/ miércoles 15 de julio de 2020

Observatorio Internacional

¡SOS! dramático

De médicos, enfermeras y camilleros a las autoridades y a la población. Estimado lector, a querer y no el tema del Covid- 19 es un tema imposible de soslayar en el tiempo y en el espacio. Retomo como introducción algunas líneas de uno de mis artículos escrito con anterioridad.

“Como ya estamos enterados, el aislamiento social llegó… a diferentes niveles… pero llegó.

#QUÉDATE EN CASA es la expresión que permea en todas las capas sociales, ¡es el grito de guerra! contra el Covid-19.

En todo el mundo, las empresas industriales hacen un alto total. Casi todos los centros y establecimientos comerciales, grandes y pequeños, así como de diferente mercancía, cierran.

En la industria de los servicios se frena todo, hoteles, restaurantes, barberías, estéticas, entre otras muchas más, se quedan detenidas. Todo el comercio informal queda fuera de cuadro.

Las instituciones educativas de todos los niveles detienen su marcha.

Afuera sólo se quedan los que instan a través de la persuasión o por la fuerza a los transeúntes y automovilistas a abandonar la calle.

¡Las únicas “casas grandes” con un gran movimiento interno, pero restringido, son los hospitales!

Dentro del maremágnum de información y desinformación, más la segunda que la primera, parece que en vez de salir de esta terrible situación… parece… que no queremos salir de ella, al contrario… desafiamos la muerte, con información válida o no… pero así es.

Con una frecuencia inusual me llegan mensajes, leo mensajes o me llegan comentarios o bien me entero de ellos a través de los amigos que ejercen la noble tarea de la medicina.

Es un dramático ¡SOS! a las autoridades y a la población, ya no para que se tome conciencia de este terrible virus que es el Covid-19.

¡Claman a las autoridades apoyo urgente en medicamento, equipo y protección para ellos y sus familias!

¡Claman a las autoridades medidas eficaces que eviten con efectividad la movilidad de la población!

¡Suplican al borde del reclamo a la población que tomen conciencia de sus acciones!

Ciertamente que se han cambiado los colores de los semáforos, ciertamente se ha permitido abrir de manera gradual algunas de las actividades no esenciales. Pero esto… hay que admitirlo… ¡empeoró la situación! Y lo que más preocupa es la tendencia a agravarse más.

No se trata en este momento de buscar culpables, de lo que se trata es de actuar, de lo que se trata es de tomar decisiones para bien de todos. ¿Que si percibo esta situación desde afuera? Sí.

Tengo amigos que se han contagiado y que superaron la crisis gracias a médicos y enfermeras. Tengo amigos que han perdido la batalla contra este terrible virus. Tengo amigos médicos, enfermeras y camilleros que están en esta desventajosa lucha exponiendo su vida. Conozco a hijos de médicos que están ahí. Conozco a los directores de los hospitales.

Tengo el privilegio de conocer al C. Secretario de Salud y sé de su angustia, desesperación y responsabilidad. Tengo un hijo urgenciólogo que al igual que muchos de sus compañeros están en esta guerra.

Sí sé de qué se trata… y sí sé lo que se siente. Por eso me uno al clamor de estos nobles gremios, médicos, enfermeras, camilleros y autoridades hospitalarias, para que su voz tenga eco en sus demandas.

¡SOS! dramático

De médicos, enfermeras y camilleros a las autoridades y a la población. Estimado lector, a querer y no el tema del Covid- 19 es un tema imposible de soslayar en el tiempo y en el espacio. Retomo como introducción algunas líneas de uno de mis artículos escrito con anterioridad.

“Como ya estamos enterados, el aislamiento social llegó… a diferentes niveles… pero llegó.

#QUÉDATE EN CASA es la expresión que permea en todas las capas sociales, ¡es el grito de guerra! contra el Covid-19.

En todo el mundo, las empresas industriales hacen un alto total. Casi todos los centros y establecimientos comerciales, grandes y pequeños, así como de diferente mercancía, cierran.

En la industria de los servicios se frena todo, hoteles, restaurantes, barberías, estéticas, entre otras muchas más, se quedan detenidas. Todo el comercio informal queda fuera de cuadro.

Las instituciones educativas de todos los niveles detienen su marcha.

Afuera sólo se quedan los que instan a través de la persuasión o por la fuerza a los transeúntes y automovilistas a abandonar la calle.

¡Las únicas “casas grandes” con un gran movimiento interno, pero restringido, son los hospitales!

Dentro del maremágnum de información y desinformación, más la segunda que la primera, parece que en vez de salir de esta terrible situación… parece… que no queremos salir de ella, al contrario… desafiamos la muerte, con información válida o no… pero así es.

Con una frecuencia inusual me llegan mensajes, leo mensajes o me llegan comentarios o bien me entero de ellos a través de los amigos que ejercen la noble tarea de la medicina.

Es un dramático ¡SOS! a las autoridades y a la población, ya no para que se tome conciencia de este terrible virus que es el Covid-19.

¡Claman a las autoridades apoyo urgente en medicamento, equipo y protección para ellos y sus familias!

¡Claman a las autoridades medidas eficaces que eviten con efectividad la movilidad de la población!

¡Suplican al borde del reclamo a la población que tomen conciencia de sus acciones!

Ciertamente que se han cambiado los colores de los semáforos, ciertamente se ha permitido abrir de manera gradual algunas de las actividades no esenciales. Pero esto… hay que admitirlo… ¡empeoró la situación! Y lo que más preocupa es la tendencia a agravarse más.

No se trata en este momento de buscar culpables, de lo que se trata es de actuar, de lo que se trata es de tomar decisiones para bien de todos. ¿Que si percibo esta situación desde afuera? Sí.

Tengo amigos que se han contagiado y que superaron la crisis gracias a médicos y enfermeras. Tengo amigos que han perdido la batalla contra este terrible virus. Tengo amigos médicos, enfermeras y camilleros que están en esta desventajosa lucha exponiendo su vida. Conozco a hijos de médicos que están ahí. Conozco a los directores de los hospitales.

Tengo el privilegio de conocer al C. Secretario de Salud y sé de su angustia, desesperación y responsabilidad. Tengo un hijo urgenciólogo que al igual que muchos de sus compañeros están en esta guerra.

Sí sé de qué se trata… y sí sé lo que se siente. Por eso me uno al clamor de estos nobles gremios, médicos, enfermeras, camilleros y autoridades hospitalarias, para que su voz tenga eco en sus demandas.

Policiaca

Mueren en Guadalupe Victoria 2 menores por consumir alimentos en mal estado

En tanto sus padres se encuentran hospitalizados en estado de gravedad

Local

INE Durango diseña estrategia sanitaria para la jornada electoral

Se habrán de llevar a cabo una serie de acciones específicas para que el ejercer el derecho al voto no se convierta en un riesgo de contagio

Local

Aumentan jubilaciones de burócratas al doble en Durango

Cuando inicio la administración actual se tenía 3 mil pensionados y jubilados, actualmente la cifra se incrementó a más de 7 mil y es probable que al finalizar el sexenio aumente a 10 mil

Doble Vía

Mexicanos no heredan dinero, sino sus smartphones

Siete de cada 10 celulares que se reemplazan tienen segundo uso, la mayoría se dan a familiares o amigos

Mundo

Joe Biden, con la tarea de regular las redes sociales

Mantendrá en la agenda la supervisión de la libertad de expresión y el control de “fake news” en las plataformas

Gossip

Karol Sevilla deja atrás Soy Luna y toma impulso como cantante

Después de Soy Luna vuelve a la actuación en una serie que grabará para una plataforma de streaming

Finanzas

Pemex ya sabía de conflicto con el sindicato

El Sindicato denuncia que los trabajadores hacen sus labores en situación de riesgo y que no les dan ni ropa ni calzado

Gossip

Plagio, la serie recrea trasplante cerebral

El actor Fabián Corres protagoniza esta producción de Amazon Prime Video y que está inspirada en investigaciones reales para lograr este proceso médico

Gossip

Telenovela Te Acuerdas de mí tiene lanzamiento virtual

Gabriel Soto, Fátima Molina y Guillermo García Cantú dan vida al triángulo amoroso de la telenovela que inicia este lunes 18