/ miércoles 15 de mayo de 2019

La función del notario en las elecciones

La función notarial juega un papel de gran relevancia en los procesos electorales. Los notarios públicos coadyuvamos a fortalecer los principios de legalidad y certeza de los comicios, al dar fe de acontecimientos que puedan ser considerados como irregulares durante la jornada de votación y así, dar luz a los tribunales electorales para determinar lo que estimen conducente.

Desde que en México se instrumentaron los procedimientos jurisdiccionales en materia electoral, el legislador tuvo a bien a facultar a los notarios públicos para que auxiliáramos a los magistrados, pues por la premura del tiempo, el desahogo de las pruebas testimoniales y confesionales, se pudieran tomar como válidas mediante declaración ante notario público en el lugar donde se cometió la infracción a la norma electoral.

La Ley General de Medios de Impugnación en Materia Electoral, en su apartado de las pruebas, establece que podrán ser ofrecidas tanto la confesional como la testimonial, y serán admitidas por la autoridad jurisdiccional de la materia, siempre y cuando creen sobre declaraciones que consten en acta levantada ante fedatario público que las haya recibido directamente de los declarantes, siempre y cuando estos últimos queden debidamente identificados y asienten la razón de su dicho.

Con esta disposición, podemos deducir la validez que tiene un acto notarial en materia electoral, los magistrados le dan total plenitud como si se hubiese desahogado la prueba en su presencia, lo cual es imposible de hacer porque tienen el tiempo contrarreloj para resolver los juicios electorales que invocan la nulidad de una elección.

Cabe apuntar que a raíz de la reforma electoral de 2014, el entonces senador de la República por Durango, José Rosas Aispuro Torres, promovió la creación de una nueva figura que viniera a reforzar la actividad de los notarios en tiempos electorales, me refiero a los Oficiales Electorales, quienes son servidores tanto del INE como de los OPLE, que están dotados de fe pública para apersonarse a solicitud de parte agraviada a sitios en donde se presuma la comisión de actos ilegales que pongan en peligro la legalidad y certeza de la jornada electoral.

Por estas razones, es que los notarios colegiados, de manera permanente tenemos vínculos colaborativos con las autoridades electorales para estar prestos y dispuestos para atender a cualquier ciudadano que nos pida asistencia; y así será este próximo domingo 2 de junio, porque la democracia la hacemos y la cuidamos todos.

La función notarial juega un papel de gran relevancia en los procesos electorales. Los notarios públicos coadyuvamos a fortalecer los principios de legalidad y certeza de los comicios, al dar fe de acontecimientos que puedan ser considerados como irregulares durante la jornada de votación y así, dar luz a los tribunales electorales para determinar lo que estimen conducente.

Desde que en México se instrumentaron los procedimientos jurisdiccionales en materia electoral, el legislador tuvo a bien a facultar a los notarios públicos para que auxiliáramos a los magistrados, pues por la premura del tiempo, el desahogo de las pruebas testimoniales y confesionales, se pudieran tomar como válidas mediante declaración ante notario público en el lugar donde se cometió la infracción a la norma electoral.

La Ley General de Medios de Impugnación en Materia Electoral, en su apartado de las pruebas, establece que podrán ser ofrecidas tanto la confesional como la testimonial, y serán admitidas por la autoridad jurisdiccional de la materia, siempre y cuando creen sobre declaraciones que consten en acta levantada ante fedatario público que las haya recibido directamente de los declarantes, siempre y cuando estos últimos queden debidamente identificados y asienten la razón de su dicho.

Con esta disposición, podemos deducir la validez que tiene un acto notarial en materia electoral, los magistrados le dan total plenitud como si se hubiese desahogado la prueba en su presencia, lo cual es imposible de hacer porque tienen el tiempo contrarreloj para resolver los juicios electorales que invocan la nulidad de una elección.

Cabe apuntar que a raíz de la reforma electoral de 2014, el entonces senador de la República por Durango, José Rosas Aispuro Torres, promovió la creación de una nueva figura que viniera a reforzar la actividad de los notarios en tiempos electorales, me refiero a los Oficiales Electorales, quienes son servidores tanto del INE como de los OPLE, que están dotados de fe pública para apersonarse a solicitud de parte agraviada a sitios en donde se presuma la comisión de actos ilegales que pongan en peligro la legalidad y certeza de la jornada electoral.

Por estas razones, es que los notarios colegiados, de manera permanente tenemos vínculos colaborativos con las autoridades electorales para estar prestos y dispuestos para atender a cualquier ciudadano que nos pida asistencia; y así será este próximo domingo 2 de junio, porque la democracia la hacemos y la cuidamos todos.

jueves 13 de agosto de 2020

Atención al trastorno de ansiedad

jueves 06 de agosto de 2020

Rafael, un genio inmortal

miércoles 29 de julio de 2020

Cuidemos también nuestra salud mental

miércoles 15 de julio de 2020

El mundo según Magallanes

miércoles 08 de julio de 2020

Huelga estudiantil del 33

jueves 25 de junio de 2020

Amadísima Petra

miércoles 17 de junio de 2020

Y nos fuimos al cine…

miércoles 03 de junio de 2020

El cáncer y el CBD

Cargar Más