/ sábado 17 de julio de 2021

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- El arranque de la electrificación en el poblado La Plazuela, ubicado en la región serrana alta de Canatlán, además de ser punta de lanza para el desarrollo de actividades económicas en esa zona, también volvió a demostrar que para el gobierno municipal no existe la diputada canatlense Cinthya Martell Nevárez.

En un mundo de la política, donde en ocasiones se es candil de la calle y oscuridad de su casa, la actitud para la legisladora muestra lo endeble que en ocasiones se muestra esa conducta feminista que muestran mujeres a la hora de querer representar o destacar la importancia de la mujer y la fortaleza que representan.

Lo mismo viene al caso por la actitud que se tuvo con la diputada electa María de los Ángeles Rojas Rivera “Ángela”, que pareciera que a muchos no les ha caído el veinte que además de regidora es diputada electa y bueno, es una figura que además de ser importante para la clase política canatlense debiera ser un apoyo para el ayuntamiento ya que pudiera necesitarla cuando vengan temas como el de la cuenta pública, entre otras cosas.

Hoy que, por vez primera, bueno, segunda, Canatlán tiene mujer presidente municipal electa en las urnas, pareciera que a la hora de hacer diplomacia al cabildo o a la administración de gobierno municipal se le olvida darle su lugar a quien los representa en el congreso, a diferencia de ocasiones anteriores.

La razón, visto de afuera, pareciera estar en los colores partidistas ya que mientras Rosa Isela de la Rocha fue diputada local se le trató con la cortesía adecuada, lo que es correcto, como ahora arece incorrecto el trato que se le dispensa a Cinthya y también a la paisana Rojas Rivera.

Afortunadamente en La Plazuela la diputada electa Ángela tuvo en el alcalde sandimense Alejandro Gurrola Romero el espacio dentro del ceremonial que debiera tener un legislador (a) y algo que no debe de perderse de vista para quienes minimizan su presencia es que no se descarta a RR como posible presidente municipal en el siguiente trienio.

La política, al igual que la vida, tiene caminos de ida y vuelta, lo que provoca en ocasiones grandes sorpresas, de ahí la importancia de recordar siempre el valor de la diplomacia.

A propósito, AG (Alejandro Gurrola) pudiera también dar alguna sorpresa el año entrante; El alcalde sandimense es más empresario que político y en ninguno de los dos rubros le va mal.

En los comicios pasados sacó buenas cuentas tanto con Javier Castrellón Garza como con Ricardo López Pescador y eso ahí queda para el archivo curricular personal no escrito de AG, lo cual pudiera repetir el 2022.

Alejandro, junto con Adrián Chaparro y Eder Gutiérrez, es alcalde que no debe perderse de vista en el tema de la reelección, tiene con qué cristalizarlo. A esperar para comentar.

Y si del 2022 se trata, hay quienes mencionan a Castrellón Garza, Carlos Maturino y Héctor Flores como la baraja prianista para la gubernatura y con cualquiera de ellos, a la diputada priísta Gabriela Hernández como la abanderada prianista a la presidencia municipal de Durango. No falta mucho para constatarlo.

Imagine Usted, Gabriela contra Otniel y Castrellón contra José Ramón Enríquez Herrera, todos ellos con un común denominador en su trayectoria política: Ismael Hernández Deras. Al tiempo.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM).- El arranque de la electrificación en el poblado La Plazuela, ubicado en la región serrana alta de Canatlán, además de ser punta de lanza para el desarrollo de actividades económicas en esa zona, también volvió a demostrar que para el gobierno municipal no existe la diputada canatlense Cinthya Martell Nevárez.

En un mundo de la política, donde en ocasiones se es candil de la calle y oscuridad de su casa, la actitud para la legisladora muestra lo endeble que en ocasiones se muestra esa conducta feminista que muestran mujeres a la hora de querer representar o destacar la importancia de la mujer y la fortaleza que representan.

Lo mismo viene al caso por la actitud que se tuvo con la diputada electa María de los Ángeles Rojas Rivera “Ángela”, que pareciera que a muchos no les ha caído el veinte que además de regidora es diputada electa y bueno, es una figura que además de ser importante para la clase política canatlense debiera ser un apoyo para el ayuntamiento ya que pudiera necesitarla cuando vengan temas como el de la cuenta pública, entre otras cosas.

Hoy que, por vez primera, bueno, segunda, Canatlán tiene mujer presidente municipal electa en las urnas, pareciera que a la hora de hacer diplomacia al cabildo o a la administración de gobierno municipal se le olvida darle su lugar a quien los representa en el congreso, a diferencia de ocasiones anteriores.

La razón, visto de afuera, pareciera estar en los colores partidistas ya que mientras Rosa Isela de la Rocha fue diputada local se le trató con la cortesía adecuada, lo que es correcto, como ahora arece incorrecto el trato que se le dispensa a Cinthya y también a la paisana Rojas Rivera.

Afortunadamente en La Plazuela la diputada electa Ángela tuvo en el alcalde sandimense Alejandro Gurrola Romero el espacio dentro del ceremonial que debiera tener un legislador (a) y algo que no debe de perderse de vista para quienes minimizan su presencia es que no se descarta a RR como posible presidente municipal en el siguiente trienio.

La política, al igual que la vida, tiene caminos de ida y vuelta, lo que provoca en ocasiones grandes sorpresas, de ahí la importancia de recordar siempre el valor de la diplomacia.

A propósito, AG (Alejandro Gurrola) pudiera también dar alguna sorpresa el año entrante; El alcalde sandimense es más empresario que político y en ninguno de los dos rubros le va mal.

En los comicios pasados sacó buenas cuentas tanto con Javier Castrellón Garza como con Ricardo López Pescador y eso ahí queda para el archivo curricular personal no escrito de AG, lo cual pudiera repetir el 2022.

Alejandro, junto con Adrián Chaparro y Eder Gutiérrez, es alcalde que no debe perderse de vista en el tema de la reelección, tiene con qué cristalizarlo. A esperar para comentar.

Y si del 2022 se trata, hay quienes mencionan a Castrellón Garza, Carlos Maturino y Héctor Flores como la baraja prianista para la gubernatura y con cualquiera de ellos, a la diputada priísta Gabriela Hernández como la abanderada prianista a la presidencia municipal de Durango. No falta mucho para constatarlo.

Imagine Usted, Gabriela contra Otniel y Castrellón contra José Ramón Enríquez Herrera, todos ellos con un común denominador en su trayectoria política: Ismael Hernández Deras. Al tiempo.