/ martes 15 de junio de 2021

La política es así

Definidos los triunfos electorales y el monto de los votos obtenidos por los partidos que conformaron las dos alianzas y el partido que se presentó como alternativa, se inicia “la temporada de caza” política, que en el caso sería “a la caza por la gubernatura”.

Se sostiene que todas las elecciones son distintas y que las de ayer no necesariamente tendrán que ser similares a las de mañana, y menos que se sujeten a los mismos cartabones; sin embargo, se requiere tener presentes los resultados de las elecciones pasadas, sólo con el fin de identificar “a los cazadores” y poder tener cierta o mucha visión de sus esfuerzos por “cazar la pieza mayor” de la política estatal, que lo es, sin duda alguna, la gubernatura.

La coalición Va por Durango venció en once distritos, y la coalición Juntos Hacemos Historia, sólo lo hizo en cuatro, lo cual no le impidió obtener más votos que la primera.

Luego pues, por parte de Morena y partidos coaligados, “los cazadores” en pos de la gubernatura, en primer lugar está la presidenta de Gómez Palacio quien fue la artífice de la victoria en los cuatro distritos en los cuales obtuvo el triunfo la coalición presidida por su partido.

Como plus, con miras a vencer en “el torneo de caza”, tendría la simpatía de los habitantes de la Comarca Lagunera de Durango quienes, de tiempo ha, aspiran a que el estado sea gobernado por un ciudadano nacido y formado políticamente en la comarca, como sería el caso de la alcaldesa de Gómez Palacio si ella resultara vencedora, primeramente en la selección como candidata y luego en la contienda estatal.

Analistas sostienen la percepción de que el candidato más viable para ser y para ganar, podría ser un ex dirigente nacional del PAN quien hace tres o cuatro años, sin rubor alguno, transitó a Morena a pesar de que en 2006 fue uno de los actores para que el PAN y su candidato venciera al PRD que había postulado como candidato al actual presidente de la República.

Por ahora son los dos aspirantes que se perfilan en el horizonte político, a los cuales se podrían sumar dos de los tres senadores que representan a Durango en el Senado..

Por parte de la Alianza Opositora, para proceder a la definición y elección del candidato, habría que esperar que aquella persiste para 2022, para que luego se resolviere el candidato de los dos partidos aliados con mayor fuerza política: El PRI y el PAN, en el entendido que este partido formalmente venció en cuatro distritos, mientras que el PRI en cinco y el PRD en dos.

Se podría concluir que los posibles aspirantes del PAN se perciben débiles, aun cuando uno de ellos (el secretario general de gobierno) pudiere crecer para ser dado que tendría el apoyo total del gobernador pues con él se podría sentir con mayor protección de los embates normales en su contra y ya sin poder por no ser..

Si persiste la coalición y si se acuerda que el candidato fuere un militante del PRI, los aspirantes principales, por estar en activo, serían tres: El diputado vencedor en el segundo distrito, el que ganó el sexto distrito y el tercero lo sería el diputado que será por la vía plurinominal al estar colocado en el segundo lugar de la lista.

Entre los tres existen diferencias, pero también coincidencias, entre las cuales destacan: Han sido diputados locales y federales, uno de ellos dos veces y senador de primera minoría y dos de ellos han sido presidentes del PRI. La definición se dará en relación directa a sus fortalezas y debilidades.

Habrá que esperar si MC participa solo o se suma a una de las dos alianzas, y si así fuere, podría ser el fiel de la balanza entre la derrota y la victoria.

Definidos los triunfos electorales y el monto de los votos obtenidos por los partidos que conformaron las dos alianzas y el partido que se presentó como alternativa, se inicia “la temporada de caza” política, que en el caso sería “a la caza por la gubernatura”.

Se sostiene que todas las elecciones son distintas y que las de ayer no necesariamente tendrán que ser similares a las de mañana, y menos que se sujeten a los mismos cartabones; sin embargo, se requiere tener presentes los resultados de las elecciones pasadas, sólo con el fin de identificar “a los cazadores” y poder tener cierta o mucha visión de sus esfuerzos por “cazar la pieza mayor” de la política estatal, que lo es, sin duda alguna, la gubernatura.

La coalición Va por Durango venció en once distritos, y la coalición Juntos Hacemos Historia, sólo lo hizo en cuatro, lo cual no le impidió obtener más votos que la primera.

Luego pues, por parte de Morena y partidos coaligados, “los cazadores” en pos de la gubernatura, en primer lugar está la presidenta de Gómez Palacio quien fue la artífice de la victoria en los cuatro distritos en los cuales obtuvo el triunfo la coalición presidida por su partido.

Como plus, con miras a vencer en “el torneo de caza”, tendría la simpatía de los habitantes de la Comarca Lagunera de Durango quienes, de tiempo ha, aspiran a que el estado sea gobernado por un ciudadano nacido y formado políticamente en la comarca, como sería el caso de la alcaldesa de Gómez Palacio si ella resultara vencedora, primeramente en la selección como candidata y luego en la contienda estatal.

Analistas sostienen la percepción de que el candidato más viable para ser y para ganar, podría ser un ex dirigente nacional del PAN quien hace tres o cuatro años, sin rubor alguno, transitó a Morena a pesar de que en 2006 fue uno de los actores para que el PAN y su candidato venciera al PRD que había postulado como candidato al actual presidente de la República.

Por ahora son los dos aspirantes que se perfilan en el horizonte político, a los cuales se podrían sumar dos de los tres senadores que representan a Durango en el Senado..

Por parte de la Alianza Opositora, para proceder a la definición y elección del candidato, habría que esperar que aquella persiste para 2022, para que luego se resolviere el candidato de los dos partidos aliados con mayor fuerza política: El PRI y el PAN, en el entendido que este partido formalmente venció en cuatro distritos, mientras que el PRI en cinco y el PRD en dos.

Se podría concluir que los posibles aspirantes del PAN se perciben débiles, aun cuando uno de ellos (el secretario general de gobierno) pudiere crecer para ser dado que tendría el apoyo total del gobernador pues con él se podría sentir con mayor protección de los embates normales en su contra y ya sin poder por no ser..

Si persiste la coalición y si se acuerda que el candidato fuere un militante del PRI, los aspirantes principales, por estar en activo, serían tres: El diputado vencedor en el segundo distrito, el que ganó el sexto distrito y el tercero lo sería el diputado que será por la vía plurinominal al estar colocado en el segundo lugar de la lista.

Entre los tres existen diferencias, pero también coincidencias, entre las cuales destacan: Han sido diputados locales y federales, uno de ellos dos veces y senador de primera minoría y dos de ellos han sido presidentes del PRI. La definición se dará en relación directa a sus fortalezas y debilidades.

Habrá que esperar si MC participa solo o se suma a una de las dos alianzas, y si así fuere, podría ser el fiel de la balanza entre la derrota y la victoria.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

La política es así

¿El regreso?

Juventino Rodarte Solís

martes 07 de septiembre de 2021

La política es así

Selección natural

Juventino Rodarte Solís

martes 03 de agosto de 2021

La política es así

Relevo generacional

Juventino Rodarte Solís

martes 27 de julio de 2021

La política es así

Al arte de gobernar

Juventino Rodarte Solís

martes 20 de julio de 2021

La política es así

Meritocracia

Juventino Rodarte Solís

martes 13 de julio de 2021

La política es así

La 4T, ¿dividida?

Juventino Rodarte Solís

Cargar Más