/ martes 14 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

Moverse sobre rieles es una expresión para referir paso firme, seguro. Desde vez en cuando hay descarrilamientos, hoy no hay mayores dificultades en la política del presidente, no las que se desgañitaban en pronosticar sus adversarios políticos.

El mandatario ajusta su equipo de servidores mas cercanos, al nuevo secretario de Gobernación le regresa atribuciones y le enviste de operador político que falta le hace. A Julio Scherer, que mal coordinó todas las reformas legales y sus cabildeos, le acepta su renuncia- así se dice- y que tuvo mucha injerencia en otras aéreas de gobierno ocasionando desencuentros. Vale recordar con Gabriel Zaid, en su texto La Economía Presidencial: Un lastre de todas las burocracias en que ninguna de sus entidades está dispuesta a ceder influencias, al contrario.

La revocación de mandato es un recurso político de sociedades avanzadas para cambiar gobernantes fallidos, se promueve entre ciudadano y grupos contra gobernantes. En México se inicia al revés, es el presidente el promovente. Se le reprocha ser una maniobra electorera, innecesaria, en un mentís a las pretensiones de grupos de clase media que en el grupo Frena pedían el retiro del presidente.

Escritores y grupos dicen que pretende reforzar su presidencialismo y dirigir sin problemas la sucesión presidencial y su credo político transexenal. Otros alegan dispendio de dinero en su organización habiendo tanta necesidad. A luz de llano es una oportunidad para los antagónicos a la 4T, en particular la derecha comercial. El presidente distintos motivos cuenta con animadversión de izquierdistas de razones y convicción.

Hay quien opina que quiere tener a sus adversarios a la vista, ofrecerles canales de participación para prevenir los conciliábulos y subterfugios de derecha tradicional diestra en eso por influencia ideológica arraigada por el clero político. Otros creen que piensa como el boxeador que prefiere rounds con sparring y no de sombra porque fastidia el entrenamiento y resta eficacia, o sencillamente porque en Morena no tiene dimensión orgánica ni estructural.

La semana pasada según Carlos Marín, de Milenio, se le hizo llegar un escrito supuestamente elaborado por los “Machuchones” como les dice el presidente a los jefes del monopolio económico del país. En el mismo se dice que López Obrador está actuando bien; que hay control en la inflación y el valor del dólar, que hay estabilidad económica aunque poco crecimiento por causa del Covid-19 y factores internacionales; Que no han subido los energéticos incluyendo los combustibles; Que no hay la corrupción y el capitalismo de compadres como en los gobiernos anteriores; que por principio es de justicia entregar recursos económicos directos a gente pobre para fortalecer el mercado interno, que puede impulsar mucho la economía con mayor integración en cadenas económicas, productivas pues; Que la situación estaba frágil, que resultó bueno no endeudarse externa ni externamente. No le echan porras al presidente, afirman que lo está haciendo bien hasta ahora. Este escrito de la cúpula debe haber puesto fríos a grupos opositores que son contestatarios, nada les gusta pero no ofrecen alternativas.

Moverse sobre rieles es una expresión para referir paso firme, seguro. Desde vez en cuando hay descarrilamientos, hoy no hay mayores dificultades en la política del presidente, no las que se desgañitaban en pronosticar sus adversarios políticos.

El mandatario ajusta su equipo de servidores mas cercanos, al nuevo secretario de Gobernación le regresa atribuciones y le enviste de operador político que falta le hace. A Julio Scherer, que mal coordinó todas las reformas legales y sus cabildeos, le acepta su renuncia- así se dice- y que tuvo mucha injerencia en otras aéreas de gobierno ocasionando desencuentros. Vale recordar con Gabriel Zaid, en su texto La Economía Presidencial: Un lastre de todas las burocracias en que ninguna de sus entidades está dispuesta a ceder influencias, al contrario.

La revocación de mandato es un recurso político de sociedades avanzadas para cambiar gobernantes fallidos, se promueve entre ciudadano y grupos contra gobernantes. En México se inicia al revés, es el presidente el promovente. Se le reprocha ser una maniobra electorera, innecesaria, en un mentís a las pretensiones de grupos de clase media que en el grupo Frena pedían el retiro del presidente.

Escritores y grupos dicen que pretende reforzar su presidencialismo y dirigir sin problemas la sucesión presidencial y su credo político transexenal. Otros alegan dispendio de dinero en su organización habiendo tanta necesidad. A luz de llano es una oportunidad para los antagónicos a la 4T, en particular la derecha comercial. El presidente distintos motivos cuenta con animadversión de izquierdistas de razones y convicción.

Hay quien opina que quiere tener a sus adversarios a la vista, ofrecerles canales de participación para prevenir los conciliábulos y subterfugios de derecha tradicional diestra en eso por influencia ideológica arraigada por el clero político. Otros creen que piensa como el boxeador que prefiere rounds con sparring y no de sombra porque fastidia el entrenamiento y resta eficacia, o sencillamente porque en Morena no tiene dimensión orgánica ni estructural.

La semana pasada según Carlos Marín, de Milenio, se le hizo llegar un escrito supuestamente elaborado por los “Machuchones” como les dice el presidente a los jefes del monopolio económico del país. En el mismo se dice que López Obrador está actuando bien; que hay control en la inflación y el valor del dólar, que hay estabilidad económica aunque poco crecimiento por causa del Covid-19 y factores internacionales; Que no han subido los energéticos incluyendo los combustibles; Que no hay la corrupción y el capitalismo de compadres como en los gobiernos anteriores; que por principio es de justicia entregar recursos económicos directos a gente pobre para fortalecer el mercado interno, que puede impulsar mucho la economía con mayor integración en cadenas económicas, productivas pues; Que la situación estaba frágil, que resultó bueno no endeudarse externa ni externamente. No le echan porras al presidente, afirman que lo está haciendo bien hasta ahora. Este escrito de la cúpula debe haber puesto fríos a grupos opositores que son contestatarios, nada les gusta pero no ofrecen alternativas.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 14 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

López Obrador se desplaza sobre rieles

Leobaldo García Orrante

martes 07 de septiembre de 2021

Percepción ciudadana

Lo que arregla con dinero sale barato

Leobaldo García Orrante

martes 03 de agosto de 2021

Percepción ciudadana

Consulta popular y participación social

Leobaldo García Orrante

martes 20 de julio de 2021

Percepción Ciudadana

La sucesión presidencial

Leobaldo García Orrante

martes 13 de julio de 2021

Percepción ciudadana

La izquierda es marginal en la 4T

Leobaldo García Orrante

Cargar Más