/ lunes 29 de abril de 2019

México sin memoria

Reiteradamente he comentado que en este país no hay memoria y cada sexenio nos reinventamos. Para poder explicar lo planteado comentaré dos experiencias personales.

En los 80 cuando milité en el PRI fungiendo como secretario del Deporte, al iniciar el periodo me tocó darle seguimiento a una serie de programas denominados Copa PRI, los cuales ya estaban posicionados y eran exitosos.

No pasó un año cuando llegó la nueva dirigencia nacional al comité directivo del CEN del PRI, éste representado en la cartera deportiva por Raúl González, mejor conocido como “El Maseco”, exmarchista que acabó implicado con los Salinas de Gortari por transportar dinero a Dubai.

Volviendo a las ocurrencias, a don Maseco se le ocurrió eliminar los programas existentes y creó otros denominados “Primero PRI” un slogan estratégico para que el candidato presidencial Carlos Salinas se motivara e interesara, pero los nuevos programas fueron un rotundo fracaso.

Mi otra experiencia fue cuando hace un par de años viajé a Chicago, “La Ciudad de los Vientos” y pude visitar las oficinas de Pro México, las cuales me inspiraron mucho respeto por el profesionalismo institucional, una oficina de talla mundial, la cual su principal encomienda es promocionar a México ante los capitales productivos internacionales, de ahí en mucho se entiende de la exitosa captación de inversión a esa escala a nuestro país. Mismo día visité el Consulado mexicano en la citada ciudad y a su cónsul Carlos Jiménez Macías, el cual me comentó sobre la labor compleja que realizaba haciendo hincapié que estaban saturados de una actividad ordinaria que demandan los paisanos radicados en dicha metrópoli. Aparte, Macías hizo énfasis en que no había presupuesto que les alcanzara para sacar la labor cotidiana.

Lo último planteado lo expuse porque ahora es del dominio público que Pro México (fideicomiso público) será cancelado y esto fue una promesa de campaña de AMLO y ahora sus argumentos es que ahí trabaja puro recomendado, casi le faltó decir puros FIFÍS, Pro México tiene 46 oficinas distribuidas en 30 países, una institución con una vida organizacional en línea y con estándares, reitero, de clase mundial, esto tiene un costo, hablo de operatividad y ya ni hablar de su creación y consolidación que tuvo otro incluyendo la curva de posicionamiento.

Al margen entiendo y estoy de acuerdo que se critique a la burocracia dorada que en mucho se anidaba en tal institución, se habla que un director ganaba más de 200 mil pesos mensuales y un abanico de prestaciones, a primera instancia se escucha mucho dinero pero si hacemos números cabe preguntar cuánto cuesta vivir en una ciudad como Washington, una familia, hablo de un ejecutivo de talla mundial, cuánto gana uno de estos en la IP o en un organismo internacional. Lo que sea, la cantidad no debe ser menor, ya que para ocupar un puesto de esta naturaleza se requiere una alta capacidad (destacado nivel académico, experiencia laboral internacional, manejo de idiomas, etc., etc.), a mí se me hace un insulto que un senador perciba 300 mil, un diputado federal 150 mil y un local 70 mil, por favor.

Regreso a pro México. Me preocupa que un organismo con tales estándares y creado para traer inversión que es muy necesaria, de un machetazo se elimine, ¿qué no hubiera sido mejor reestructurarlo o compactarlo?, pero dejar lo que ya funciona, ¡pero no! y según AMLO la promoción la pueden hacer los consulados, ¡por favor!, ahí ni el excónsul Macías hablaba bien el inglés. ¡Qué lástima que por cuidar los centavos se pierdan los pesos!

En León, del 9 al 11 de octubre se llevará a cabo la feria industrial más grande del mundo Hannover Messe y ésta la operaba exitosamente Pro México, hablo de la representación mexicana. Ahora el reto se incrementa, ya que México será sede y ante lo del machetazo hoy por hoy no se sabe oficialmente quién la organizará, al parecer la Concamin levantó la mano, ¿tienen experiencia, recursos, para un evento de esa magnitud?

Para concluir, igual AMLO desapareció con otro machetazo las Zonas Económicas Especiales que porque eran un barril sin fondo, éstas contemplaban un plan integral de desarrollo de los municipios más pobres de Michoacán, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, otra vez la implementación, la curva de posicionamiento que tuvo un costo elevado, a la basura. Supuestamente ahora todo se va arreglar con el programa para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec y el tren maya, el cual no cuenta ni con Estudios de Impacto Ambiental y los pueblos originarios de dicha región se oponen, ya ni hablar de los ejércitos radicales. En sí toda una aventura, por no decir ocurrencia, AMLO en lugar de pedir que España y El Vaticano le pidan perdón a los citados pueblos, él acabará pidiéndoles disculpa por no tomarlos en cuenta para la cuarta transformación que está resultando una transformación de cuarta.

Reiteradamente he comentado que en este país no hay memoria y cada sexenio nos reinventamos. Para poder explicar lo planteado comentaré dos experiencias personales.

En los 80 cuando milité en el PRI fungiendo como secretario del Deporte, al iniciar el periodo me tocó darle seguimiento a una serie de programas denominados Copa PRI, los cuales ya estaban posicionados y eran exitosos.

No pasó un año cuando llegó la nueva dirigencia nacional al comité directivo del CEN del PRI, éste representado en la cartera deportiva por Raúl González, mejor conocido como “El Maseco”, exmarchista que acabó implicado con los Salinas de Gortari por transportar dinero a Dubai.

Volviendo a las ocurrencias, a don Maseco se le ocurrió eliminar los programas existentes y creó otros denominados “Primero PRI” un slogan estratégico para que el candidato presidencial Carlos Salinas se motivara e interesara, pero los nuevos programas fueron un rotundo fracaso.

Mi otra experiencia fue cuando hace un par de años viajé a Chicago, “La Ciudad de los Vientos” y pude visitar las oficinas de Pro México, las cuales me inspiraron mucho respeto por el profesionalismo institucional, una oficina de talla mundial, la cual su principal encomienda es promocionar a México ante los capitales productivos internacionales, de ahí en mucho se entiende de la exitosa captación de inversión a esa escala a nuestro país. Mismo día visité el Consulado mexicano en la citada ciudad y a su cónsul Carlos Jiménez Macías, el cual me comentó sobre la labor compleja que realizaba haciendo hincapié que estaban saturados de una actividad ordinaria que demandan los paisanos radicados en dicha metrópoli. Aparte, Macías hizo énfasis en que no había presupuesto que les alcanzara para sacar la labor cotidiana.

Lo último planteado lo expuse porque ahora es del dominio público que Pro México (fideicomiso público) será cancelado y esto fue una promesa de campaña de AMLO y ahora sus argumentos es que ahí trabaja puro recomendado, casi le faltó decir puros FIFÍS, Pro México tiene 46 oficinas distribuidas en 30 países, una institución con una vida organizacional en línea y con estándares, reitero, de clase mundial, esto tiene un costo, hablo de operatividad y ya ni hablar de su creación y consolidación que tuvo otro incluyendo la curva de posicionamiento.

Al margen entiendo y estoy de acuerdo que se critique a la burocracia dorada que en mucho se anidaba en tal institución, se habla que un director ganaba más de 200 mil pesos mensuales y un abanico de prestaciones, a primera instancia se escucha mucho dinero pero si hacemos números cabe preguntar cuánto cuesta vivir en una ciudad como Washington, una familia, hablo de un ejecutivo de talla mundial, cuánto gana uno de estos en la IP o en un organismo internacional. Lo que sea, la cantidad no debe ser menor, ya que para ocupar un puesto de esta naturaleza se requiere una alta capacidad (destacado nivel académico, experiencia laboral internacional, manejo de idiomas, etc., etc.), a mí se me hace un insulto que un senador perciba 300 mil, un diputado federal 150 mil y un local 70 mil, por favor.

Regreso a pro México. Me preocupa que un organismo con tales estándares y creado para traer inversión que es muy necesaria, de un machetazo se elimine, ¿qué no hubiera sido mejor reestructurarlo o compactarlo?, pero dejar lo que ya funciona, ¡pero no! y según AMLO la promoción la pueden hacer los consulados, ¡por favor!, ahí ni el excónsul Macías hablaba bien el inglés. ¡Qué lástima que por cuidar los centavos se pierdan los pesos!

En León, del 9 al 11 de octubre se llevará a cabo la feria industrial más grande del mundo Hannover Messe y ésta la operaba exitosamente Pro México, hablo de la representación mexicana. Ahora el reto se incrementa, ya que México será sede y ante lo del machetazo hoy por hoy no se sabe oficialmente quién la organizará, al parecer la Concamin levantó la mano, ¿tienen experiencia, recursos, para un evento de esa magnitud?

Para concluir, igual AMLO desapareció con otro machetazo las Zonas Económicas Especiales que porque eran un barril sin fondo, éstas contemplaban un plan integral de desarrollo de los municipios más pobres de Michoacán, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, otra vez la implementación, la curva de posicionamiento que tuvo un costo elevado, a la basura. Supuestamente ahora todo se va arreglar con el programa para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec y el tren maya, el cual no cuenta ni con Estudios de Impacto Ambiental y los pueblos originarios de dicha región se oponen, ya ni hablar de los ejércitos radicales. En sí toda una aventura, por no decir ocurrencia, AMLO en lugar de pedir que España y El Vaticano le pidan perdón a los citados pueblos, él acabará pidiéndoles disculpa por no tomarlos en cuenta para la cuarta transformación que está resultando una transformación de cuarta.

lunes 08 de julio de 2019

Visión

sábado 06 de julio de 2019

TAL CUAL

lunes 01 de julio de 2019

Visión

sábado 29 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 24 de junio de 2019

Visión

sábado 22 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 17 de junio de 2019

Visión

sábado 15 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 10 de junio de 2019

Visión

sábado 08 de junio de 2019

TAL CUAL

Cargar Más