/ miércoles 10 de febrero de 2021

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Aspirante o precandidato asintomático es aquella persona que es portador de una gran ilusión o deseo de contender pero que visto de afuera pareciera no tener las condiciones propicias para serlo, por desarraigo, falta de trabajo en el espacio donde pretende ser candidato y también por ser un completo desconocido para el elector.

Pareciera que esta condición estará de moda en los procesos electorales en marcha en el Estado de Durango, con designaciones que están resultando verdaderas sorpresas no solo para la ciudadanía no comprometida con partidos políticos sino para los propios políticos locales.

Hasta hace seis o nueve años, el librito de la política marcaba que para ser candidato a la presidencia municipal había que tener una representación partidista, respaldada con acciones.

La plataforma natural para ser candidato a diputado local de mayoría relativa era el ser presidente municipal, de lo cual hay ejemplos muy diversos, entre ellos Teodoro Ortiz Parra, Fernando Barragán, Gabino Rutiaga Fierro, Jaime Ruiz Canaán, Jaime Herrera Valenzuela, Abelardo Delgado Canaán y Rodolfo Reyes Soto, por mencionar un ejemplo en el actual Sexto Distrito.

Durante muchos años, se hablaba de la figura del dedazo como una cualidad / debilidad del Partido Revolucionario Institucional, recordándose aquellas asambleas que Acción Nacional organizaba para designar candidatos a presidente municipal y diputado, circunstancias que se han transformado ya que mientras el dedazo pareciera ser ahora una ley no escrita, las asambleas para que los militantes designen a sus candidatos ya es una práctica desaparecida.

En lo que respecta al Octavo Distrito local, pareciera que la regla seguirá presente, esto al escuchar nombres de posibles figuras que pudieran encabezar proyectos, entre ellos Gerardo Galaviz Martínez (PRIAN), Miguel Ángel Quiñones Romero (Morena) e inclusive la regidora Zaira Quiñones ( PMC ) , sobrina de Miguel y por cierto, los tres nativos del municipio Nuevo Ideal.

De ellos, Galaviz Martínez es el presidente municipal de la región qué más fuerza tuvo para reelegirse, algo que no lo dicen amigos ni aplaudidores sino los resultados de la jornada electoral de junio del 2019.

Miguel Ángel Quiñones Romero fue presidente municipal en el trienio 2013 -2016 y Zaira es actualmente concejal en el ayuntamiento nuevoidealense.

Es decir, los tres tuvieron que hacer recorridos de casa por casa, se ensuciaron los zapatos en campañas políticas para estar en situación de privilegio.

En fin, son tiempos nuevos con preceptos viejos, entre ellos, el que tiene el poder manda y si se equivoca vuelve a mandar.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- Aspirante o precandidato asintomático es aquella persona que es portador de una gran ilusión o deseo de contender pero que visto de afuera pareciera no tener las condiciones propicias para serlo, por desarraigo, falta de trabajo en el espacio donde pretende ser candidato y también por ser un completo desconocido para el elector.

Pareciera que esta condición estará de moda en los procesos electorales en marcha en el Estado de Durango, con designaciones que están resultando verdaderas sorpresas no solo para la ciudadanía no comprometida con partidos políticos sino para los propios políticos locales.

Hasta hace seis o nueve años, el librito de la política marcaba que para ser candidato a la presidencia municipal había que tener una representación partidista, respaldada con acciones.

La plataforma natural para ser candidato a diputado local de mayoría relativa era el ser presidente municipal, de lo cual hay ejemplos muy diversos, entre ellos Teodoro Ortiz Parra, Fernando Barragán, Gabino Rutiaga Fierro, Jaime Ruiz Canaán, Jaime Herrera Valenzuela, Abelardo Delgado Canaán y Rodolfo Reyes Soto, por mencionar un ejemplo en el actual Sexto Distrito.

Durante muchos años, se hablaba de la figura del dedazo como una cualidad / debilidad del Partido Revolucionario Institucional, recordándose aquellas asambleas que Acción Nacional organizaba para designar candidatos a presidente municipal y diputado, circunstancias que se han transformado ya que mientras el dedazo pareciera ser ahora una ley no escrita, las asambleas para que los militantes designen a sus candidatos ya es una práctica desaparecida.

En lo que respecta al Octavo Distrito local, pareciera que la regla seguirá presente, esto al escuchar nombres de posibles figuras que pudieran encabezar proyectos, entre ellos Gerardo Galaviz Martínez (PRIAN), Miguel Ángel Quiñones Romero (Morena) e inclusive la regidora Zaira Quiñones ( PMC ) , sobrina de Miguel y por cierto, los tres nativos del municipio Nuevo Ideal.

De ellos, Galaviz Martínez es el presidente municipal de la región qué más fuerza tuvo para reelegirse, algo que no lo dicen amigos ni aplaudidores sino los resultados de la jornada electoral de junio del 2019.

Miguel Ángel Quiñones Romero fue presidente municipal en el trienio 2013 -2016 y Zaira es actualmente concejal en el ayuntamiento nuevoidealense.

Es decir, los tres tuvieron que hacer recorridos de casa por casa, se ensuciaron los zapatos en campañas políticas para estar en situación de privilegio.

En fin, son tiempos nuevos con preceptos viejos, entre ellos, el que tiene el poder manda y si se equivoca vuelve a mandar.