/ viernes 29 de enero de 2021

La disputa por el distrito XV local

Antes del tsunami de 2018, la verdad es que el PRI no tenía muchos problemas para nombrar a sus candidatas y candidatos a puestos de elección popular.

Aunque no a todos dejaba contentos, siempre hubo márgenes para curar las heridas de la llamada operación cicatriz. Hoy, con la alianza que hicieron con el PAN y el PRD, se salieron de su zona de confort, reduciendo sus espacios y el número de candidatos y de candidatas en los seis distritos que se les asignó.

Es probable que tengan razón aquellos que dicen que el tricolor es el único partido que forma cuadros hasta para exportar. Si esto es cierto, entonces, el PRI en el pecado lleva la penitencia: hoy le faltan espacios y le sobran cuadros.

Haciendo un recuento de registro de candidatos del PRI en sus seis distritos: Al final en el dos Ricardo Pacheco será el candidato, en el cuarto distrito local está la mano que mece la cuna y de quien manda en el PRI Estatal. En La Laguna, Homero Martínez se salió con la suya, y su esposa será candidata local a cambio de no aspirar al distrito 03 federal, ese fue el acuerdo de don Homero. Y así por el estilo, las decisiones ya están tomadas.

Para mayor información, platique con Pedro Silerio y Paco Ibarra Jáquez a ver qué opinan de la democracia al interior de su partido. Donde las cosas al día de hoy no se han resuelto es en el decimoquinto distrito local. Para recordar: desde hace tiempo, Osvaldo Santillán, el actual presidente municipal con licencia, se ha convertido en el militante incomodo para los dirigentes del tricolor a nivel estatal y nacional.

En la elección pasada para la presidencia municipal del municipio de Mezquital, le pusieron piedras en el camino a sus aspiraciones políticas. Osvaldo siempre fue arriba en las encuestas, aun así, querían imponer a Refugio Ibarra Rodríguez, del grupo de “ya sabes quién”. En aquel entonces, el partido de Morena ya le tenía puesta la alfombra roja, y por eso la cúpula del PRI tuvo que dar marcha atrás. El resultado: Osvaldo ganó de calle la presidencia municipal y por eso el tricolor gobierna en ese municipio.

Enrique Benítez Ojeda ha dicho en muchas ocasiones que su partido postularía a sus mejores hombres, mujeres y perfiles que sean bien vistos por la sociedad. ¿Usted le cree? Nosotros tampoco. Esto al menos en el PRI está todavía muy lejos, ya que no es lo mismo ser pragmático que demócrata. Tampoco hablar de democracia y no practicarla al interior del partido.

El problema que están viviendo los dirigentes del tricolor estatal nada tiene que ver con la alianza o el pragmatismo. Hay un proyecto político de fondo para el futuro inmediato y manejado hábilmente por el grupo dominante al interior del PRI. Si los dirigentes de este partido, incluyendo a su delegado nacional, piensan que ya ganaron por el hecho de ir en alianza con el PAN y el PRD, se podrían llevar una sorpresa, porque en política nunca debe descartarse.

La solución al tema del distrito XV local es muy sencilla: Que lo decida una consulta a la base y no las cúpulas y así habrá piso parejo. Si hay una encuesta seria, ganará Osvaldo Santillán. Pero si hay imposición o dedazo, sin duda la candidata será Pamela García Brito, del grupo dominante del PRI.

Antes del tsunami de 2018, la verdad es que el PRI no tenía muchos problemas para nombrar a sus candidatas y candidatos a puestos de elección popular.

Aunque no a todos dejaba contentos, siempre hubo márgenes para curar las heridas de la llamada operación cicatriz. Hoy, con la alianza que hicieron con el PAN y el PRD, se salieron de su zona de confort, reduciendo sus espacios y el número de candidatos y de candidatas en los seis distritos que se les asignó.

Es probable que tengan razón aquellos que dicen que el tricolor es el único partido que forma cuadros hasta para exportar. Si esto es cierto, entonces, el PRI en el pecado lleva la penitencia: hoy le faltan espacios y le sobran cuadros.

Haciendo un recuento de registro de candidatos del PRI en sus seis distritos: Al final en el dos Ricardo Pacheco será el candidato, en el cuarto distrito local está la mano que mece la cuna y de quien manda en el PRI Estatal. En La Laguna, Homero Martínez se salió con la suya, y su esposa será candidata local a cambio de no aspirar al distrito 03 federal, ese fue el acuerdo de don Homero. Y así por el estilo, las decisiones ya están tomadas.

Para mayor información, platique con Pedro Silerio y Paco Ibarra Jáquez a ver qué opinan de la democracia al interior de su partido. Donde las cosas al día de hoy no se han resuelto es en el decimoquinto distrito local. Para recordar: desde hace tiempo, Osvaldo Santillán, el actual presidente municipal con licencia, se ha convertido en el militante incomodo para los dirigentes del tricolor a nivel estatal y nacional.

En la elección pasada para la presidencia municipal del municipio de Mezquital, le pusieron piedras en el camino a sus aspiraciones políticas. Osvaldo siempre fue arriba en las encuestas, aun así, querían imponer a Refugio Ibarra Rodríguez, del grupo de “ya sabes quién”. En aquel entonces, el partido de Morena ya le tenía puesta la alfombra roja, y por eso la cúpula del PRI tuvo que dar marcha atrás. El resultado: Osvaldo ganó de calle la presidencia municipal y por eso el tricolor gobierna en ese municipio.

Enrique Benítez Ojeda ha dicho en muchas ocasiones que su partido postularía a sus mejores hombres, mujeres y perfiles que sean bien vistos por la sociedad. ¿Usted le cree? Nosotros tampoco. Esto al menos en el PRI está todavía muy lejos, ya que no es lo mismo ser pragmático que demócrata. Tampoco hablar de democracia y no practicarla al interior del partido.

El problema que están viviendo los dirigentes del tricolor estatal nada tiene que ver con la alianza o el pragmatismo. Hay un proyecto político de fondo para el futuro inmediato y manejado hábilmente por el grupo dominante al interior del PRI. Si los dirigentes de este partido, incluyendo a su delegado nacional, piensan que ya ganaron por el hecho de ir en alianza con el PAN y el PRD, se podrían llevar una sorpresa, porque en política nunca debe descartarse.

La solución al tema del distrito XV local es muy sencilla: Que lo decida una consulta a la base y no las cúpulas y así habrá piso parejo. Si hay una encuesta seria, ganará Osvaldo Santillán. Pero si hay imposición o dedazo, sin duda la candidata será Pamela García Brito, del grupo dominante del PRI.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 16 de abril de 2021

Ni la vacuna se salva

Un conocido político duranguense, actualmente senador con licencia, ha dicho: “Todo es político, nada se politiza, sólo se partidiza”.

Álvaro San Juan

viernes 09 de abril de 2021

De cal y de arena

Álvaro San Juan

domingo 04 de abril de 2021

De cal y de arena

Álvaro San Juan

Cargar Más