/ martes 30 de noviembre de 2021

Percepcion ciudadana

A mitad del río


El presidente cumple tres años de asumir su mandato constitucional. Convocó a una concentración popular “combativa” en el Zócalo de la CDMX. Allí rendirá un informe de logros de su gobierno, no se sabe porqué combativa, a menos que sea contra el hambre, el desempleo, el crimen organizado.

O se decida combatir la corrupción que dicen que ya no hay, denuncien a Peña Nieto, o se proteste porque que los balazos espantaron a los abrazos. Ordenar al Ejército marchar por municipios asolados por la delincuencia organizada no resolverá el problema.

Si López Obrador dice que será una asamblea combativa y un informe, es posible también un mitin y se exhorte a sus seguidores a incrementar adeptos por la no revocación del mandato o hacer propaganda y convencimiento de la reforma eléctrica. Se reprochará a los conservadores o lo que entiende por eso, contra los aspiracioncitas de la clase media, lo de cajón pues.

Si la oposición a su gobierno no sabe qué hacer, él debe de hacer política con sus partidarios y pedirles acciones concretas en los programas de su gobierno, que se involucren en el trabajo, que exijan abatir en verdad el outsoursing, que se combata popularmente la corrupción y se critique en sus filas a la 4T. Que Morena o la 4T haga política le ayuda a fijar objetivos a la oposición y comprendan que seguir haciendo mutis de la corrupción de los sexenios del PRIAN no les permitirá sumar voluntades, y menos objetar la reforma eléctrica preocupándose más por las inversiones extranjeras, o el qué dirán de México en el exterior, que en la defensa del patrimonio nacional en manos del Estado.

La 4T dejará ver su consistencia y calcular cuántos de los 30 millones de votos, quedan o crecen, descontando los de los cansados por tanta corrupción de PRIAN, los que le concedieron el beneficio de la duda después de que le robaron la presidencia en el 2006, cuántos le consiguió Peña Nieto en especie y en estratagemas legales, y cuántos son los que son sus partidarios efectivos y simpatizantes.

Antes de la elección del 2018, posiblemente por cansancio a Morena no le era fácil concentrar gente en el Zócalo o en marchas aún con acarreo del Gobierno de la Ciudad. En la rifa de no-avión se pensó entre los cercanos al presidente que la gente se arrebataría los 6 millones de boletos, no fue así y se tuvo que pedir ayuda a empresarios, burócratas, sindicatos.

Para la reforma sobre la revocación del mandato batallaron mucho para las firmas como igualmente ahora no se ve enjundia para la votación del no. Por lo tanto es probable que el jefe de Morena y la transformación- al líder se le critica y se le propone, al jefe se le obedece- le de contenido político y de proselitismo a su mensaje para tratar de consolidar lo que está en camino y lo que falta. La polarización no es conflicto social si hay discurso y comunicación social del gobierno, define los campos de acción, y la confrontación de ideas propicia el avance y ataja los radicalismos. A veces Morena recrimina a la derecha frente al espejo.

Ya en el gobierno el presidente sopesó que no tiene masa crítica, de apoyo, que Morena no ha formado militantes con acervo político y cultural para la transformación. Recurre al Ejército por su estructura con fuerte disciplina orgánica, espíritu de cuerpo e institucional. La eficacia del ejército en desastres naturales suple la falta de partido en tareas nacionales, elemental para cualquier gobierno.

Siguen cuestionándose los programas de entrega directa de dinero, la inflación de más del 7% en alimentos básicos, aparte de la inflación subyacente en economía básica, puede anular los recursos destinados al consumo interno porque sin oficio productivo no hay oferta suficiente y accesible para los pobres, el consumo se reduce y debilita se economía.

A mitad del río


El presidente cumple tres años de asumir su mandato constitucional. Convocó a una concentración popular “combativa” en el Zócalo de la CDMX. Allí rendirá un informe de logros de su gobierno, no se sabe porqué combativa, a menos que sea contra el hambre, el desempleo, el crimen organizado.

O se decida combatir la corrupción que dicen que ya no hay, denuncien a Peña Nieto, o se proteste porque que los balazos espantaron a los abrazos. Ordenar al Ejército marchar por municipios asolados por la delincuencia organizada no resolverá el problema.

Si López Obrador dice que será una asamblea combativa y un informe, es posible también un mitin y se exhorte a sus seguidores a incrementar adeptos por la no revocación del mandato o hacer propaganda y convencimiento de la reforma eléctrica. Se reprochará a los conservadores o lo que entiende por eso, contra los aspiracioncitas de la clase media, lo de cajón pues.

Si la oposición a su gobierno no sabe qué hacer, él debe de hacer política con sus partidarios y pedirles acciones concretas en los programas de su gobierno, que se involucren en el trabajo, que exijan abatir en verdad el outsoursing, que se combata popularmente la corrupción y se critique en sus filas a la 4T. Que Morena o la 4T haga política le ayuda a fijar objetivos a la oposición y comprendan que seguir haciendo mutis de la corrupción de los sexenios del PRIAN no les permitirá sumar voluntades, y menos objetar la reforma eléctrica preocupándose más por las inversiones extranjeras, o el qué dirán de México en el exterior, que en la defensa del patrimonio nacional en manos del Estado.

La 4T dejará ver su consistencia y calcular cuántos de los 30 millones de votos, quedan o crecen, descontando los de los cansados por tanta corrupción de PRIAN, los que le concedieron el beneficio de la duda después de que le robaron la presidencia en el 2006, cuántos le consiguió Peña Nieto en especie y en estratagemas legales, y cuántos son los que son sus partidarios efectivos y simpatizantes.

Antes de la elección del 2018, posiblemente por cansancio a Morena no le era fácil concentrar gente en el Zócalo o en marchas aún con acarreo del Gobierno de la Ciudad. En la rifa de no-avión se pensó entre los cercanos al presidente que la gente se arrebataría los 6 millones de boletos, no fue así y se tuvo que pedir ayuda a empresarios, burócratas, sindicatos.

Para la reforma sobre la revocación del mandato batallaron mucho para las firmas como igualmente ahora no se ve enjundia para la votación del no. Por lo tanto es probable que el jefe de Morena y la transformación- al líder se le critica y se le propone, al jefe se le obedece- le de contenido político y de proselitismo a su mensaje para tratar de consolidar lo que está en camino y lo que falta. La polarización no es conflicto social si hay discurso y comunicación social del gobierno, define los campos de acción, y la confrontación de ideas propicia el avance y ataja los radicalismos. A veces Morena recrimina a la derecha frente al espejo.

Ya en el gobierno el presidente sopesó que no tiene masa crítica, de apoyo, que Morena no ha formado militantes con acervo político y cultural para la transformación. Recurre al Ejército por su estructura con fuerte disciplina orgánica, espíritu de cuerpo e institucional. La eficacia del ejército en desastres naturales suple la falta de partido en tareas nacionales, elemental para cualquier gobierno.

Siguen cuestionándose los programas de entrega directa de dinero, la inflación de más del 7% en alimentos básicos, aparte de la inflación subyacente en economía básica, puede anular los recursos destinados al consumo interno porque sin oficio productivo no hay oferta suficiente y accesible para los pobres, el consumo se reduce y debilita se economía.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 18 de enero de 2022

Percepción ciudadana

Gobierno sin mediación con la sociedad

Leobaldo García Orrante

martes 11 de enero de 2022

Percepción Ciudadana

El espectro político y la posverdad

Leobaldo García Orrante

martes 23 de noviembre de 2021

Percepción Ciudadana

La reunión trilateral fue de cortesía

Leobaldo García Orrante

martes 16 de noviembre de 2021

Percepción Ciudadana

Sin proyecto político, todo es maniobra y operación

Leobaldo García Orrante

miércoles 03 de noviembre de 2021

Percepción ciudadana

Leobaldo García Orrante

Cargar Más