/ lunes 17 de junio de 2019

La política es así

¡Volveré!

El título de la presente colaboración, alude a la promesa hecha por el general Douglas MacArthur, formulada dentro del contexto de la segunda guerra mundial y del enfrentamiento entre las fuerzas japonesas con las de los Estados Unidos, cuando fue obligado por las circunstancias a abandonar las Filipinas y que, al hacerlo, prometió que volvería tal y como efectivamente sucedió.

Posteriormente, sería uno de los artífices del debilitamiento del estado y ejército imperial japonés, al final de cuentas vencidos por las bombas atómicas que cayeron sin misericordia en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Guardadas todas, pero todas las proporciones, la declaración del alcalde capitalino, formulada en el sentido de que él aparecerá en las elecciones estatales de 2022, lo cual se entendió y se entiende que habrá de ser en la boleta para elegir gobernador del Estado, o sea, que “volverá”.

¿Por cuál o por cuáles partidos? He aquí la incógnita.

Lo que pudiera haber sido considerada, en principio, aventurada la promesa del alcalde de volver, en los hechos tiende más a ser realista que especulación, ello en atención a los depauperados partidos políticos inmersos en una crisis, por ahora sin salida, a la que se citó en la anterior colaboración.

Lo anterior se podría motivar en los siguientes hechos:

1.- En el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se visualizan cinco posibles candidatos: a) el presidente del Comité Directivo Estatal sí y solo sí conserva su posición en las elecciones federales intermedias y tiene acceso a la Cámara de Diputados mediante la vía de representación proporcional; b) el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, y más si en el próximo periodo ordinario de sesiones que se inicia en septiembre, obtiene la presidencia de la Junta de Coordinación Política, quien, ante propios y extraños, con relativa presencia, recuerda el número de votos que obtuvo en las elecciones para gobernador en 2016 y que no estuvo muy distante de la votación obtenida por el vencedor; c) el actual presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, siempre y cuando trascienda el cambio de la dirigencia nacional y conserve una posición relevante dentro de la élite partidista que relevará a los actuales dirigentes; d) la alcaldesa de Gómez Palacio que tendrá una posición debilitada por haber tenido que entregar la presidencia a una ex militante de su Partido que llegó con todo el apoyo de su instituto político Morena, a pesar de que militantes de su partido y del PRI trataron de que no triunfara; y e) el dirigente estatal del Movimiento Territorial y candidato perdedor en el municipio de Durango quien presume que tiene todo el apoyo para crecer por parte de quien se perfila como próximo presidente nacional del PRI.

2.- Por lo que concierne al Partido Acción Nacional (PAN), que en la forma se dice que detenta la gubernatura, en los hechos, el gobernador, en más de una ocasión, se ha visto más cerca de su antiguo partido (PRI) que de los militantes y dirigentes del PAN. Es más, en su actuar político a partir del uno de diciembre de 2018, se ha considerado que ha buscado el acercamiento y protección del gobierno federal, no precisamente para ser militante de Morena, pero sí para obtener recursos extras para el desarrollo de Durango y para otorgar su apoyo a todas las acciones y objetivos de la 4T.

Lo ocurrido el pasado domingo en Gómez Palacio lo obligó a sacar la casta, a pesar de lo cual no pudo evitar que, dentro del estilo muy propio de gobernar, el presidente de la República, en un acto político cuyos asistentes son y fueron muy distantes de la población que resultaría beneficiada, decidiera que con base de la votación a mano alzada de los asistentes, quedara cancelado el proyecto del Metrobús que incluiría dos municipios de Durango y dos de Coahuila.

Luego pues, el gobernador del estado, con la cobertura del PAN, o bien de la acción del PAN en paralelo con el obrar del titular del poder ejecutivo estatal, sólo tiene y sólo tendrá un aspirante a la gubernatura: El recién electo presidente municipal de Durango quien tendrá un no muy largo camino en el tiempo para ser el candidato y con fuerza que pueda mantener a su partido en el poder en las elecciones de 2022.

3.- MORENA, el Partido del presidente, su arboladura quedó muy dañada en atención a quien se llegó a considerar que podría ser el candidato a gobernador en las elecciones por venir, sería el candidato a la Presidencia Municipal de Durango puesto que quedó ubicado en un lejano quinto lugar. La escasa diferencia con la cual la candidata a presidenta municipal de Gómez Palacio, no le da la fortaleza necesaria, por ahora, para proyectarse a ser la candidata primero y luego la triunfadora en la elección para gobernador en 2022.

4.- En tales condiciones aparece la figura del aún alcalde capitalino y su promesa de volver.

No se podría descartar que el alcalde en funciones pudiera ser el candidato a gobernador por su partido el Movimiento Ciudadano, o bien por Morena ya que se requiere recordar que tiene muy buenas relaciones con el fundador de dicho partido y que ahora es el titular del poder ejecutivo federal.

Sólo para fortalecer la posibilidad de que sea candidato a gobernador y que no estaría distante del triunfo, se recuerda cómo ha actuado para lograr sus triunfos y posiciones al amparo del PAN-PRD-MC, así como su derrota bajo las banderas de su partido con una votación nada despreciable que lo condujo a ser el segundo en los votos obtenidos y que su partido se ubicara en el cuarto lugar de la votación estatal.

A manera de síntesis: Fue el candidato triunfador para ser el presidente municipal por el PAN y el PRD; luego fue electo senador de primera minoría (PAN-PRD-MC); más tarde, mediante acciones no muy claras o que por lo menos generaron dudas pero que nadie impugnó, pidió permiso suficiente, definitivo y bastante para ser candidato a senador y en su lugar quedó el suplente, lo cual indicaba que se había separado en forma definitiva. Sin embargo, pidió licencia como senador al amparo del artículo 125 constitucional que obliga a quien haya sido electo para dos cargos de elección popular, a escoger por uno de ellos. Él escogió regresar como presidente municipal de Durango, luego pidió licencia temporal y, al perder, regresó a continuar como tal, no sin antes prometer que regresaría.

Dados tales antecedentes, se considera casi con certeza, que en septiembre regresaría a la Cámara de Senadores para, en el ejercicio de sus funciones como senador de la República, primero, buscar ser candidato a gobernador, y luego gobernador del Estado en el año 2022.

¡Volveré!

El título de la presente colaboración, alude a la promesa hecha por el general Douglas MacArthur, formulada dentro del contexto de la segunda guerra mundial y del enfrentamiento entre las fuerzas japonesas con las de los Estados Unidos, cuando fue obligado por las circunstancias a abandonar las Filipinas y que, al hacerlo, prometió que volvería tal y como efectivamente sucedió.

Posteriormente, sería uno de los artífices del debilitamiento del estado y ejército imperial japonés, al final de cuentas vencidos por las bombas atómicas que cayeron sin misericordia en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Guardadas todas, pero todas las proporciones, la declaración del alcalde capitalino, formulada en el sentido de que él aparecerá en las elecciones estatales de 2022, lo cual se entendió y se entiende que habrá de ser en la boleta para elegir gobernador del Estado, o sea, que “volverá”.

¿Por cuál o por cuáles partidos? He aquí la incógnita.

Lo que pudiera haber sido considerada, en principio, aventurada la promesa del alcalde de volver, en los hechos tiende más a ser realista que especulación, ello en atención a los depauperados partidos políticos inmersos en una crisis, por ahora sin salida, a la que se citó en la anterior colaboración.

Lo anterior se podría motivar en los siguientes hechos:

1.- En el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se visualizan cinco posibles candidatos: a) el presidente del Comité Directivo Estatal sí y solo sí conserva su posición en las elecciones federales intermedias y tiene acceso a la Cámara de Diputados mediante la vía de representación proporcional; b) el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, y más si en el próximo periodo ordinario de sesiones que se inicia en septiembre, obtiene la presidencia de la Junta de Coordinación Política, quien, ante propios y extraños, con relativa presencia, recuerda el número de votos que obtuvo en las elecciones para gobernador en 2016 y que no estuvo muy distante de la votación obtenida por el vencedor; c) el actual presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, siempre y cuando trascienda el cambio de la dirigencia nacional y conserve una posición relevante dentro de la élite partidista que relevará a los actuales dirigentes; d) la alcaldesa de Gómez Palacio que tendrá una posición debilitada por haber tenido que entregar la presidencia a una ex militante de su Partido que llegó con todo el apoyo de su instituto político Morena, a pesar de que militantes de su partido y del PRI trataron de que no triunfara; y e) el dirigente estatal del Movimiento Territorial y candidato perdedor en el municipio de Durango quien presume que tiene todo el apoyo para crecer por parte de quien se perfila como próximo presidente nacional del PRI.

2.- Por lo que concierne al Partido Acción Nacional (PAN), que en la forma se dice que detenta la gubernatura, en los hechos, el gobernador, en más de una ocasión, se ha visto más cerca de su antiguo partido (PRI) que de los militantes y dirigentes del PAN. Es más, en su actuar político a partir del uno de diciembre de 2018, se ha considerado que ha buscado el acercamiento y protección del gobierno federal, no precisamente para ser militante de Morena, pero sí para obtener recursos extras para el desarrollo de Durango y para otorgar su apoyo a todas las acciones y objetivos de la 4T.

Lo ocurrido el pasado domingo en Gómez Palacio lo obligó a sacar la casta, a pesar de lo cual no pudo evitar que, dentro del estilo muy propio de gobernar, el presidente de la República, en un acto político cuyos asistentes son y fueron muy distantes de la población que resultaría beneficiada, decidiera que con base de la votación a mano alzada de los asistentes, quedara cancelado el proyecto del Metrobús que incluiría dos municipios de Durango y dos de Coahuila.

Luego pues, el gobernador del estado, con la cobertura del PAN, o bien de la acción del PAN en paralelo con el obrar del titular del poder ejecutivo estatal, sólo tiene y sólo tendrá un aspirante a la gubernatura: El recién electo presidente municipal de Durango quien tendrá un no muy largo camino en el tiempo para ser el candidato y con fuerza que pueda mantener a su partido en el poder en las elecciones de 2022.

3.- MORENA, el Partido del presidente, su arboladura quedó muy dañada en atención a quien se llegó a considerar que podría ser el candidato a gobernador en las elecciones por venir, sería el candidato a la Presidencia Municipal de Durango puesto que quedó ubicado en un lejano quinto lugar. La escasa diferencia con la cual la candidata a presidenta municipal de Gómez Palacio, no le da la fortaleza necesaria, por ahora, para proyectarse a ser la candidata primero y luego la triunfadora en la elección para gobernador en 2022.

4.- En tales condiciones aparece la figura del aún alcalde capitalino y su promesa de volver.

No se podría descartar que el alcalde en funciones pudiera ser el candidato a gobernador por su partido el Movimiento Ciudadano, o bien por Morena ya que se requiere recordar que tiene muy buenas relaciones con el fundador de dicho partido y que ahora es el titular del poder ejecutivo federal.

Sólo para fortalecer la posibilidad de que sea candidato a gobernador y que no estaría distante del triunfo, se recuerda cómo ha actuado para lograr sus triunfos y posiciones al amparo del PAN-PRD-MC, así como su derrota bajo las banderas de su partido con una votación nada despreciable que lo condujo a ser el segundo en los votos obtenidos y que su partido se ubicara en el cuarto lugar de la votación estatal.

A manera de síntesis: Fue el candidato triunfador para ser el presidente municipal por el PAN y el PRD; luego fue electo senador de primera minoría (PAN-PRD-MC); más tarde, mediante acciones no muy claras o que por lo menos generaron dudas pero que nadie impugnó, pidió permiso suficiente, definitivo y bastante para ser candidato a senador y en su lugar quedó el suplente, lo cual indicaba que se había separado en forma definitiva. Sin embargo, pidió licencia como senador al amparo del artículo 125 constitucional que obliga a quien haya sido electo para dos cargos de elección popular, a escoger por uno de ellos. Él escogió regresar como presidente municipal de Durango, luego pidió licencia temporal y, al perder, regresó a continuar como tal, no sin antes prometer que regresaría.

Dados tales antecedentes, se considera casi con certeza, que en septiembre regresaría a la Cámara de Senadores para, en el ejercicio de sus funciones como senador de la República, primero, buscar ser candidato a gobernador, y luego gobernador del Estado en el año 2022.

lunes 14 de octubre de 2019

La Política es así

lunes 30 de septiembre de 2019

La política es así

lunes 23 de septiembre de 2019

La política es así

lunes 16 de septiembre de 2019

La política es así

lunes 09 de septiembre de 2019

LA POLÍTICA ES ASÍ

lunes 02 de septiembre de 2019

La política es así

lunes 26 de agosto de 2019

La política es así

lunes 19 de agosto de 2019

LA POLÍTICA ES ASÍ

lunes 12 de agosto de 2019

LA POLÍTICA ES ASÍ

lunes 05 de agosto de 2019

LA POLÍTICA ES ASÍ

Cargar Más