasado como una homologación de las elecciones federales con las locales, por lo cual, este proceso estuvo muy polarizado de inicio.

CANDIDATOS SIN IDEAS. Con el término de las campañas electorales hubo candidatos que quedaron mucho a deber. Varios que sólo utilizaron el espacio para hacer recorridos en los medios de comunicación y manifestar que estaban “muy contentos” saliendo en la televisión. Otros, que sólo saludaban a los ciudadanos por las calles para buscar la fotografía y publicarla en sus redes sociales, manifestando que mantuvieron una “bonita charla” con la señora de la tienda de la esquina.

Incluso otros que solamente publicaban imágenes de eventos repetidos. Fotografías de candidatos que no tenían nada que ver con la imagen que estaban proyectando, rostros rígidos en algunos de ellos, sin una iluminación o vestimenta correcta. Argumentos muy duros en sus spots que en lugar de pensar que el candidato estaba lanzando una propuesta, parecía que estaba regañando debido a su tono de voz alterado.

Para algunos de ellos, varios, esta fue una experiencia enriquecedora que les servirá para tener más seguidores en sus redes sociales, contarles a sus nietos que alguna vez fueron candidatos o para hacerse más populares con sus amigos, puesto que no lograron alcanzar a quienes iban muy, muy arriba y que sólo por el hecho de ser amigo de alguien importante o tener la intención bloquear a cierto candidato, decidieron lanzarse al ruedo electoral.

Las actuales campañas no prendieron debido a los tiempos cortos que ahora las leyes electorales marcan, perjudicial para los políticos, pero de mucho beneficio para los ciudadanos, pues ahora quienes buscan el voto tienen que apegarse a la creatividad para llegarle a la gente sin tanto recurso como antes.

PLEITOS QUE PERJUDICAN. En estas campañas, consideradas como “las más atípicas de Durango”, fueron marcadas por varios factores anormales. Primero, los elementos de divisiones en ciertos partidos tienen mucho que ver para que un candidato avance o retroceda y Morena fue uno de esos casos, amén de contar con la imagen popular del presidente Andrés Manuel López Obrador ese partido no se supo aprovechar su potencia social y, debido a pleitos y falta de organización así como de acuerdos en lo corto, su candidato inició con 25 días de retraso.

Quizá este factor ha sido el que más resonó en este proceso. Las luchas internas no pudieron ser resueltas por la actual dirigencia que preside el lagunero Armando Navarro, quien privilegió a una de las corrientes morenistas, motivo por el cual generó inconformidades que dieron pie a batallas legales entre sus mismos correligionarios que, por cierto, aún continúan.

Sin embargo, luego de permanecer en la congeladora debido a las luchas jurídicas, el candidato de Morena salió a la luz pero sus adversarios ya tenían un gran avance de horas-días.

Pero los llamados a la unidad vinieron semanas después, luego se supo que las 39 candidaturas de Morena en la entidad habían sido impugnadas por el representante jurídico de Morena ante el IEPC, ¿los motivos?, nuevamente la falta de acuerdos en Morena.

Además, mientras que en otros partidos se tuvo una importante pasarela de líderes nacionales, en Morena apenas vino Mario Delgado, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, pues Yeidckol Polevnsky anunciaba en redes sociales una gira de apoyo a sus candidatos, pero en otros estados.

OTROS ERAN MÁS LOPEZOBRADORISTAS. Incluso, otros supieron aprovechar mejor el discurso de Andrés Manuel López Obrador, los dialectos del tabasqueño se replicaban con otro candidato de la izquierda local que no era de Morena y, aunque no le fue tan bien en el debate organizado por el IEPC y su inicio de campaña tuvo importantes retrocesos debido a los mismos conflictos en otros partidos, hasta el momento es quien ha abanderado más los adeptos sociales de la izquierda lopezobradorista.

En algunas trincheras políticas usaron conceptos llamativos, bombardeo mediático de publicaciones en redes sociales casi a cada hora, eventos musicales como cierres de campaña. Aunque para muchos resultó demasiada la exposición mediática, la gente lo traía en sus comentarios.

Pero hay que cuidar varios detalles que exageraron determinados candidatos, por ejemplo, el hecho de replicar y replicar mediante imágenes un discurso realizado en un salón de eventos. ¿Para qué seguir replicando tanto ese momento cuando se puede buscar a la gente y organizar más encuentros sociales para administrar y dosificar las publicaciones de manera estratégica?

SIN ESTRATEGIA. Candidatos que creyeron que con sólo publicar imágenes bien diseñadas en redes sociales iban a atraer al electorado, pero lo peor: Pensar que en 5 minutos, por la tarde de un día, podían descargar una intensa ráfaga de 8 publicaciones, seguidas, en lugar de administrarlas en diferentes horas o momentos pico.

Políticos que buscaban el voto ciudadano pero los comentarios de la gente aún los identifican en los partidos que militaron años atrás.

MODELOS OCHENTEROS. Siendo estrictos, la mayoría de los candidatos utilizaron el mismo “scrip” de los años ochentas, cuando los modelos de mercadotecnia así como de las ventas en Estados Unidos comenzaban a asociarse con las campañas de los políticos.

Parecía que varios de ellos estaban inventando una propuesta nueva conforme pasaban los días, promesas que son, en su mayoría, imposibles de realizar, simplemente porque son proyectos que superan hasta un sexenio gubernamental o, básicamente, que son esferas de competencia de un nivel estatal o federal de gobierno.

Actualmente existen diversas plataformas digitales que contienen un sinnúmero de herramientas atractivas para conectarse con la gente. Redes sociales nuevas que muchos de los candidatos no usaron, pensando que sólo con el espectacular de la avenida principal o estando en la portada de la revista popular iban a convencer a la gente de votar por ellos.

Salvo uno que otro candidato dieron algunos chispazos de creatividad que están haciendo que la gente hable de ellos, pues pasaron la barrera ortodoxa de la comunicación, el medio y el mensaje para conectarse de una forma diferente con el emisor.

Las campañas electorales terminan hoy, pero comienzan las campañas políticas, las de los acuerdos importantes que muchas de las veces se dan en otros ámbitos.

La veda electoral sirve para una cosa importante, que el ciudadano haga una reflexión sobre por quién votará. Sin embargo, al presentarse unas campañas consideradas “las más atípicas de la historia”, la gente tendrá que analizar aún más el sufragio.

miércoles 10 de julio de 2019

INDICADOR MEDIÁTICO

lunes 24 de junio de 2019

Indicador Mediático

martes 28 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 01 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 03 de abril de 2019

Indicador Mediático

lunes 25 de febrero de 2019

Indicador mediático

jueves 24 de enero de 2019

Indicador mediático

jueves 17 de enero de 2019

Indicador mediático

Cargar Más