/ lunes 24 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

El Metrobús

La sociedad y el cuerpo humano pueden equipararse; las células con individuos, la cabeza con el gobierno, el corazón con el senado, los nervios con la electricidad, el sistema circulatorio con el transporte y comunicaciones.- Hebert Spencer; Teoría organicista de la sociedad.

El transporte público de personas y cosas es regulado por la autoridad, y se autoriza por concesiones y permisos. En la modalidad de personas, el metrobús de La Laguna que fuera cancelado por López Obrador en consulta instantánea entre los asistentes a una reunión con él (el gobierno del estado dice acarreados por la presidenta electa), fue el motivo de la campaña del gobierno contra la cancelación, la rechifla al gobernador, y por la rectificación de la cancelación.

El Metrobús en cuestión lleva años planeándose, obra de vialidad que nunca atendió Gobierno del Estado. Ha sido muy discreto con los concesionarios del transporte para evitar su presión y no incomodar a los sindicatos de concesionarios de rutas urbanas en su relación electoral con ellos. Así sucedió aquí en Durango con Adán Soria, que se quedó solo en el Ayuntamiento cuando planteó tal posibilidad, y fue rechazado por los concesionarios mayoritarios locales.

En efecto, el transporte y las comunicaciones aéreas y terrestres -que no es la conectividad, propia del internet- son básicos para el desplazamiento de personas y cosas, mayormente en México que tiene pocos ferrocarriles; el 85% se hace por carretera. El traslado de personas eficiente y seguro significa ahorro de tiempo y seguridad. El transporte público urbano es deficiente, los trabajadores utilizan el doble de tiempo en su traslado del hogar al trabajo. El traslado de mercancías por carretera eleva el precio de los productos por el costo del flete. El metrobús es necesario para Torreón, Gómez Palacio y Lerdo.

Su cancelación revistió dos aspectos, la respuesta del gobierno y sus clientes al abucheo al gobernador, y otra es el repentino interés del gobierno por la obra de vialidad, cuando que por tres años no hicieron nada. Se materializó una campaña del Bicentenario contra la encuesta de “mano alzada” dijeron. Antecedentes, por cuatro años se dieron diferencias y negociaciones entre las autoridades del transporte de Torreón, y los concesionarios de rutas. Hubo desencuentros con los permisionarios y autobuses ante la modificación y supresión de rutas.

Años de negociación para ofrecer alternativas a los autobuseros, se les invitó a invertir, se construyeron estaciones, incluso derribaron el monumento de entrada a la ciudad al límite con Gómez Palacio y allí se construyó una de varias estaciones.

Mientras el gobierno de Durango permaneció ajeno y no se hizo ningún trabajo en Gómez Palacio y Lerdo, e incluso declararon rechazarlo. A iniciativa de concesionarios de Gómez Palacio, sabedores de que planeaban que cruzara el bulevar Miguel Alemán y siguiera por el anillo periférico de Lerdo (el ex bordo) propusieron que el metrobús que recorrerá el Bulevar Revolución en 20 km hasta Matamoros, entrara por el lado norte a la ciudad industrial, por el rumbo se ubican conjuntos habitacionales denominados Chapala, extensos y densos en habitaciones. Argumentaron que allí viven muchos trabajadores que laboran en Torreón y que de Torreón también se desplazan obreros a la grande ciudad industrial de Gómez Palacio, para evitar en el corto plazo que el microbús atravesara por el bulevar Miguel Alemán y eje de la ciudad.

Al mismo tiempo el Bicentenario permitió una campaña en prensa y su canal de televisión preferido contra la encuesta de López Obrador y contra su persona. Se seleccionaron entrevistas a modo con personajes antagónicos a López Obrador, a conocidos reporteros clientes los pusieron a desquitar el sueldo. Claro que no faltaron grupos que ostentan la representación de los constructores, o los de maquinaria pesada predilectos de la parafernalia oficial, el del Consejo Coordinador Imperial, y demás voceros oficiosos del gobierno en turno.

La avalancha no la pensamos gratuita y menos espontanea contra la encuesta, el presidente, y contra la presidenta electa de Gómez Palacio. De ésta se dijo que llevó acarreados, juntar gente para gritarle a un gobernador que ha invertido mucho tiempo y dinero en su figura no es fácil, o encubre causas de fondo, Marina Vitela contesta que la sobrevaloran. Si fuese cierto, hay mucho en qué pensar, más si no se atienden debidamente en problema del arsénico en el agua, la industria lechera, la planta de cianuro y los desaires previos al presidente por autoridades del lugar.

Las entrevistas y las notas difundidas contra el presidente tuvieron una pauta de ignorancia y orden cumplida. Juzgar ingenuo o ignorante a quien hizo los segundos pisos y estaciones del metro, en un error. Sin información veraz no se ataja la difusión en redes de internet a las versiones de repentino interés en la construcción de la obra.

En un periódico nacional, el diputado Francisco Javier Borrego Adame declaró que la comisión permanente del Congreso de la Unión, el 12 de junio aprobó un punto de acuerdo para solicitar a los gobiernos de Coahuila y Durango, aplicación en el proyecto y transparencia en la construcción y no se utilicen recursos a discreción por los gobiernos. Particularmente el bicentenario en vez de anatemas, debe explicaciones.

El Metrobús

La sociedad y el cuerpo humano pueden equipararse; las células con individuos, la cabeza con el gobierno, el corazón con el senado, los nervios con la electricidad, el sistema circulatorio con el transporte y comunicaciones.- Hebert Spencer; Teoría organicista de la sociedad.

El transporte público de personas y cosas es regulado por la autoridad, y se autoriza por concesiones y permisos. En la modalidad de personas, el metrobús de La Laguna que fuera cancelado por López Obrador en consulta instantánea entre los asistentes a una reunión con él (el gobierno del estado dice acarreados por la presidenta electa), fue el motivo de la campaña del gobierno contra la cancelación, la rechifla al gobernador, y por la rectificación de la cancelación.

El Metrobús en cuestión lleva años planeándose, obra de vialidad que nunca atendió Gobierno del Estado. Ha sido muy discreto con los concesionarios del transporte para evitar su presión y no incomodar a los sindicatos de concesionarios de rutas urbanas en su relación electoral con ellos. Así sucedió aquí en Durango con Adán Soria, que se quedó solo en el Ayuntamiento cuando planteó tal posibilidad, y fue rechazado por los concesionarios mayoritarios locales.

En efecto, el transporte y las comunicaciones aéreas y terrestres -que no es la conectividad, propia del internet- son básicos para el desplazamiento de personas y cosas, mayormente en México que tiene pocos ferrocarriles; el 85% se hace por carretera. El traslado de personas eficiente y seguro significa ahorro de tiempo y seguridad. El transporte público urbano es deficiente, los trabajadores utilizan el doble de tiempo en su traslado del hogar al trabajo. El traslado de mercancías por carretera eleva el precio de los productos por el costo del flete. El metrobús es necesario para Torreón, Gómez Palacio y Lerdo.

Su cancelación revistió dos aspectos, la respuesta del gobierno y sus clientes al abucheo al gobernador, y otra es el repentino interés del gobierno por la obra de vialidad, cuando que por tres años no hicieron nada. Se materializó una campaña del Bicentenario contra la encuesta de “mano alzada” dijeron. Antecedentes, por cuatro años se dieron diferencias y negociaciones entre las autoridades del transporte de Torreón, y los concesionarios de rutas. Hubo desencuentros con los permisionarios y autobuses ante la modificación y supresión de rutas.

Años de negociación para ofrecer alternativas a los autobuseros, se les invitó a invertir, se construyeron estaciones, incluso derribaron el monumento de entrada a la ciudad al límite con Gómez Palacio y allí se construyó una de varias estaciones.

Mientras el gobierno de Durango permaneció ajeno y no se hizo ningún trabajo en Gómez Palacio y Lerdo, e incluso declararon rechazarlo. A iniciativa de concesionarios de Gómez Palacio, sabedores de que planeaban que cruzara el bulevar Miguel Alemán y siguiera por el anillo periférico de Lerdo (el ex bordo) propusieron que el metrobús que recorrerá el Bulevar Revolución en 20 km hasta Matamoros, entrara por el lado norte a la ciudad industrial, por el rumbo se ubican conjuntos habitacionales denominados Chapala, extensos y densos en habitaciones. Argumentaron que allí viven muchos trabajadores que laboran en Torreón y que de Torreón también se desplazan obreros a la grande ciudad industrial de Gómez Palacio, para evitar en el corto plazo que el microbús atravesara por el bulevar Miguel Alemán y eje de la ciudad.

Al mismo tiempo el Bicentenario permitió una campaña en prensa y su canal de televisión preferido contra la encuesta de López Obrador y contra su persona. Se seleccionaron entrevistas a modo con personajes antagónicos a López Obrador, a conocidos reporteros clientes los pusieron a desquitar el sueldo. Claro que no faltaron grupos que ostentan la representación de los constructores, o los de maquinaria pesada predilectos de la parafernalia oficial, el del Consejo Coordinador Imperial, y demás voceros oficiosos del gobierno en turno.

La avalancha no la pensamos gratuita y menos espontanea contra la encuesta, el presidente, y contra la presidenta electa de Gómez Palacio. De ésta se dijo que llevó acarreados, juntar gente para gritarle a un gobernador que ha invertido mucho tiempo y dinero en su figura no es fácil, o encubre causas de fondo, Marina Vitela contesta que la sobrevaloran. Si fuese cierto, hay mucho en qué pensar, más si no se atienden debidamente en problema del arsénico en el agua, la industria lechera, la planta de cianuro y los desaires previos al presidente por autoridades del lugar.

Las entrevistas y las notas difundidas contra el presidente tuvieron una pauta de ignorancia y orden cumplida. Juzgar ingenuo o ignorante a quien hizo los segundos pisos y estaciones del metro, en un error. Sin información veraz no se ataja la difusión en redes de internet a las versiones de repentino interés en la construcción de la obra.

En un periódico nacional, el diputado Francisco Javier Borrego Adame declaró que la comisión permanente del Congreso de la Unión, el 12 de junio aprobó un punto de acuerdo para solicitar a los gobiernos de Coahuila y Durango, aplicación en el proyecto y transparencia en la construcción y no se utilicen recursos a discreción por los gobiernos. Particularmente el bicentenario en vez de anatemas, debe explicaciones.

lunes 19 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 12 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 05 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 29 de julio de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 22 de julio de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 15 de julio de 2019

Percepción ciudadana

lunes 01 de julio de 2019

Percepción ciudadana

lunes 24 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

lunes 17 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

lunes 10 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

Cargar Más