/ martes 24 de mayo de 2022

Percepción ciudadana

La frase anterior es una de las tantas reglas del poder de Robert Greene. Son los objetivos de la comunicación social y la información pública, mantener la delantera de la discusión de la agenda pública para prevenir la marcha de los procesos sociales.

Pasan los meses y opositores de López Obrador se cuestionan del por qué se mantienen sus niveles de popularidad y rangos de aceptación, también han crecido porcentajes de desaprobación de la política económica y de inseguridad. López Obrador con un mando monolítico y su conferencia mañanera nulifica la información de entidades de la administración pública, necesaria para la gobernabilidad.

Recomendable leer a Enrique Quintana, jefe de la sección económica del periódico EL Financiero, él es de los mejores analistas de economía política, y muy agudo en el análisis político. El viernes pasado escribió que López Obrador se ríe de sus opositores a los que les propone hasta posibles candidatos para que se despabilen, con un dejo de ironía por no tener adversarios que le preocupen.

Anticipó no ganar la reforma eléctrica en la Constitución, de inmediato presentó la iniciativa del Litio y luego la de reforma electoral, con capítulos que hace tiempo están en la jerga popular: No financiamiento a los partidos, desaparecer el costoso y acartonado INE, reducción de legisladores, y otros temas importantes. De inmediato presentaron sendas iniciativas el PRI y el PAN con algunas coincidencias. Como dice Quintana, el presidente en privado se ha de reír porque sigue marcándoles la pauta en la discusión nacional, sigue hablando, nada más hablando contra la corrupción, y su opositores se quedan mudos, escurridizos.

Dice Quintana que la oposición no perfila candidatos, sus cuadros relevantes guardan silencio por miedo a que les vayan a pisar su larga cola de corrupción. Y sí, a López Obrador el slogan del combate a la corrupción y el asistencialismo en apoyos económicos lo mantiene en el ánimo de las clases populares. Los partidos son agentes de cambio o estabilidad, en los partidos transformadores nunca faltan las purgas o limpias, como se le conoce en la historia de partidos y movimientos, las más trascendentes: Robespierre vs Marat y Dantón; Stalin vs Trostky; Cárdenas vs Calles; Castro vs Camilo Cienfuegos etc.

Los candidatos aquí son iguales en modos e ideas priistas, de cambio no hay ni comillas, no existe la molestia popular por la corrupción. Un aeropuerto de carga, un gasoducto que hace 50 años se construyó y se canceló porque Durango no tiene capacidad para utilizar el 5% del flujo de abastecimiento que no se bombea semivacío, o una tarjeta madre sin factibilidad evidente.

El presidente percibe o intuye que necesita una oposición fuerte que le critique para enderezar, para no hacer a rounds de sombra.

La elección en el aire, la 4T imita al PRI sin la estructura debida y manda a sus funcionarios a respaldar sus candidatos, falso. Claudia Sheimbaun anda en campaña, igual que Marcelo Ebrard, sólo palabras y cortesías sin impacto alguno. Adán Augusto anda dándose a conocer. Morena como partido debió mandar a teóricos o ideólogos acreditados, que se mantienen al margen, a reafirmar razones por Morena.

La reforma electoral debió ser el primer acto del presidente Andrés Manuel López Obrador, creo que lo atacó en síndrome de Gorbachov, de no poder hacer el cambio de sistema político que impulsara la Perestroika. López Obrador sin un partido con dimensión orgánica ni bagaje ideológico no logrará nada. Véase la reorganización de los republicanos contra unos demócratas al garete.


La frase anterior es una de las tantas reglas del poder de Robert Greene. Son los objetivos de la comunicación social y la información pública, mantener la delantera de la discusión de la agenda pública para prevenir la marcha de los procesos sociales.

Pasan los meses y opositores de López Obrador se cuestionan del por qué se mantienen sus niveles de popularidad y rangos de aceptación, también han crecido porcentajes de desaprobación de la política económica y de inseguridad. López Obrador con un mando monolítico y su conferencia mañanera nulifica la información de entidades de la administración pública, necesaria para la gobernabilidad.

Recomendable leer a Enrique Quintana, jefe de la sección económica del periódico EL Financiero, él es de los mejores analistas de economía política, y muy agudo en el análisis político. El viernes pasado escribió que López Obrador se ríe de sus opositores a los que les propone hasta posibles candidatos para que se despabilen, con un dejo de ironía por no tener adversarios que le preocupen.

Anticipó no ganar la reforma eléctrica en la Constitución, de inmediato presentó la iniciativa del Litio y luego la de reforma electoral, con capítulos que hace tiempo están en la jerga popular: No financiamiento a los partidos, desaparecer el costoso y acartonado INE, reducción de legisladores, y otros temas importantes. De inmediato presentaron sendas iniciativas el PRI y el PAN con algunas coincidencias. Como dice Quintana, el presidente en privado se ha de reír porque sigue marcándoles la pauta en la discusión nacional, sigue hablando, nada más hablando contra la corrupción, y su opositores se quedan mudos, escurridizos.

Dice Quintana que la oposición no perfila candidatos, sus cuadros relevantes guardan silencio por miedo a que les vayan a pisar su larga cola de corrupción. Y sí, a López Obrador el slogan del combate a la corrupción y el asistencialismo en apoyos económicos lo mantiene en el ánimo de las clases populares. Los partidos son agentes de cambio o estabilidad, en los partidos transformadores nunca faltan las purgas o limpias, como se le conoce en la historia de partidos y movimientos, las más trascendentes: Robespierre vs Marat y Dantón; Stalin vs Trostky; Cárdenas vs Calles; Castro vs Camilo Cienfuegos etc.

Los candidatos aquí son iguales en modos e ideas priistas, de cambio no hay ni comillas, no existe la molestia popular por la corrupción. Un aeropuerto de carga, un gasoducto que hace 50 años se construyó y se canceló porque Durango no tiene capacidad para utilizar el 5% del flujo de abastecimiento que no se bombea semivacío, o una tarjeta madre sin factibilidad evidente.

El presidente percibe o intuye que necesita una oposición fuerte que le critique para enderezar, para no hacer a rounds de sombra.

La elección en el aire, la 4T imita al PRI sin la estructura debida y manda a sus funcionarios a respaldar sus candidatos, falso. Claudia Sheimbaun anda en campaña, igual que Marcelo Ebrard, sólo palabras y cortesías sin impacto alguno. Adán Augusto anda dándose a conocer. Morena como partido debió mandar a teóricos o ideólogos acreditados, que se mantienen al margen, a reafirmar razones por Morena.

La reforma electoral debió ser el primer acto del presidente Andrés Manuel López Obrador, creo que lo atacó en síndrome de Gorbachov, de no poder hacer el cambio de sistema político que impulsara la Perestroika. López Obrador sin un partido con dimensión orgánica ni bagaje ideológico no logrará nada. Véase la reorganización de los republicanos contra unos demócratas al garete.


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 28 de junio de 2022

Percepción Ciudadana

Importante declaración la de Esteban Villegas

Leobaldo García Orrante

martes 21 de junio de 2022

Percepción Ciudadana

Política más de instintos que de reflexión

Leobaldo García Orrante

martes 14 de junio de 2022

Percepción ciudadana

La sociedad suele moverse más rápido que la política

Leobaldo García Orrante

martes 07 de junio de 2022

Percepción ciudadana

De las conjeturas a las evidencias

Leobaldo García Orrante

martes 31 de mayo de 2022

Percepción ciudadana

En política se permite todo si se respetan las apariencias

Leobaldo García Orrante

martes 24 de mayo de 2022

Percepción ciudadana

La esencia del poder es mantener la iniciativa

Leobaldo García Orrante

martes 17 de mayo de 2022

Percepción Ciudadana

La credibilidad, la posesión más valiosa del político

Leobaldo García Orrante

martes 26 de abril de 2022

Percepción Ciudadana

El capitalismo tardío

Leobaldo García Orrante

Cargar Más