/ miércoles 24 de noviembre de 2021

Si hay mujeres en Durango

Se denuncia por día una violación sexual


25 de Noviembre y Durango lo recibe con poco que celebrar: Han pasado 3 años de que se declaró la Alerta de Violencia de Género en 16 municipios de la entidad y poco se ha avanzado en cuanto a las recomendaciones recibidas por parte de CONAVIN de la SEGOB.

Lo más preocupante es que en lugar de disminuir, en Durango han aumentado los delitos en contra de las mujeres ; como es el caso de las violaciones sexuales que durante 2020 se denunciaba un promedio de 1 cada tercer día y en lo que va de 2021 se están denunciando una diaria.

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres; fue declarado el 17 de noviembre de 1999 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

En Latinoamérica esta fecha se conmemora desde 1981 en honor a las tres hermanas dominicanas conocidas como Las Mariposas Mirabal defensoras de derechos humanos, que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960, por orden del dictador de República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo.

En 2008, la ONU promovió la campaña ÚNETE con el objetivo de que la opinión pública y a los gobiernos de los estados, emprendieran acciones para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres.

Esto porque pese a los esfuerzos que se habían hecho hasta el momento la violencia no se detenía, en julio de 2012 se proclamó el 25 de cada mes como “el Día Naranja”, cuyo propósito es “hacer conciencia sobre la violencia contra las mujeres y las niñas y actuar en consecuencia”, bajo la convicción de que este flagelo social afecta a todas y todos por igual.

Esta campaña es mundial e invita a usar una prenda, pañoleta, prendedor o listón naranja del lado derecho del corazón, el cual simboliza el rechazo a la violencia contra las mujeres, así también participar en las actividades que desde las instituciones o la iniciativa privada se organicen y dar testimonio en las redes sociales.

El color naranja significa la terminación de un ciclo y el inicio de otro.

Se denuncia por día una violación sexual


25 de Noviembre y Durango lo recibe con poco que celebrar: Han pasado 3 años de que se declaró la Alerta de Violencia de Género en 16 municipios de la entidad y poco se ha avanzado en cuanto a las recomendaciones recibidas por parte de CONAVIN de la SEGOB.

Lo más preocupante es que en lugar de disminuir, en Durango han aumentado los delitos en contra de las mujeres ; como es el caso de las violaciones sexuales que durante 2020 se denunciaba un promedio de 1 cada tercer día y en lo que va de 2021 se están denunciando una diaria.

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres; fue declarado el 17 de noviembre de 1999 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

En Latinoamérica esta fecha se conmemora desde 1981 en honor a las tres hermanas dominicanas conocidas como Las Mariposas Mirabal defensoras de derechos humanos, que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960, por orden del dictador de República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo.

En 2008, la ONU promovió la campaña ÚNETE con el objetivo de que la opinión pública y a los gobiernos de los estados, emprendieran acciones para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres.

Esto porque pese a los esfuerzos que se habían hecho hasta el momento la violencia no se detenía, en julio de 2012 se proclamó el 25 de cada mes como “el Día Naranja”, cuyo propósito es “hacer conciencia sobre la violencia contra las mujeres y las niñas y actuar en consecuencia”, bajo la convicción de que este flagelo social afecta a todas y todos por igual.

Esta campaña es mundial e invita a usar una prenda, pañoleta, prendedor o listón naranja del lado derecho del corazón, el cual simboliza el rechazo a la violencia contra las mujeres, así también participar en las actividades que desde las instituciones o la iniciativa privada se organicen y dar testimonio en las redes sociales.

El color naranja significa la terminación de un ciclo y el inicio de otro.