/ martes 3 de agosto de 2021

Percepción ciudadana

James Carville, experto en mercado político, opina que la participación social no es un hecho espontaneo, es de voluntad y convencimiento. Dicho sea de paso, se atribuye a Carville la frase-insignia del cuarto de guerra de Bill Clinton en su campaña electoral contra Jorge Bush-padre: Es la economía estúpido. En efecto la economía de altibajos hizo perder a héroe de La tormenta de desierto.

Los argumentos de los partidarios de la 4T a favor de la consulta popular, no exponen ideas de la democracia participativa que sustente la consulta. Fundamental para convencer del proceso o ejerció y coadyuvar en la participación ciudadana. Práctica enlazada con la formación de lo que se denomina sociedad civil, manifestación política de sociedades avanzadas y democráticas en la que se diferencia el ciudadano de hecho del ciudadano de derecho.

La participación social es resultado del desarrollo de naciones prósperas y se sostiene por una ciudadanía que rebasó la vieja democracia de las elecciones. Sus procesos electivos gozan de confianza y genera una relación exigente hacia la autoridad y la libertad con delimitaciones establecidas por el régimen jurídico y político. Es una consecuencia del estado de derecho con mucha mayor justicia y ética de la responsabilidad como dice Max Weber.

Los intelectuales afines a la 4T se fueron por la tangente cuando se les preguntaba si aplicar la ley se consulta. Hasta un Lorenzo Meyer, antes crítico del sistema (su hijo está en el gabinete presidencial) evadió la pregunta, y no sólo eso sino que no esgrimieron los posibles aportes de la consulta, la veta de posibilidades que cambien democracia electorera, cara y corrupta que López Obrador quiere reformar. Sin embargo los candidatos ganadores de Morena en Estados de la costa norte del pacífico y de San Luis Potosí, cargan con la sospecha de estar relacionados y apoyados por el crimen organizado. No son buenas bases para la reforma electoral.

En México la sociedad civil está en ciernes, no puede ser de otra manera, no existen patrones culturales y ni condiciones sociales que nos inicien en esa fase de la democracia.

Es una moda que cualquier grupo pequeño que se formaba o se salía de un partido -si es grande registran otro partido- se anuncian de la sociedad civil porque no pertenecer al gobierno o la empresa privada, concepto equivocado. El ciudadano de hecho, no es nada más el mayor de edad, es una célula civil consciente de que cuidar la convivencia contribuye a todos y reclama lo mismo de todos. Vigila la responsabilidad de la autoridad en plano de igualdad porque en el credo protestante y catolicismo no pagano, sólo se le tiene idolatría a Dios, y a la autoridad se le exige.

Sobre la consulta se anticiparon quejas, la 4T casi quiere que la oposición le aplauda todo a su jefe, que el INE le lleve una casilla en cada esquina. La oposición en su papel no iba apoyar la consulta y sus deficiencias, ni facilitarle el camino. El presidente la publicitó mucho, no se le puede llamar de otra manera. Morena promovió la consulta sin convicción, como quien cumple una instrucción de Palacio: hágase pero no se cumpla. Invitó con memes, insultos y chistes, o leves argumentos. El referéndum es un dispositivo que busca la aprobación o rechazo de todos, a un problema común a la que la ley y la política no tiene respuesta legítima o consensuada, es una alternativa a la participación. A los bandos en pugna les orienta sobre las fortalezas y debilidades del contrario.

P.D. El gobierno es breve en la información de virus delta o lambda. En julio en el mundo se explayó un 57%, en México 279%. Los fallecidos un 17% más, en el país 139%.

James Carville, experto en mercado político, opina que la participación social no es un hecho espontaneo, es de voluntad y convencimiento. Dicho sea de paso, se atribuye a Carville la frase-insignia del cuarto de guerra de Bill Clinton en su campaña electoral contra Jorge Bush-padre: Es la economía estúpido. En efecto la economía de altibajos hizo perder a héroe de La tormenta de desierto.

Los argumentos de los partidarios de la 4T a favor de la consulta popular, no exponen ideas de la democracia participativa que sustente la consulta. Fundamental para convencer del proceso o ejerció y coadyuvar en la participación ciudadana. Práctica enlazada con la formación de lo que se denomina sociedad civil, manifestación política de sociedades avanzadas y democráticas en la que se diferencia el ciudadano de hecho del ciudadano de derecho.

La participación social es resultado del desarrollo de naciones prósperas y se sostiene por una ciudadanía que rebasó la vieja democracia de las elecciones. Sus procesos electivos gozan de confianza y genera una relación exigente hacia la autoridad y la libertad con delimitaciones establecidas por el régimen jurídico y político. Es una consecuencia del estado de derecho con mucha mayor justicia y ética de la responsabilidad como dice Max Weber.

Los intelectuales afines a la 4T se fueron por la tangente cuando se les preguntaba si aplicar la ley se consulta. Hasta un Lorenzo Meyer, antes crítico del sistema (su hijo está en el gabinete presidencial) evadió la pregunta, y no sólo eso sino que no esgrimieron los posibles aportes de la consulta, la veta de posibilidades que cambien democracia electorera, cara y corrupta que López Obrador quiere reformar. Sin embargo los candidatos ganadores de Morena en Estados de la costa norte del pacífico y de San Luis Potosí, cargan con la sospecha de estar relacionados y apoyados por el crimen organizado. No son buenas bases para la reforma electoral.

En México la sociedad civil está en ciernes, no puede ser de otra manera, no existen patrones culturales y ni condiciones sociales que nos inicien en esa fase de la democracia.

Es una moda que cualquier grupo pequeño que se formaba o se salía de un partido -si es grande registran otro partido- se anuncian de la sociedad civil porque no pertenecer al gobierno o la empresa privada, concepto equivocado. El ciudadano de hecho, no es nada más el mayor de edad, es una célula civil consciente de que cuidar la convivencia contribuye a todos y reclama lo mismo de todos. Vigila la responsabilidad de la autoridad en plano de igualdad porque en el credo protestante y catolicismo no pagano, sólo se le tiene idolatría a Dios, y a la autoridad se le exige.

Sobre la consulta se anticiparon quejas, la 4T casi quiere que la oposición le aplauda todo a su jefe, que el INE le lleve una casilla en cada esquina. La oposición en su papel no iba apoyar la consulta y sus deficiencias, ni facilitarle el camino. El presidente la publicitó mucho, no se le puede llamar de otra manera. Morena promovió la consulta sin convicción, como quien cumple una instrucción de Palacio: hágase pero no se cumpla. Invitó con memes, insultos y chistes, o leves argumentos. El referéndum es un dispositivo que busca la aprobación o rechazo de todos, a un problema común a la que la ley y la política no tiene respuesta legítima o consensuada, es una alternativa a la participación. A los bandos en pugna les orienta sobre las fortalezas y debilidades del contrario.

P.D. El gobierno es breve en la información de virus delta o lambda. En julio en el mundo se explayó un 57%, en México 279%. Los fallecidos un 17% más, en el país 139%.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

López Obrador se desplaza sobre rieles

Leobaldo García Orrante

martes 07 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

Lo que arregla con dinero sale barato

Leobaldo García Orrante

martes 03 de agosto de 2021

Percepción ciudadana

Consulta popular y participación social

Leobaldo García Orrante

Cargar Más