/ martes 6 de julio de 2021

Percepción ciudadana

Dick Morris, en su libro Juegos de Poder, documenta que la esencia de cualquier organización puede perderse en infinidad de detalles cubierta por un adiestrado cinismo.

Los partidos políticos por obligación legal deben registrar sus documentos fundamentales, su doctrina en argumentos, principios, inclinaciones, en otras palabras, un complejo dogmatico e idealista. A la peor acepción de cinismo, algunos reporteros le llaman pragmatismo, y es falso, en cuanto que éste es un apunte filosófico reciente que sostiene que debe haber vinculación de la teoría con la práctica y regresar al teoría. De alguna manera antecedente de la teoría Mao Zedong del aprender de los errores, o bien de la teoría de Praxis, tesis filosófica desarrollada por Adolfo Sánchez Vázquez, de que la praxis es la unión de la teoría y la práctica en correspondencia. Es más ordinario referir el cinismo como lo hizo el escritor Oscar Wilde: Una persona que sabe el precio de todo y el valor de nada.

En términos llanos no ha sucedido nada en los partidos que no se haya dicho, siguen buscando colocaciones, batallan sin los apoyos que el PRIAN les proporcionaba. El subsidio a partidos es un vicio que la 4T prometió suprimir, pero cambió de idea y ahora lo aprovecha, en esto y en otras se parecen mucho al PRIAN. Objetivamente los resultados del 6 de junio fueron sólo a favor o contra de López Obrador, aquí Morena que no sabe ni quiere ser oposición, volvió a perder el presidente la ciudad capital por tercera vez. Sin dimensión orgánica de la 4T, y en manejo del erario por el bicentenario en las campañas no es ningún triunfo a festejar.

En Durango, sin crecimiento y retroceso, sin empleo ni expectativa en la población por un mejor futuro, con la resignación familiar de que sus hijos graduados se vayan del Estado en busca de un empleo no bien pagado. Condiciones abonadas por el nivel del gobierno del Estado, y la pasividad y conservadurismo de la clase política y sectores de empresarios, permea un ambiente bullicioso y pérdida de energía social, circunstancia que propicia cotarro electoral y los mentideros futuristas.

Se proclaman aspirantes a gobernador, hay apariencias y vedetismo en algunos postulantes. Por la coalición oficial destacan con posibilidades Ricardo Pacheco, Jorge Salum y Oscar García Barrón por MC. Liderazgo, experiencia legislativa, administración pública. R. Pacheco tiene una base real en el mayor número de sindicatos organizados no burocráticos, y sin recuperación económica con polarización política, por su perfil Pacheco y trabajadores agrupados serán actores fundamentales. Jorge Salum es un competidor electoral fuerte, de trabajo consistente dentro del PAN y sobresale en preferencias en sus filas. Oscar García Barrón es líder de ganaderos del sector social, a piedra y lodo ha avanzado, es crítico de la pobre económica del Estado y la acción del Bicentenario. R. Pacheco y después O. García pueden movilizar a sus organizaciones de un día para otro en demandas y propias y operación política. J. Salum suma criterios de simpatizantes de panismo tradicional y el reciente.

Los postulantes mencionados se caracterizan por ser sobrios, serios y ajenos a desplantes publicitarios o sofisticados. Pacheco y Salum medirán posibilidades dentro de la coalición en el gobierno en donde se cree que Aispuro con el presupuesto lleva mano, el gobernador priista como es, no tendrá fácil su injerencia en el PRIAN, y en el presupuesto espera una problemática rendición de cuentas, en esa obscuridad en la que puede haber transparencia desde la Federación.

Morena se reorganiza y vivirá un proceso distinto de cara al 2022. Lo veremos.

Dick Morris, en su libro Juegos de Poder, documenta que la esencia de cualquier organización puede perderse en infinidad de detalles cubierta por un adiestrado cinismo.

Los partidos políticos por obligación legal deben registrar sus documentos fundamentales, su doctrina en argumentos, principios, inclinaciones, en otras palabras, un complejo dogmatico e idealista. A la peor acepción de cinismo, algunos reporteros le llaman pragmatismo, y es falso, en cuanto que éste es un apunte filosófico reciente que sostiene que debe haber vinculación de la teoría con la práctica y regresar al teoría. De alguna manera antecedente de la teoría Mao Zedong del aprender de los errores, o bien de la teoría de Praxis, tesis filosófica desarrollada por Adolfo Sánchez Vázquez, de que la praxis es la unión de la teoría y la práctica en correspondencia. Es más ordinario referir el cinismo como lo hizo el escritor Oscar Wilde: Una persona que sabe el precio de todo y el valor de nada.

En términos llanos no ha sucedido nada en los partidos que no se haya dicho, siguen buscando colocaciones, batallan sin los apoyos que el PRIAN les proporcionaba. El subsidio a partidos es un vicio que la 4T prometió suprimir, pero cambió de idea y ahora lo aprovecha, en esto y en otras se parecen mucho al PRIAN. Objetivamente los resultados del 6 de junio fueron sólo a favor o contra de López Obrador, aquí Morena que no sabe ni quiere ser oposición, volvió a perder el presidente la ciudad capital por tercera vez. Sin dimensión orgánica de la 4T, y en manejo del erario por el bicentenario en las campañas no es ningún triunfo a festejar.

En Durango, sin crecimiento y retroceso, sin empleo ni expectativa en la población por un mejor futuro, con la resignación familiar de que sus hijos graduados se vayan del Estado en busca de un empleo no bien pagado. Condiciones abonadas por el nivel del gobierno del Estado, y la pasividad y conservadurismo de la clase política y sectores de empresarios, permea un ambiente bullicioso y pérdida de energía social, circunstancia que propicia cotarro electoral y los mentideros futuristas.

Se proclaman aspirantes a gobernador, hay apariencias y vedetismo en algunos postulantes. Por la coalición oficial destacan con posibilidades Ricardo Pacheco, Jorge Salum y Oscar García Barrón por MC. Liderazgo, experiencia legislativa, administración pública. R. Pacheco tiene una base real en el mayor número de sindicatos organizados no burocráticos, y sin recuperación económica con polarización política, por su perfil Pacheco y trabajadores agrupados serán actores fundamentales. Jorge Salum es un competidor electoral fuerte, de trabajo consistente dentro del PAN y sobresale en preferencias en sus filas. Oscar García Barrón es líder de ganaderos del sector social, a piedra y lodo ha avanzado, es crítico de la pobre económica del Estado y la acción del Bicentenario. R. Pacheco y después O. García pueden movilizar a sus organizaciones de un día para otro en demandas y propias y operación política. J. Salum suma criterios de simpatizantes de panismo tradicional y el reciente.

Los postulantes mencionados se caracterizan por ser sobrios, serios y ajenos a desplantes publicitarios o sofisticados. Pacheco y Salum medirán posibilidades dentro de la coalición en el gobierno en donde se cree que Aispuro con el presupuesto lleva mano, el gobernador priista como es, no tendrá fácil su injerencia en el PRIAN, y en el presupuesto espera una problemática rendición de cuentas, en esa obscuridad en la que puede haber transparencia desde la Federación.

Morena se reorganiza y vivirá un proceso distinto de cara al 2022. Lo veremos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

López Obrador se desplaza sobre rieles

Leobaldo García Orrante

martes 07 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

Lo que arregla con dinero sale barato

Leobaldo García Orrante

martes 03 de agosto de 2021

Percepción ciudadana

Consulta popular y participación social

Leobaldo García Orrante

martes 20 de julio de 2021

Percepción Ciudadana

La sucesión presidencial

Leobaldo García Orrante

martes 13 de julio de 2021

Percepción ciudadana

La izquierda es marginal en la 4T

Leobaldo García Orrante

Cargar Más