/ lunes 5 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

Deja vu

Una tarea fructuosa de la imaginación sociológica es quizás, distinguir entre las inquietudes personales del medio y los problemas públicos de la estructura social.- Wright Mills; La imaginación Sociológica

Wight Mills, gran sociólogo norteamericano que murió joven en los setentas, era calificado de funcionalista, los que pretenden explicar los problemas aislándolos del contexto social.

En los ochentas fue reconocido por filósofos de izquierda en Karel Kossik, Henri Lefbvre y propio Politburó de la ex-URRS de Mijaíl Gorbachov, últimamente al autor de la Élite del Poder lo retoman analistas de la situación nacional.

La próxima visita de López Obrador, el informe a la mitad del sexenio estatal y la celebración de la “Feria Nacional” son acontecimientos que motivan la discusión sobre las circunstancias locales. Con parecido enfoque al de W. Mills, Umberto Cerroni, en Sociología del Hambre afirma que los políticos de sociedades subdesarrolladas, con capacidad y valor deben enfrentar la influencia de estructuras sociales anticuadas, a las que les añaden en viva dialéctica, estructuras mentales anticuadas, es decir modos de pensar y escalas de valores económicamente rebasados.

De tal manera dice el autor, que no hay empresa más desesperada que tratar de establecer un mecanismo autónomo de desarrollo en un ámbito social que permanece indiferente o lo ve como extraño y no factible.

Vayamos por orden, en la ciudad para todo hacen un desfile o una ceremonia para entregar algunas despensas, y este gobierno lo promueve como los anteriores, sólo que éste se pregonó como el del cambio verdadero. La pobreza de Durango se demuestra en que el erario es el factor de mayor empleo, de contratos que persiguen los constructores para sus empresas y trabajadores.

Los afilados al ISSSTE en Nuevo León o Guanajuato es de 13 a 100 con los del IMSS. En Durango la proporción es de 33 a 100. Las vacaciones del gobierno estatal desahogan el tráfico o ponen en aprietos a las televisoras privadas que ventilan en sus largos noticieros mucho tiempo en publicidad oficial.

En el panorama se encuadra la “Fenadu”, anticuada celebración, gastan en publicidad a las televisoras privadas, cobran por todo hasta en los sanitarios. En la feria actual los expositores industriales anfitriones y foráneos costean la feria al promocionar sus productos en contratos y ventas a granel. Parece que organizamos una kermés grande en la que sólo faltan la cárcel y el juez de mentiritas para que case las parejas. En tiempos de la 4T escudriñaremos las ganancias, no vaya a ser que nos salgan con menos de 10 millones de pesos.

Llega el presidente y llevamos 21 años sin proyecto ni idea del desarrollo. Y aunque el Gobierno del Estado tiene mucho dinero seguimos pidiendo. En unos cuantos meses, ahorrando el derroche y nóminas fantasmas tendría recursos para arriesgar en inversiones promotoras de inversiones.

Este gobierno no tuvo despegue, no ejerció gobernabilidad en crecimiento político y planeación en desarrollo industrial. Asumió López Obrador con otras reglas y aquí se sigue haciendo relaciones públicas, viajes infructuosos de promoción económica y dosificando a la prensa con el presupuesto.

Es otra política, ya no habrá recursos paras los gobernadores que recibían hasta para la nómina, presidencialismo viejo hacia gobernadores y estos a municipios afines, los reyezuelos feudales cobraban la disciplina, los municipios como las personas recibirán programas directos. La trasparencia y rendición de cuentas tenemos que inaugurarla en Durango al costo que sea, frente a una administración anodina y equilibrista.

Gracias a López Obrador hay crítica y transparencia en provincia, no se recuerda que algún locutor de televisión privada local hiciera un señalamiento a Peña Nieto, hoy se fustiga y burlan del presidente sin censura. Un dócil trato que el dan al gobernador, distinto el que le dan a López Obrador.

Al gobernador elogios y corbatas bonitas, y no se trate de algún jefe de oficina porque lo satanizan. Y así marchamos, seguramente también para el que escribe, sin el suficiente esfuerzo y valor para esclarecer por cualquier medio la corrupción y la ineficiencia.

Y lo ya visto. Sin proyecto de envergadura y estructurado volveremos a pedir, sin inteligencia y sin plan integral. Lo mismo los representantes empresariales que de todo hablan, de pedir subsidios y la supuesta confianza, no hablan de precios e inversiones. Una señora de apellido Vivó, antes una voz crítica, dirige un plan de 20–40, o el secretario de economía que dice que el proyecto de estación central se concluirá en 30 años, para cuando vayamos a las galaxias. Viene el informe de la mitad, su parafernalia, los protocolos y cortesías. ¿Aguantaremos otros tres años de PRIAN con lo mismo, o la suerte no cobijará?

Deja vu

Una tarea fructuosa de la imaginación sociológica es quizás, distinguir entre las inquietudes personales del medio y los problemas públicos de la estructura social.- Wright Mills; La imaginación Sociológica

Wight Mills, gran sociólogo norteamericano que murió joven en los setentas, era calificado de funcionalista, los que pretenden explicar los problemas aislándolos del contexto social.

En los ochentas fue reconocido por filósofos de izquierda en Karel Kossik, Henri Lefbvre y propio Politburó de la ex-URRS de Mijaíl Gorbachov, últimamente al autor de la Élite del Poder lo retoman analistas de la situación nacional.

La próxima visita de López Obrador, el informe a la mitad del sexenio estatal y la celebración de la “Feria Nacional” son acontecimientos que motivan la discusión sobre las circunstancias locales. Con parecido enfoque al de W. Mills, Umberto Cerroni, en Sociología del Hambre afirma que los políticos de sociedades subdesarrolladas, con capacidad y valor deben enfrentar la influencia de estructuras sociales anticuadas, a las que les añaden en viva dialéctica, estructuras mentales anticuadas, es decir modos de pensar y escalas de valores económicamente rebasados.

De tal manera dice el autor, que no hay empresa más desesperada que tratar de establecer un mecanismo autónomo de desarrollo en un ámbito social que permanece indiferente o lo ve como extraño y no factible.

Vayamos por orden, en la ciudad para todo hacen un desfile o una ceremonia para entregar algunas despensas, y este gobierno lo promueve como los anteriores, sólo que éste se pregonó como el del cambio verdadero. La pobreza de Durango se demuestra en que el erario es el factor de mayor empleo, de contratos que persiguen los constructores para sus empresas y trabajadores.

Los afilados al ISSSTE en Nuevo León o Guanajuato es de 13 a 100 con los del IMSS. En Durango la proporción es de 33 a 100. Las vacaciones del gobierno estatal desahogan el tráfico o ponen en aprietos a las televisoras privadas que ventilan en sus largos noticieros mucho tiempo en publicidad oficial.

En el panorama se encuadra la “Fenadu”, anticuada celebración, gastan en publicidad a las televisoras privadas, cobran por todo hasta en los sanitarios. En la feria actual los expositores industriales anfitriones y foráneos costean la feria al promocionar sus productos en contratos y ventas a granel. Parece que organizamos una kermés grande en la que sólo faltan la cárcel y el juez de mentiritas para que case las parejas. En tiempos de la 4T escudriñaremos las ganancias, no vaya a ser que nos salgan con menos de 10 millones de pesos.

Llega el presidente y llevamos 21 años sin proyecto ni idea del desarrollo. Y aunque el Gobierno del Estado tiene mucho dinero seguimos pidiendo. En unos cuantos meses, ahorrando el derroche y nóminas fantasmas tendría recursos para arriesgar en inversiones promotoras de inversiones.

Este gobierno no tuvo despegue, no ejerció gobernabilidad en crecimiento político y planeación en desarrollo industrial. Asumió López Obrador con otras reglas y aquí se sigue haciendo relaciones públicas, viajes infructuosos de promoción económica y dosificando a la prensa con el presupuesto.

Es otra política, ya no habrá recursos paras los gobernadores que recibían hasta para la nómina, presidencialismo viejo hacia gobernadores y estos a municipios afines, los reyezuelos feudales cobraban la disciplina, los municipios como las personas recibirán programas directos. La trasparencia y rendición de cuentas tenemos que inaugurarla en Durango al costo que sea, frente a una administración anodina y equilibrista.

Gracias a López Obrador hay crítica y transparencia en provincia, no se recuerda que algún locutor de televisión privada local hiciera un señalamiento a Peña Nieto, hoy se fustiga y burlan del presidente sin censura. Un dócil trato que el dan al gobernador, distinto el que le dan a López Obrador.

Al gobernador elogios y corbatas bonitas, y no se trate de algún jefe de oficina porque lo satanizan. Y así marchamos, seguramente también para el que escribe, sin el suficiente esfuerzo y valor para esclarecer por cualquier medio la corrupción y la ineficiencia.

Y lo ya visto. Sin proyecto de envergadura y estructurado volveremos a pedir, sin inteligencia y sin plan integral. Lo mismo los representantes empresariales que de todo hablan, de pedir subsidios y la supuesta confianza, no hablan de precios e inversiones. Una señora de apellido Vivó, antes una voz crítica, dirige un plan de 20–40, o el secretario de economía que dice que el proyecto de estación central se concluirá en 30 años, para cuando vayamos a las galaxias. Viene el informe de la mitad, su parafernalia, los protocolos y cortesías. ¿Aguantaremos otros tres años de PRIAN con lo mismo, o la suerte no cobijará?

lunes 19 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 12 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 05 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 29 de julio de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 22 de julio de 2019

PERCEPCIÓN CIUDADANA

lunes 15 de julio de 2019

Percepción ciudadana

lunes 01 de julio de 2019

Percepción ciudadana

lunes 24 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

lunes 17 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

lunes 10 de junio de 2019

Percepción Ciudadana

Cargar Más