/ martes 26 de abril de 2022

Percepción Ciudadana

Avanzada la segunda parte del gobierno de López Obrador, queda la oportunidad de trabajar en la base económica para corregir la desigualdad social y la inequitativa distribución del ingreso.

No se piensa en medidas radicales o cambios en la estructura, deben ser acciones en práctica de países desarrollados desde mediados del siglo pasado. Leyes que limitan prácticas monopólicas para regular la ley de la oferta y la demanda; la acumulación de la riqueza en empresas morales y físicas; el impuesto sobre la renta reduciéndolo a personas morales, y si es necesario elevarlo a personas físicas para inclinar la inversión en las morales que generan más empleos y crecimiento; eliminar el secreto bancario y ventilar la propiedad de capital accionario, los impuestos crecientes según la extensión de propiedad particular inmobiliaria; y especialmente las reglas de la competencia económica.

Al respecto el título de este escrito hace referencia a uno de los importantes libros de J. Habermas, Los problemas de legitimación en el capitalismo tardío. Capitalismo de economía subdesarrollada y dependiente del capital internacional, de la ciencia y la tecnología de países industrializados. Nadie ha documentado mejor que los marxistas de que a determinado nivel de la fuerza productiva corresponde mayor conciencia social, sencillamente donde hay crecimiento económico se da ideología progresista, donde no lo hay persiste el conservadurismo.

Existe una relación natural entre la base productiva y la mentalidad de la superestructura jurídica, política e ideológica. Si se quiere transformar hay que ir a la base económica. Un dato ejemplificativo y añadido: En México el crédito público contribuye indirectamente en un 18-19 % del PIB. En Chile, Uruguay, Argentina o Brasil es del 30-35%. Si los elementos del crédito público son dos, el riesgo entre ganancia y pérdida, y el valor del dinero en el tiempo, en México falta uno porque la banca nacional propiedad en un 80% de extranjeros no corre riesgo y presta poco y pide amplias garantías.

Los cambios económicos tienen que ir aparejados con una política de desarrollo cultural. Tenemos instituciones básicas que divulgan conceptos e ideas conservadoras. La familia, la iglesia, la escuela y el gobierno, provocan un embudo conflictivo en la familia. Nos han hecho sumisos a la autoridad, a cualquiera. Una de las causas del porque fundamentos base del capitalismo no las tengamos, partidos políticos de tal nombre, sindicatos en solidaridad laboral, iglesia de los pobres y educación verdaderamente laica. Pensamos que el trabajo es una obligación y no una facultad por desarrollar. Sobre la ética protestante y su influencia en el capitalismo próspero sirva a discusión la afirmación de Jorge Carrión en su libro Mito y Magia del Mexicano: La iglesia católica produce santos y héroes, la protestante forma hombres y honrados comerciantes.

Uno de los lastres de México es la falta de competencia económica y el monopolio. Comparemos, en los EE.UU. desde 1890 crearon la ley Sherman para impedir la concentración de riqueza, pero fue la crisis del 29 cuando el gobierno atajó al monopolio de obstáculo del crecimiento y competencia. La ley aplicada antes por W. Wilson y el primer Roosevelt, fue instrumento de Theodore Roosevelt 1932-45 contra los oligopolios del petróleo, la carne y el tabaco. Se siguió contra otros monopolios y oligopolios, una política presionada por la fortaleza del fascismo y la guerra que anticipaba, pero también bajo criterios de liberalismo económico y político de libertad de empresa contra la concentración, y mayor competencia para salud de sistema y prevención de otra crisis como la del 29. La política asistencial de becas y pensiones no será suficiente, hay que impulsar cadenas productivas en la base de la economía.

Avanzada la segunda parte del gobierno de López Obrador, queda la oportunidad de trabajar en la base económica para corregir la desigualdad social y la inequitativa distribución del ingreso.

No se piensa en medidas radicales o cambios en la estructura, deben ser acciones en práctica de países desarrollados desde mediados del siglo pasado. Leyes que limitan prácticas monopólicas para regular la ley de la oferta y la demanda; la acumulación de la riqueza en empresas morales y físicas; el impuesto sobre la renta reduciéndolo a personas morales, y si es necesario elevarlo a personas físicas para inclinar la inversión en las morales que generan más empleos y crecimiento; eliminar el secreto bancario y ventilar la propiedad de capital accionario, los impuestos crecientes según la extensión de propiedad particular inmobiliaria; y especialmente las reglas de la competencia económica.

Al respecto el título de este escrito hace referencia a uno de los importantes libros de J. Habermas, Los problemas de legitimación en el capitalismo tardío. Capitalismo de economía subdesarrollada y dependiente del capital internacional, de la ciencia y la tecnología de países industrializados. Nadie ha documentado mejor que los marxistas de que a determinado nivel de la fuerza productiva corresponde mayor conciencia social, sencillamente donde hay crecimiento económico se da ideología progresista, donde no lo hay persiste el conservadurismo.

Existe una relación natural entre la base productiva y la mentalidad de la superestructura jurídica, política e ideológica. Si se quiere transformar hay que ir a la base económica. Un dato ejemplificativo y añadido: En México el crédito público contribuye indirectamente en un 18-19 % del PIB. En Chile, Uruguay, Argentina o Brasil es del 30-35%. Si los elementos del crédito público son dos, el riesgo entre ganancia y pérdida, y el valor del dinero en el tiempo, en México falta uno porque la banca nacional propiedad en un 80% de extranjeros no corre riesgo y presta poco y pide amplias garantías.

Los cambios económicos tienen que ir aparejados con una política de desarrollo cultural. Tenemos instituciones básicas que divulgan conceptos e ideas conservadoras. La familia, la iglesia, la escuela y el gobierno, provocan un embudo conflictivo en la familia. Nos han hecho sumisos a la autoridad, a cualquiera. Una de las causas del porque fundamentos base del capitalismo no las tengamos, partidos políticos de tal nombre, sindicatos en solidaridad laboral, iglesia de los pobres y educación verdaderamente laica. Pensamos que el trabajo es una obligación y no una facultad por desarrollar. Sobre la ética protestante y su influencia en el capitalismo próspero sirva a discusión la afirmación de Jorge Carrión en su libro Mito y Magia del Mexicano: La iglesia católica produce santos y héroes, la protestante forma hombres y honrados comerciantes.

Uno de los lastres de México es la falta de competencia económica y el monopolio. Comparemos, en los EE.UU. desde 1890 crearon la ley Sherman para impedir la concentración de riqueza, pero fue la crisis del 29 cuando el gobierno atajó al monopolio de obstáculo del crecimiento y competencia. La ley aplicada antes por W. Wilson y el primer Roosevelt, fue instrumento de Theodore Roosevelt 1932-45 contra los oligopolios del petróleo, la carne y el tabaco. Se siguió contra otros monopolios y oligopolios, una política presionada por la fortaleza del fascismo y la guerra que anticipaba, pero también bajo criterios de liberalismo económico y político de libertad de empresa contra la concentración, y mayor competencia para salud de sistema y prevención de otra crisis como la del 29. La política asistencial de becas y pensiones no será suficiente, hay que impulsar cadenas productivas en la base de la economía.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 09 de agosto de 2022

Percepción Ciudadana

Errores disfrazados de principios

Leobaldo García Orrante

martes 02 de agosto de 2022

Percepción Ciudadana

Del optimismo de la voluntad al pesimismo de la realidad

Leobaldo García Orrante

martes 19 de julio de 2022

Percepción Ciudadana

El dilema electoral

Leobaldo García Orrante

martes 12 de julio de 2022

Percepción ciudadana

La gobernación en Durango

Leobaldo García Orrante

martes 05 de julio de 2022

Percepción Ciudadana

El destino manifiesto

Leobaldo García Orrante

martes 28 de junio de 2022

Percepción Ciudadana

Importante declaración la de Esteban Villegas

Leobaldo García Orrante

martes 21 de junio de 2022

Percepción Ciudadana

Política más de instintos que de reflexión

Leobaldo García Orrante

martes 14 de junio de 2022

Percepción ciudadana

La sociedad suele moverse más rápido que la política

Leobaldo García Orrante

Cargar Más