/ miércoles 17 de marzo de 2021

Mis armas: La palabra y… espuma

Sobre la marcha del 8M2020, quiero agregar algunos comentarios:

La marcha fue bastante concurrida, fue una marcha pacífica, sólo se escucharon consignas y se ondearon banderas y se podían leer denuncias en cartulinas, hubo humo morado y se roció sanitizante y muchos pañuelos la mayoría morados y verdes.

No hubo armas, sólo las palabras escritas y gritadas, sólo había espuma, esa era la defensa de las jovencitas de la comisión de seguridad que cuidaban la integridad física de sus compañeras.

La marcha era separatista y se avisó, sólo era de mujeres ¿Por qué para puras mujeres? Porque era un espacio de confianza, era la manada, mujeres adultas, jóvenes y niñas denunciaban a hombres que las lastimaron o que todavía las lastiman, no podía arriesgar a las hermanas a que se mezclaran los agresores.

Sobre la agresión a un periodista, no hubo tal, hay un video que prueba que fue, al contrario, el agredió a las jovencitas. Explico: Pese a que se les pidió a los periodistas varones no se metieran dentro de la marcha, sino que permanecieran a los lados, esta persona invadió y empezó a grabar con un teléfono, no con una cámara, se le insistió que no las grabara y el insistió en grabarlas y después de la “espumeada” las agredió físicamente, está en el video; en ningún momento se usó otro tipo de arma y de la sangre lo que posteriormente presento, ignoramos quién se lo hizo, las de la marcha no llevaban nada más que espuma.

Lamentamos que esta supuesta agresión se haya convertido en el tema principal de esta marcha llena de dolor donde las jóvenes y las adultas se manifestaron durante la marcha con consignas y más tarde ante el micrófono y en el tendedero; en cada palabra y en cada letra podíamos ver la desgarradora historia de las mujeres que confiaban en sus hermanas para poder decir todo aquello que le oprimía el corazón.

Por otra parte la iglesia católica sobreactuó y agredió a las mujeres de Durango que se manifestaron, hubo llamados a “proteger” la catedral católica de feministas satánicas que ya habían incendiado iglesias, nada más falso y el peor llamado al odio, además quienes oraban dentro de Catedral les gritaban a las mujeres “asesinas”

O sea, la iglesia católica fomentó el odio de sus feligreses al incitarlos a nombrarnos “satánicas” y “asesinas”; esto en lugar de fomentar el amor que se supone es su filosofía. ¿Estamos en la edad media? No, aunque le parezca mentira estamos en el siglo XXI.

Sobre la marcha del 8M2020, quiero agregar algunos comentarios:

La marcha fue bastante concurrida, fue una marcha pacífica, sólo se escucharon consignas y se ondearon banderas y se podían leer denuncias en cartulinas, hubo humo morado y se roció sanitizante y muchos pañuelos la mayoría morados y verdes.

No hubo armas, sólo las palabras escritas y gritadas, sólo había espuma, esa era la defensa de las jovencitas de la comisión de seguridad que cuidaban la integridad física de sus compañeras.

La marcha era separatista y se avisó, sólo era de mujeres ¿Por qué para puras mujeres? Porque era un espacio de confianza, era la manada, mujeres adultas, jóvenes y niñas denunciaban a hombres que las lastimaron o que todavía las lastiman, no podía arriesgar a las hermanas a que se mezclaran los agresores.

Sobre la agresión a un periodista, no hubo tal, hay un video que prueba que fue, al contrario, el agredió a las jovencitas. Explico: Pese a que se les pidió a los periodistas varones no se metieran dentro de la marcha, sino que permanecieran a los lados, esta persona invadió y empezó a grabar con un teléfono, no con una cámara, se le insistió que no las grabara y el insistió en grabarlas y después de la “espumeada” las agredió físicamente, está en el video; en ningún momento se usó otro tipo de arma y de la sangre lo que posteriormente presento, ignoramos quién se lo hizo, las de la marcha no llevaban nada más que espuma.

Lamentamos que esta supuesta agresión se haya convertido en el tema principal de esta marcha llena de dolor donde las jóvenes y las adultas se manifestaron durante la marcha con consignas y más tarde ante el micrófono y en el tendedero; en cada palabra y en cada letra podíamos ver la desgarradora historia de las mujeres que confiaban en sus hermanas para poder decir todo aquello que le oprimía el corazón.

Por otra parte la iglesia católica sobreactuó y agredió a las mujeres de Durango que se manifestaron, hubo llamados a “proteger” la catedral católica de feministas satánicas que ya habían incendiado iglesias, nada más falso y el peor llamado al odio, además quienes oraban dentro de Catedral les gritaban a las mujeres “asesinas”

O sea, la iglesia católica fomentó el odio de sus feligreses al incitarlos a nombrarnos “satánicas” y “asesinas”; esto en lugar de fomentar el amor que se supone es su filosofía. ¿Estamos en la edad media? No, aunque le parezca mentira estamos en el siglo XXI.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 21 de abril de 2021

Sí hay mujeres en Durango

Inicia nueva historia

Julieta Hernández Carmargo

miércoles 14 de abril de 2021

Sí hay mujeres en Durango

16 de abril: Día mundial contra la esclavitud infantil

Julieta Hernández Carmargo

miércoles 10 de marzo de 2021

Sí hay mujeres en Durango

Por una vida libre de violencia

Julieta Hernández Carmargo

Cargar Más