/ viernes 19 de marzo de 2021

La UJED, 64 años

En lo que es hoy el Instituto de Bellas Artes de la UJED (calle Negrete No. 700 poniente), el 15 de agosto de 1856, inició sus operaciones el Colegio Civil.

Por decreto del 9 de abril del mismo año por el gobernador del Estado, José de la Bárcena y es el antecedente educativo de la hoy Universidad Juárez del Estado de Durango.

Su director fundador fue José María del Regato, quien no asiste a la ceremonia de inauguración por cuestiones de salud y lo substituye el Vice-director Francisco Gómez Palacio. Como Colegio Civil duró cuatro años, del 15 de agosto de 1856 al 25 de enero de 1860, ya que con esta fecha el gobernador interino José María Patoni traslada al Colegio Civil con el nombre de Instituto del Estado al edificio que ocupaba el Seminario Conciliar de Durango hoy edificio central de la UJED, sito en la calle Constitución No. 400 Sur.

Con el nombre de Instituto del Estado (algunos historiadores lo siguieron llamando Civil o Literario) permaneció 12 años, del 25 de enero de 1860 al 5 de agosto de 1872, fecha en que el gobernador general Florentino Carrillo expide el decreto para denominarlo Instituto Juárez, en virtud del fallecimiento del presidente Benito Pablo Juárez García el 18 de julio de 1872, en sus habitaciones del ala norte de Palacio Nacional, víctima de un ataque al corazón, directivos, profesores y alumnos del Instituto del Estado se trasladaron al Palacio de Gobierno (hoy Museo Nacional Francisco Villa) y en voz del maestro Gerónimo Sida quien expresó que dados los beneficios otorgados a la institución, solicitaban que en los sucesivo debería llevar el nombre de Benito Juárez.

Con el nombre de Instituto Juárez permaneció 85 años, del 5 de agosto de 1872 al 21 de marzo de 1957, fecha en que Francisco González de la Vega con el decreto número 101 eleva a rango de Universidad al Instituto Juárez. Y desde el 21 de marzo de 1957 a la fecha, hace 64 años permanece, con ese nombre.

DE esta manera, los 165 años como institución educativa lo integran: 4 años como Colegio Civil, 12 años como Instituto del Estado, 85 años como Instituto Juárez y 64 años como Universidad Juárez del Estado de Durango.

Con 165 años de recuerdos, pasamos lista a los maestros fundadores del Colegio Civil: José María del Regato, director y catedrático de Economía Política; abogado Francisco Gómez Palacio, Vice director y catedrático de Retórica Poética y Bellas Letras; José Guerrero, catedrático de Gramática Castellana y Latina; Luis de la Torre, Cayetano Mascareñas, José María Barrios, Mario Pérez Gavilán, José Gerónimo Hernández, Aniceto Barraza y José María Hernández, ellos constituyen el punto de partida de académicos de nuestra Universidad Juárez, personajes en el mundo de las ideas, que debe recoger la historia de la UJED y de la educación superior en Durango y de México.

Con la fundación del Colegio Civil del Estado, producto del liberalismo y de la búsqueda de la autonomía de la ciencia, comienza propiamente la historia de la Universidad Juárez. La casa marcada con el número 700 poniente de la calle Negrete el Gobierno del Estado había comprado en 1851, junto con gran parte de su riquísima y célebre biblioteca de siete mil cuatrocientos setenta y siete volúmenes, al ilustre abogado y primero de los historiadores del México antiguo, José Fernando Ramírez, quien también tuvo el mérito de haber sido el precursor de la utilización en México de la estadística como instrumento de la investigación para escribir su libro “Noticias Históricas y Estadísticas de Durango”, en el que han abrevado los estudiosos del pasado durangueño. En esa casa se había fundado en 1852 la primera Biblioteca Pública con las obras reunidas por José Fernando Ramírez, muchas de ellas verdaderas joyas bibliográficas de los siglos XVI, XVII y XVIII.

El gobernador del estado, Francisco González de la Vega, declaró que después de ciento un años como institución educativa, a partir de la apertura del Colegio Civil del Estado, tenía el Instituto Juárez educación superior suficiente para adquirir la categoría de Universidad.

El insigne maestro José Vasconcelos, con profundo conocimiento de la historia de Durango, señaló la importancia de la nueva Universidad Juárez, “como baluarte de la cultura del Norte del país”. Durante el acto inaugural la Banda del Estado tocó “Las Golondrinas” al viejo Instituto. “Tristes Golondrinas” se dijo, “y es que el nombre del Instituto Juárez iba en el corazón de todos los que han pisado ese viejo caserón”.

En lo que es hoy el Instituto de Bellas Artes de la UJED (calle Negrete No. 700 poniente), el 15 de agosto de 1856, inició sus operaciones el Colegio Civil.

Por decreto del 9 de abril del mismo año por el gobernador del Estado, José de la Bárcena y es el antecedente educativo de la hoy Universidad Juárez del Estado de Durango.

Su director fundador fue José María del Regato, quien no asiste a la ceremonia de inauguración por cuestiones de salud y lo substituye el Vice-director Francisco Gómez Palacio. Como Colegio Civil duró cuatro años, del 15 de agosto de 1856 al 25 de enero de 1860, ya que con esta fecha el gobernador interino José María Patoni traslada al Colegio Civil con el nombre de Instituto del Estado al edificio que ocupaba el Seminario Conciliar de Durango hoy edificio central de la UJED, sito en la calle Constitución No. 400 Sur.

Con el nombre de Instituto del Estado (algunos historiadores lo siguieron llamando Civil o Literario) permaneció 12 años, del 25 de enero de 1860 al 5 de agosto de 1872, fecha en que el gobernador general Florentino Carrillo expide el decreto para denominarlo Instituto Juárez, en virtud del fallecimiento del presidente Benito Pablo Juárez García el 18 de julio de 1872, en sus habitaciones del ala norte de Palacio Nacional, víctima de un ataque al corazón, directivos, profesores y alumnos del Instituto del Estado se trasladaron al Palacio de Gobierno (hoy Museo Nacional Francisco Villa) y en voz del maestro Gerónimo Sida quien expresó que dados los beneficios otorgados a la institución, solicitaban que en los sucesivo debería llevar el nombre de Benito Juárez.

Con el nombre de Instituto Juárez permaneció 85 años, del 5 de agosto de 1872 al 21 de marzo de 1957, fecha en que Francisco González de la Vega con el decreto número 101 eleva a rango de Universidad al Instituto Juárez. Y desde el 21 de marzo de 1957 a la fecha, hace 64 años permanece, con ese nombre.

DE esta manera, los 165 años como institución educativa lo integran: 4 años como Colegio Civil, 12 años como Instituto del Estado, 85 años como Instituto Juárez y 64 años como Universidad Juárez del Estado de Durango.

Con 165 años de recuerdos, pasamos lista a los maestros fundadores del Colegio Civil: José María del Regato, director y catedrático de Economía Política; abogado Francisco Gómez Palacio, Vice director y catedrático de Retórica Poética y Bellas Letras; José Guerrero, catedrático de Gramática Castellana y Latina; Luis de la Torre, Cayetano Mascareñas, José María Barrios, Mario Pérez Gavilán, José Gerónimo Hernández, Aniceto Barraza y José María Hernández, ellos constituyen el punto de partida de académicos de nuestra Universidad Juárez, personajes en el mundo de las ideas, que debe recoger la historia de la UJED y de la educación superior en Durango y de México.

Con la fundación del Colegio Civil del Estado, producto del liberalismo y de la búsqueda de la autonomía de la ciencia, comienza propiamente la historia de la Universidad Juárez. La casa marcada con el número 700 poniente de la calle Negrete el Gobierno del Estado había comprado en 1851, junto con gran parte de su riquísima y célebre biblioteca de siete mil cuatrocientos setenta y siete volúmenes, al ilustre abogado y primero de los historiadores del México antiguo, José Fernando Ramírez, quien también tuvo el mérito de haber sido el precursor de la utilización en México de la estadística como instrumento de la investigación para escribir su libro “Noticias Históricas y Estadísticas de Durango”, en el que han abrevado los estudiosos del pasado durangueño. En esa casa se había fundado en 1852 la primera Biblioteca Pública con las obras reunidas por José Fernando Ramírez, muchas de ellas verdaderas joyas bibliográficas de los siglos XVI, XVII y XVIII.

El gobernador del estado, Francisco González de la Vega, declaró que después de ciento un años como institución educativa, a partir de la apertura del Colegio Civil del Estado, tenía el Instituto Juárez educación superior suficiente para adquirir la categoría de Universidad.

El insigne maestro José Vasconcelos, con profundo conocimiento de la historia de Durango, señaló la importancia de la nueva Universidad Juárez, “como baluarte de la cultura del Norte del país”. Durante el acto inaugural la Banda del Estado tocó “Las Golondrinas” al viejo Instituto. “Tristes Golondrinas” se dijo, “y es que el nombre del Instituto Juárez iba en el corazón de todos los que han pisado ese viejo caserón”.