/ viernes 5 de agosto de 2022

Jóvenes volver a pensar

El más trascendente, inicio el 26 de noviembre de 1964 con la protesta de los becarios del Hospital 20 de noviembre del ISSSTE; surgieron la Asociación Mexicana de Médicos Residentes e Internos (AMMRI) y la Alianza de Médicos Mexicanos (AMM).

La lucha por condiciones dignas de trabajo en los hospitales de trabajo alcanzó momentos muy álgidos a mediados de los 60´s. En 1964 tanto residentes como internos del hospital 20 de Noviembre (ISSSTE) se fueron al paro de labores por que los aguinaldos no les habían sido cubiertos. La respuesta de la autoridad fue el despido masivo de más de 200 médicos tanto residentes como internos. Esta actitud concitó la solidaridad de trabajadores de la salud en diferentes hospitales del estado, transcendiendo el paro de una clínica al de 40 hospitales.

El paro se levantaría en diciembre tras el compromiso presidencial de atender sus demandas; sin embargo, las pretensiones de conformar un movimiento sindical independiente para los trabajadores agrupados en torno del AMMRI y el AMMAC, fue confrontado con grupos de choque al servicio de los sindicatos oficiales y de la Dirección Federal de Seguridad.

Los paros organizados en protesta desembocaron en más violencia cuando la policía toma las instalaciones de los Hospitales 20 de noviembre Rubén Leñero y Colonia y sustituye al personal por médicos militares.

El valor de médicos y enfermeras y el ejemplo en la lucha por sus derechos son un legado para las generaciones que sobrevendrían. 58 años más tarde, ¿se necesita otro movimiento médico? Posiblemente sí, ya por la inseguridad reinante, incluso asesinan a médicos pasantes, pero debería de comprender y reflexionar el gobierno acerca de lo que estamos haciendo, de si estamos dando lo mejor de nosotros mismos en beneficio de los enfermos, con una protesta contra el despilfarro y la corrupción en la medicina pública oficial (el fracaso total del INSABI y próximamente de Bienestar) que han conducido al desabasto y retraso en la atención médica, contra la duplicidad de servicios, la mayoría carece de ellos.

Sólo con la unión de los médicos se conseguirán honorarios justos y proporcionales a los gastos hospitalarios. Seguridad y empleos estables al personal de salud. Quam miserum est, ubi te captant qui defenderent. ¡Qué gran desgracia es vernos traicionados por quienes debían defendernos!

El más trascendente, inicio el 26 de noviembre de 1964 con la protesta de los becarios del Hospital 20 de noviembre del ISSSTE; surgieron la Asociación Mexicana de Médicos Residentes e Internos (AMMRI) y la Alianza de Médicos Mexicanos (AMM).

La lucha por condiciones dignas de trabajo en los hospitales de trabajo alcanzó momentos muy álgidos a mediados de los 60´s. En 1964 tanto residentes como internos del hospital 20 de Noviembre (ISSSTE) se fueron al paro de labores por que los aguinaldos no les habían sido cubiertos. La respuesta de la autoridad fue el despido masivo de más de 200 médicos tanto residentes como internos. Esta actitud concitó la solidaridad de trabajadores de la salud en diferentes hospitales del estado, transcendiendo el paro de una clínica al de 40 hospitales.

El paro se levantaría en diciembre tras el compromiso presidencial de atender sus demandas; sin embargo, las pretensiones de conformar un movimiento sindical independiente para los trabajadores agrupados en torno del AMMRI y el AMMAC, fue confrontado con grupos de choque al servicio de los sindicatos oficiales y de la Dirección Federal de Seguridad.

Los paros organizados en protesta desembocaron en más violencia cuando la policía toma las instalaciones de los Hospitales 20 de noviembre Rubén Leñero y Colonia y sustituye al personal por médicos militares.

El valor de médicos y enfermeras y el ejemplo en la lucha por sus derechos son un legado para las generaciones que sobrevendrían. 58 años más tarde, ¿se necesita otro movimiento médico? Posiblemente sí, ya por la inseguridad reinante, incluso asesinan a médicos pasantes, pero debería de comprender y reflexionar el gobierno acerca de lo que estamos haciendo, de si estamos dando lo mejor de nosotros mismos en beneficio de los enfermos, con una protesta contra el despilfarro y la corrupción en la medicina pública oficial (el fracaso total del INSABI y próximamente de Bienestar) que han conducido al desabasto y retraso en la atención médica, contra la duplicidad de servicios, la mayoría carece de ellos.

Sólo con la unión de los médicos se conseguirán honorarios justos y proporcionales a los gastos hospitalarios. Seguridad y empleos estables al personal de salud. Quam miserum est, ubi te captant qui defenderent. ¡Qué gran desgracia es vernos traicionados por quienes debían defendernos!

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 05 de agosto de 2022

Jóvenes volver a pensar

Movimientos médicos

Tomás Bermúdez Izaguirre

lunes 25 de julio de 2022

Jóvenes volver a pensar

México y sus paradigmas

Tomás Bermúdez Izaguirre

viernes 15 de julio de 2022

Jóvenes volver a pensar

Parálisis de México

Tomás Bermúdez Izaguirre

viernes 01 de julio de 2022

Jóvenes volver a pensar

México y su futuro

Tomás Bermúdez Izaguirre

jueves 16 de junio de 2022

Jóvenes volver a pensar

Juventud, divino tesoro

Tomás Bermúdez Izaguirre

miércoles 08 de junio de 2022

Jóvenes volver a pensar

Continuamos con las sorpresas de la biología, ahora ha aparecido una nueva enfermedad que se manifiesta como una hepatitis, niños sanos han desarrollado repentinamente esta inflamación del hígado. Entre los síntomas informados están dolor abdominal e ictericia (piel amarillenta).

Tomás Bermúdez Izaguirre

viernes 06 de mayo de 2022

Jóvenes volver a pensar

Nuestra misión, hoy

Tomás Bermúdez Izaguirre

viernes 29 de abril de 2022

Jóvenes volver a pensar

¿México de mis hijos?

Tomás Bermúdez Izaguirre

Cargar Más