/ viernes 24 de enero de 2020

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Dos años duró la relación gobierno de Canatlán-Liga de Futbol Águila Azteca, de acuerdo a lo sucedido en la sesión de Cabildo realizada el jueves pasado, al acudir los directivos de la Liga y hacer saber que los habían ratificado los representantes de equipos para un periodo más.

Recordar que visto de afuera, es un tema que tuvo que ver con diferencias político-partidista en un inicio, mismas que continuaron en el transcurso del “amasiato” y pareciera que siguieron hasta el día jueves, aunado a la falta de diplomacia en los tratos y diálogos, donde la forma es fondo.

Es interesante ver cómo sucedieron las cosas, en tiempos en que como nunca, un presidente municipal, en este caso Dora González Tremillo, ha respaldado a los futbolistas de primera fuerza con obsequios nunca vistos, como viajes a Mazatlán, el equivalente a viajes a ver jugar al Santos Laguna, material deportivo y quizás sólo incumpliendo en el tema de protección solar para todos los chutadores.

La presente directiva de la Liga nació de una acción algo desafortunada de la anterior Administración Municipal, presidida por Dora González, que de manera nada ética logró prácticamente desaparecer la Liga Municipal de Futbol Águila Azteca” y sacar de la jugada a los entonces directivos Carlos Gurrola Venegas, Ramón Aguirre Moncayo y Alfredo Rivas, quienes ya tenían muchos años al frente y entregando cuentas mochas, a decir de jugadores.

El Instituto Municipal del Deporte trabajó para “piratear” y atraerse a los equipos a otra liga, formando una nueva liga futbolera y apoyando la llegada de Gabriel Ortiz, Héctor Barrera y Raudel Lazcano, quienes en la presente fueron ratificados para otro periodo por los representantes de los equipos.

A decir de funcionarios municipales, la convocatoria emitida hace dos años marcaba un periodo de tempo de dos años, sin derecho a reelegirse y sí buscar el cargo pasando un periodo, lo cual se incumplió el miércoles pasado, a decir de funcionario municipal.

En la sesión de Cabildo la diplomacia se perdió en momentos, por ejemplo, cuando la Alcaldesa preguntó por qué no se les había invitado a la asamblea de elección y recibió la respuesta fría de “Somos autónomos” y cuando el secretario rompió las solicitudes que leyó, bajo el argumento que no tendrían respuesta positiva.

También falta de diplomacia de la Alcaldesa al dejar en claro que los espacios futboleros municipales tendrán la preferencia a ligas municipales, así como la respuesta de la regidora Alejandra a la intervención de la Alcaldesa.

La política tiene en la diplomacia a la llave que puede zanjar diferencias y abrir puertas. Hoy más que siempre, al deporte y al gobierno municipal le hace falta diplomacia.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Dos años duró la relación gobierno de Canatlán-Liga de Futbol Águila Azteca, de acuerdo a lo sucedido en la sesión de Cabildo realizada el jueves pasado, al acudir los directivos de la Liga y hacer saber que los habían ratificado los representantes de equipos para un periodo más.

Recordar que visto de afuera, es un tema que tuvo que ver con diferencias político-partidista en un inicio, mismas que continuaron en el transcurso del “amasiato” y pareciera que siguieron hasta el día jueves, aunado a la falta de diplomacia en los tratos y diálogos, donde la forma es fondo.

Es interesante ver cómo sucedieron las cosas, en tiempos en que como nunca, un presidente municipal, en este caso Dora González Tremillo, ha respaldado a los futbolistas de primera fuerza con obsequios nunca vistos, como viajes a Mazatlán, el equivalente a viajes a ver jugar al Santos Laguna, material deportivo y quizás sólo incumpliendo en el tema de protección solar para todos los chutadores.

La presente directiva de la Liga nació de una acción algo desafortunada de la anterior Administración Municipal, presidida por Dora González, que de manera nada ética logró prácticamente desaparecer la Liga Municipal de Futbol Águila Azteca” y sacar de la jugada a los entonces directivos Carlos Gurrola Venegas, Ramón Aguirre Moncayo y Alfredo Rivas, quienes ya tenían muchos años al frente y entregando cuentas mochas, a decir de jugadores.

El Instituto Municipal del Deporte trabajó para “piratear” y atraerse a los equipos a otra liga, formando una nueva liga futbolera y apoyando la llegada de Gabriel Ortiz, Héctor Barrera y Raudel Lazcano, quienes en la presente fueron ratificados para otro periodo por los representantes de los equipos.

A decir de funcionarios municipales, la convocatoria emitida hace dos años marcaba un periodo de tempo de dos años, sin derecho a reelegirse y sí buscar el cargo pasando un periodo, lo cual se incumplió el miércoles pasado, a decir de funcionario municipal.

En la sesión de Cabildo la diplomacia se perdió en momentos, por ejemplo, cuando la Alcaldesa preguntó por qué no se les había invitado a la asamblea de elección y recibió la respuesta fría de “Somos autónomos” y cuando el secretario rompió las solicitudes que leyó, bajo el argumento que no tendrían respuesta positiva.

También falta de diplomacia de la Alcaldesa al dejar en claro que los espacios futboleros municipales tendrán la preferencia a ligas municipales, así como la respuesta de la regidora Alejandra a la intervención de la Alcaldesa.

La política tiene en la diplomacia a la llave que puede zanjar diferencias y abrir puertas. Hoy más que siempre, al deporte y al gobierno municipal le hace falta diplomacia.

jueves 27 de febrero de 2020

Recorriendo….

miércoles 26 de febrero de 2020

Recorriendo….

martes 25 de febrero de 2020

Recorriendo…

martes 25 de febrero de 2020

Recorriendo…

lunes 24 de febrero de 2020

Recorriendo…

sábado 22 de febrero de 2020

Recorriendo…

viernes 21 de febrero de 2020

RECORRIENDO…

jueves 20 de febrero de 2020

RECORRIENDO…

miércoles 19 de febrero de 2020

Recorriendo…

martes 18 de febrero de 2020

Recorriendo…

Cargar Más