/ domingo 10 de enero de 2021

La alianza dejará a muchas y a muchos, colgados de la brocha

Téngalo por seguro: definidas las candidaturas locales y federales, los partidos por millonésima vez, iniciarán su famosa operación cicatriz. Ello con el fin, después del coscorrón viene la sobadita de espalda, para decirles que en la próxima les tocará, pero por lo pronto, pedirles unidad y que va por Durango y va por México, vale el sacrificio para “sacar a patadas” a MORENA de la Cámara de Diputados. Si el día de mañana, usted ve a las y a los colgados de la brocha en la calle o en los cafés, como dice la canción de Cuco Sánchez: “Arrastrando la cobija y ensuciando el apellido” no se preocupe, en los partidos lo que importa es la disciplina y la lealtad.

En estos momentos, en la alianza PAN, PRI y PRD, nombres van y nombres vienen en los diferentes distritos. En algunos, se les está haciendo bolas el engrudo. “Para muestra basta un botón, los demás a la camisa”. Al acuerdo que llegaron el PAN y el PRI, en el distrito local II le corresponde al tricolor. En este distrito, antes de la alianza la candidata natural por el PAN era para Minka Hernández del primer círculo del presidente municipal. Con los acuerdos para variar, Enrique Benítez que pronto dejará de ser el presidente del PRI estatal, quiere ese distrito y, además, por si las dudas, ir en la lista que le asegure una diputación pluri que le garantice el regreso al Congreso del Estado. Esa es la factura que quiere cobrar Benítez Ojeda por ser el promotor de la alianza.

Pero Benítez no es el único caballo que corre por ese carril. El que ya compró boleto para el distrito local II es Ricardo Pacheco Rodríguez, actual secretario de la CTM en el Estado. Ricardo Pacheco por las cartas y la experiencia con que cuenta, no necesita recomendaciones. No cualquier militante del PRI local puede presumir eso. Pacheco Rodríguez ha sido diputado local, diputado federal y senador de la República. Conocedor de los laberintos del poder, le ha tocado jugar en las grandes ligas en la Cámara de Diputados en San Lázaro y en la de senadores. Además, su sector de la CTM no estaba muerto, andaba de parranda. Nos queda claro que el PRI, por ningún motivo soltará ese distrito por que forma parte de los acuerdos de la alianza. Si hay un panista o una panista, si es pasión que se les borre. Por cierto, hablando del partido del Sol Azteca, si no les dan nada ellos perdiendo ganan. No crea usted que viven de milagro o del espíritu santo, más bien, viven de lo generosos que son.

Como en este tema todo es hipotético, seguiremos las reglas del juego. El distrito federal 03 está dando mucho de que hablar. En teoría le pertenece al generoso PRD, pero al final, será para alguien del PRI o con un pasado priista como es el caso de Adrián Quiñones Alanís, que ya se sueña cobrando su primera quincena como diputado federal. Como históricamente el 03 ha sido de la CNC, si hicieran encuestas serias Pedro Silerio y el profesor Paco Ibarra Jáquez, cualquiera de los dos sería el candidato de ese distrito. Lo mismo estos dos cenecistas de toda la vida, ganarían un distrito local. Pero si el 03 estaba escriturado al sector campesino, se ha filtrado que podría quedar en una familia que nada tiene que ver con la CNC, por que son del sector popular. Y dicen los enterados, que esta familia podría tener una diputada federal de mayoría y otro por la vía pluri. Pero todo esto depende de la sociedad que tiene la última palabra.

Téngalo por seguro: definidas las candidaturas locales y federales, los partidos por millonésima vez, iniciarán su famosa operación cicatriz. Ello con el fin, después del coscorrón viene la sobadita de espalda, para decirles que en la próxima les tocará, pero por lo pronto, pedirles unidad y que va por Durango y va por México, vale el sacrificio para “sacar a patadas” a MORENA de la Cámara de Diputados. Si el día de mañana, usted ve a las y a los colgados de la brocha en la calle o en los cafés, como dice la canción de Cuco Sánchez: “Arrastrando la cobija y ensuciando el apellido” no se preocupe, en los partidos lo que importa es la disciplina y la lealtad.

En estos momentos, en la alianza PAN, PRI y PRD, nombres van y nombres vienen en los diferentes distritos. En algunos, se les está haciendo bolas el engrudo. “Para muestra basta un botón, los demás a la camisa”. Al acuerdo que llegaron el PAN y el PRI, en el distrito local II le corresponde al tricolor. En este distrito, antes de la alianza la candidata natural por el PAN era para Minka Hernández del primer círculo del presidente municipal. Con los acuerdos para variar, Enrique Benítez que pronto dejará de ser el presidente del PRI estatal, quiere ese distrito y, además, por si las dudas, ir en la lista que le asegure una diputación pluri que le garantice el regreso al Congreso del Estado. Esa es la factura que quiere cobrar Benítez Ojeda por ser el promotor de la alianza.

Pero Benítez no es el único caballo que corre por ese carril. El que ya compró boleto para el distrito local II es Ricardo Pacheco Rodríguez, actual secretario de la CTM en el Estado. Ricardo Pacheco por las cartas y la experiencia con que cuenta, no necesita recomendaciones. No cualquier militante del PRI local puede presumir eso. Pacheco Rodríguez ha sido diputado local, diputado federal y senador de la República. Conocedor de los laberintos del poder, le ha tocado jugar en las grandes ligas en la Cámara de Diputados en San Lázaro y en la de senadores. Además, su sector de la CTM no estaba muerto, andaba de parranda. Nos queda claro que el PRI, por ningún motivo soltará ese distrito por que forma parte de los acuerdos de la alianza. Si hay un panista o una panista, si es pasión que se les borre. Por cierto, hablando del partido del Sol Azteca, si no les dan nada ellos perdiendo ganan. No crea usted que viven de milagro o del espíritu santo, más bien, viven de lo generosos que son.

Como en este tema todo es hipotético, seguiremos las reglas del juego. El distrito federal 03 está dando mucho de que hablar. En teoría le pertenece al generoso PRD, pero al final, será para alguien del PRI o con un pasado priista como es el caso de Adrián Quiñones Alanís, que ya se sueña cobrando su primera quincena como diputado federal. Como históricamente el 03 ha sido de la CNC, si hicieran encuestas serias Pedro Silerio y el profesor Paco Ibarra Jáquez, cualquiera de los dos sería el candidato de ese distrito. Lo mismo estos dos cenecistas de toda la vida, ganarían un distrito local. Pero si el 03 estaba escriturado al sector campesino, se ha filtrado que podría quedar en una familia que nada tiene que ver con la CNC, por que son del sector popular. Y dicen los enterados, que esta familia podría tener una diputada federal de mayoría y otro por la vía pluri. Pero todo esto depende de la sociedad que tiene la última palabra.