/ miércoles 29 de septiembre de 2021

“Recorriendo Nuevo Ideal”

Con la edición del libro “Recorriendo Nuevo Ideal”, de la autoría del periodista y escritor Marco Antonio Rodríguez Ruiz, el novel municipio número 39 en la entidad, va tejiendo paulatinamente una identidad propia, dejando de ser un apéndice más de Canatlán, como lo fue durante largo tiempo.

Con la publicación de la obra, Tony Rodríguez contribuye a la gestación y fortalecimiento de una historia que emerge recientemente en la década de los ochenta del siglo XX, y que conforme transcurre el tiempo, los aconteceres históricos neoidealenses se van puliendo y depurando partiendo de un espacio geográfico enclavado entre valles y lagunas naturales, entorno perfecto para el autor del libro, quien procura en todo momento hacer de Nuevo Ideal el protagonista de su propio entorno historiográfico.

Marco Antonio Ruiz nos transporta a través de su edición, a un viaje por el tiempo, describiendo a personajes emblemáticos de la antigua hacienda de Patos hoy Nuevo Ideal; hombres que protagonizaron una causa común: hacer de Nuevo Ideal un municipio libre y lo consiguieron con el auxilio político de José Ramírez Gamero, otrora gobernador de Durango, fue así, que desde José Alejo Quezada Quiñones como primer presidente del Consejo Municipal, y posteriormente con Víctor Nevárez Robles, como primer presidente municipal, todos los ediles sin distingos de credos políticos, han plasmado su propio sello, escribiendo la memoria identitaria de un municipio que nació con buena estrella. Un buen capítulo salpicado de interesantes relatos y anécdotas muchos de ellos desconocidos en la entidad.

Tony trae consigo la vena del cronista trashumante, quien nos da a conocer algunas leyendas, relatos y consejas del viejo poblado de Tejamen, narraciones recabadas de boca de sus moradores y que Tony los reproduce en su obra, con una descripción acuciosa, de aquello que le confiaron en sus andares por el antiguo mineral de Tejamen, cuya huella por la historia quedará imborrable por su añosa arquitectura y sus notables prohombres como el ilustre líder ferrocarrilero Felipe Pescador Valles.

Como buen maestro, le otorga un lugar especial en su libro al rubro educativo con temas de actualidad, describiéndonos todas y cada una de las instituciones del municipio en referencia. Trae a colación las hojas de vida de los personajes ilustres que van desde el referido Felipe Pescador, Leonardo Pescador, Cuauhtémoc Valdés, Andrés Guerrero Marín, José Miguel Escobar Hernández, Diedrich Brawn Dyck y Jesús Olvera Alarcón, entre muchos, quienes por sus acciones han enaltecido su terruño.

Culmina su texto haciendo una breve síntesis de las soberanas que han sido electas reinas de la Feria Regional del Queso y la Manzana. El libro nos regala un trozo de identidad durangueña de la cual él se siente profundamente orgulloso y nosotros compartimos su regocijo. ¡Felicidades por su obra!

Con la edición del libro “Recorriendo Nuevo Ideal”, de la autoría del periodista y escritor Marco Antonio Rodríguez Ruiz, el novel municipio número 39 en la entidad, va tejiendo paulatinamente una identidad propia, dejando de ser un apéndice más de Canatlán, como lo fue durante largo tiempo.

Con la publicación de la obra, Tony Rodríguez contribuye a la gestación y fortalecimiento de una historia que emerge recientemente en la década de los ochenta del siglo XX, y que conforme transcurre el tiempo, los aconteceres históricos neoidealenses se van puliendo y depurando partiendo de un espacio geográfico enclavado entre valles y lagunas naturales, entorno perfecto para el autor del libro, quien procura en todo momento hacer de Nuevo Ideal el protagonista de su propio entorno historiográfico.

Marco Antonio Ruiz nos transporta a través de su edición, a un viaje por el tiempo, describiendo a personajes emblemáticos de la antigua hacienda de Patos hoy Nuevo Ideal; hombres que protagonizaron una causa común: hacer de Nuevo Ideal un municipio libre y lo consiguieron con el auxilio político de José Ramírez Gamero, otrora gobernador de Durango, fue así, que desde José Alejo Quezada Quiñones como primer presidente del Consejo Municipal, y posteriormente con Víctor Nevárez Robles, como primer presidente municipal, todos los ediles sin distingos de credos políticos, han plasmado su propio sello, escribiendo la memoria identitaria de un municipio que nació con buena estrella. Un buen capítulo salpicado de interesantes relatos y anécdotas muchos de ellos desconocidos en la entidad.

Tony trae consigo la vena del cronista trashumante, quien nos da a conocer algunas leyendas, relatos y consejas del viejo poblado de Tejamen, narraciones recabadas de boca de sus moradores y que Tony los reproduce en su obra, con una descripción acuciosa, de aquello que le confiaron en sus andares por el antiguo mineral de Tejamen, cuya huella por la historia quedará imborrable por su añosa arquitectura y sus notables prohombres como el ilustre líder ferrocarrilero Felipe Pescador Valles.

Como buen maestro, le otorga un lugar especial en su libro al rubro educativo con temas de actualidad, describiéndonos todas y cada una de las instituciones del municipio en referencia. Trae a colación las hojas de vida de los personajes ilustres que van desde el referido Felipe Pescador, Leonardo Pescador, Cuauhtémoc Valdés, Andrés Guerrero Marín, José Miguel Escobar Hernández, Diedrich Brawn Dyck y Jesús Olvera Alarcón, entre muchos, quienes por sus acciones han enaltecido su terruño.

Culmina su texto haciendo una breve síntesis de las soberanas que han sido electas reinas de la Feria Regional del Queso y la Manzana. El libro nos regala un trozo de identidad durangueña de la cual él se siente profundamente orgulloso y nosotros compartimos su regocijo. ¡Felicidades por su obra!