/ martes 13 de julio de 2021

Percepción ciudadana

Milan kundera en su novela Identidad, desglosa los atributos señalados. La identidad, categoría filosófica cuestionada por la dialéctica marxista, en términos sociales actualmente se usa a discreción.

La 4T y su partido MORENA después de las lecciones de junio y por su programa de gobierno a mitad de sexenio, se proponen reorganizarse y configurar su personalidad, tener armonía en el discurso y en los hechos, enderezar una reafirmación ideológica. Compaginar las tareas de la agenda social con el trabajo político de información y educación de cuadros, con atención a sectores opositores de ingreso medio y profesional, aquí en Durango ya se programa.

Dice Zigmunt Bauman, en La sociedad líquida, que antes fijábamos los fines y acoplábamos los medios, ahora primero los medios y se desconocen los fines. Morena para llegar sumó a actores de ideología diversa que no ayudan a una acción política coherente.

No esperaba el presidente perder la mayoría electoral en la Ciudad de México, o con margen igual en poblaciones con desarrollo industrial. Los resultados causaron cambios en la 4T, se retiró a Gabriel García de los programas de Bienestar, los trascendidos le cargan la perdida en la CMX, llega Martí Batres a la Secretaría de la CDMX. El presidente antes de los comicios, recriminó al candidato priista de Nuevo León, pedía elecciones limpias y redujo los ataques al INE, de la supuesta la injerencia del narcotráfico no habló.

No hay argumento valedero del por qué el presidente arremete contra periodistas, clases medias, intelectuales y profesionistas, y es equívoco zaherir la crítica de sus opositores. La comunicación presidencial con amplios recursos y espacio, es delicada porque es una plataforma valiosa en la gobernabilidad, marcando criterios y dirigiendo la discusión y debate sobre la cosa pública, es un faro importante, cuestión de asesores o ideólogos.

El presidente líder único de Morena no le ha dado lineamientos, ha reprobado desorden interno, y no les ha sugerido acciones o pronunciamientos políticos como jefe de la 4T. En el problema de la línea 12 del Metro se vio ineficacia de operación y respuesta, se cubrió la imagen de Claudia Sheinbaum, el presidente y ella acordaron con Carlos Slim la reparación de la línea, acuerdo reservado y no se conocieron responsabilidades, el presidente fustigó trataran de enfrentar a C. Sheinbaum y M Ebrard.

Dice el historiador y antropólogo Roger Bartra, que la izquierda es marginal en la 4T y que hay limitación de sus doctrinarios que aguardan más congruencia en la 4T. Una tarea que espera porque la popularidad del jefe parece declinar.

Escribe Carlos Ramírez, en su Indicador Político, que el presidente al seleccionar precandidatos a sucederlo, recicla los modos del PRI, añade que éste ya murió pero que vive en el corazón de MORENA. Que no se exhorta a un proceso de participación y discusión sobre los mejores hombres con ideas para las tareas importantes.

Sin embargo la 4T y MORENA inician cambios, y aquí en Durango se pueden reagrupar sus corrientes a partir de una evaluación seria de la actuación en las campañas pasadas, depurar sus prácticas y diferenciarse de los usos y estilos del PRIAN que algunos de sus cuadros dirigentes no abandonan, que no secundan la critica que sostiene López Obrador.

En Morena en sus filas hay coincidencia sobre Margarita Valdez y Marina Vitela para precandidatas al Gobierno del Estado, y la prensa informa de aspiraciones de J. Ramón Enríquez y Manuel Espino. Acerca de ellos y otros comentaremos de méritos y deméritos.

Milan kundera en su novela Identidad, desglosa los atributos señalados. La identidad, categoría filosófica cuestionada por la dialéctica marxista, en términos sociales actualmente se usa a discreción.

La 4T y su partido MORENA después de las lecciones de junio y por su programa de gobierno a mitad de sexenio, se proponen reorganizarse y configurar su personalidad, tener armonía en el discurso y en los hechos, enderezar una reafirmación ideológica. Compaginar las tareas de la agenda social con el trabajo político de información y educación de cuadros, con atención a sectores opositores de ingreso medio y profesional, aquí en Durango ya se programa.

Dice Zigmunt Bauman, en La sociedad líquida, que antes fijábamos los fines y acoplábamos los medios, ahora primero los medios y se desconocen los fines. Morena para llegar sumó a actores de ideología diversa que no ayudan a una acción política coherente.

No esperaba el presidente perder la mayoría electoral en la Ciudad de México, o con margen igual en poblaciones con desarrollo industrial. Los resultados causaron cambios en la 4T, se retiró a Gabriel García de los programas de Bienestar, los trascendidos le cargan la perdida en la CMX, llega Martí Batres a la Secretaría de la CDMX. El presidente antes de los comicios, recriminó al candidato priista de Nuevo León, pedía elecciones limpias y redujo los ataques al INE, de la supuesta la injerencia del narcotráfico no habló.

No hay argumento valedero del por qué el presidente arremete contra periodistas, clases medias, intelectuales y profesionistas, y es equívoco zaherir la crítica de sus opositores. La comunicación presidencial con amplios recursos y espacio, es delicada porque es una plataforma valiosa en la gobernabilidad, marcando criterios y dirigiendo la discusión y debate sobre la cosa pública, es un faro importante, cuestión de asesores o ideólogos.

El presidente líder único de Morena no le ha dado lineamientos, ha reprobado desorden interno, y no les ha sugerido acciones o pronunciamientos políticos como jefe de la 4T. En el problema de la línea 12 del Metro se vio ineficacia de operación y respuesta, se cubrió la imagen de Claudia Sheinbaum, el presidente y ella acordaron con Carlos Slim la reparación de la línea, acuerdo reservado y no se conocieron responsabilidades, el presidente fustigó trataran de enfrentar a C. Sheinbaum y M Ebrard.

Dice el historiador y antropólogo Roger Bartra, que la izquierda es marginal en la 4T y que hay limitación de sus doctrinarios que aguardan más congruencia en la 4T. Una tarea que espera porque la popularidad del jefe parece declinar.

Escribe Carlos Ramírez, en su Indicador Político, que el presidente al seleccionar precandidatos a sucederlo, recicla los modos del PRI, añade que éste ya murió pero que vive en el corazón de MORENA. Que no se exhorta a un proceso de participación y discusión sobre los mejores hombres con ideas para las tareas importantes.

Sin embargo la 4T y MORENA inician cambios, y aquí en Durango se pueden reagrupar sus corrientes a partir de una evaluación seria de la actuación en las campañas pasadas, depurar sus prácticas y diferenciarse de los usos y estilos del PRIAN que algunos de sus cuadros dirigentes no abandonan, que no secundan la critica que sostiene López Obrador.

En Morena en sus filas hay coincidencia sobre Margarita Valdez y Marina Vitela para precandidatas al Gobierno del Estado, y la prensa informa de aspiraciones de J. Ramón Enríquez y Manuel Espino. Acerca de ellos y otros comentaremos de méritos y deméritos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

López Obrador se desplaza sobre rieles

Leobaldo García Orrante

martes 07 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

Lo que arregla con dinero sale barato

Leobaldo García Orrante

martes 03 de agosto de 2021

Percepción ciudadana

Consulta popular y participación social

Leobaldo García Orrante

martes 20 de julio de 2021

Percepción Ciudadana

La sucesión presidencial

Leobaldo García Orrante

martes 13 de julio de 2021

Percepción ciudadana

La izquierda es marginal en la 4T

Leobaldo García Orrante

Cargar Más