/ martes 23 de marzo de 2021

Soledad e incertidumbre

Hoy hace un año se inició en el país con el distanciamiento social impuesto por las autoridades con el propósito de hacer frente a la pandemia del Covid-19.

El distanciamiento social implicó, además, las medidas de la sana distancia, la consigna de “quédate en casa”, el uso de cubrebocas y el lavado constante de manos.

La secuencia, evolución, amplitud y consecuencias ha sido seguida puntualmente a través de los medios de comunicación masiva y de las conferencias vespertinas a cargo del personal de la Secretaría de Salud, y a tales acciones, se les ha dado diversos enfoques y análisis.

Las autoridades sanitarias, con el respaldo invariable del presidente de la República, han sido constantes en manifestar una y otra vez que la estrategia para contrarrestar y superar los efectos de la pandemia ha sido la correcta.

El origen de la pandemia, la evolución y la pandemia con perfiles que van más allá del entorno nacional y regional, hasta ubicarse cerca, muy cerca de la mundial, es materia del texto “Un daño irreparable”, de la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM, graduada en Ciencias Médicas en la Universidad de Harvard.

Los efectos sanitarios de la pandemia en México son diariamente proporcionados por la información oficial cuyos números podrían ser cuestionables, y en el mismo tenor se ubicarían los económicos que también podrían ser objetables.

Lo trascendente es saber cómo a partir del 22 de marzo de 2020, se inició el distanciamiento social, que se tradujo en que un número “n” de personas observaran en lo posible y en lo deseable la petición de “quédate en caso”, lo cual condujo al aislamiento y a la soledad en lo cual un número significativo de mexicanos han vivido, lejos de los familiares y amigos, sin reuniones para convivir con unos y con otros, con vivencias y sentimientos diarios imposibles de compartir y analizar en el día a día, con la finalidad de analizar y valorar sus efectos y secuelas, esencialmente en el terreno de “la soledad”, la cual, por su parte ha afectado la sensibilidad, los pensamientos, las acciones y los sentimientos de las personas.

Especialistas en la materia, por diferentes medios suelen, y lo han hecho de tiempo atrás, dar consejos y recomendaciones para superar la soledad derivada del aislamiento social. Entre ellos destaca la participación semanal (cada martes) del doctor José Antonio Lozano Diez, en el programa de Telefórmula y Radiofórmula, conducido por Joaquín López Dóriga, cuyos pronunciamientos (recuperables vía YouTube) han sido muy claros de cómo superar los efectos de la soledad no sólo en el presente sino también con miras hacia el futuro que será muy distinto y distante del cómo solíamos vivir, pues el pasado vivido no volverá. Se quedará en el pasado (obvio) para vivir en una nueva normalidad cuya construcción se requiere que se construya diariamente por todos. ´

De la soledad en la cual se ha vivido se pasa a la incertidumbre porque no se tiene claridad cuándo y cómo se podrán superar los efectos de la pandemia, entre los cuales se ubica la soledad y sus secuelas.

Se podría decir que la respuesta se encuentra en la vacunación nacional y global, para que así los efectos de aquélla, conduzca a la llamada inmunidad de “rebaño”, para luego, estar en espera de un nuevo virus cuyo origen, al igual que el dominante, será el resultado de las acciones depredadores del hombre en sus deseos de vivir cada día mejor y más tiempo, aun cuando para ello se afecte al medio ambiente con trascendencia a la vida colectiva del homo sapiens.

La vacunación en México transcurre lentamente.

Hoy hace un año se inició en el país con el distanciamiento social impuesto por las autoridades con el propósito de hacer frente a la pandemia del Covid-19.

El distanciamiento social implicó, además, las medidas de la sana distancia, la consigna de “quédate en casa”, el uso de cubrebocas y el lavado constante de manos.

La secuencia, evolución, amplitud y consecuencias ha sido seguida puntualmente a través de los medios de comunicación masiva y de las conferencias vespertinas a cargo del personal de la Secretaría de Salud, y a tales acciones, se les ha dado diversos enfoques y análisis.

Las autoridades sanitarias, con el respaldo invariable del presidente de la República, han sido constantes en manifestar una y otra vez que la estrategia para contrarrestar y superar los efectos de la pandemia ha sido la correcta.

El origen de la pandemia, la evolución y la pandemia con perfiles que van más allá del entorno nacional y regional, hasta ubicarse cerca, muy cerca de la mundial, es materia del texto “Un daño irreparable”, de la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM, graduada en Ciencias Médicas en la Universidad de Harvard.

Los efectos sanitarios de la pandemia en México son diariamente proporcionados por la información oficial cuyos números podrían ser cuestionables, y en el mismo tenor se ubicarían los económicos que también podrían ser objetables.

Lo trascendente es saber cómo a partir del 22 de marzo de 2020, se inició el distanciamiento social, que se tradujo en que un número “n” de personas observaran en lo posible y en lo deseable la petición de “quédate en caso”, lo cual condujo al aislamiento y a la soledad en lo cual un número significativo de mexicanos han vivido, lejos de los familiares y amigos, sin reuniones para convivir con unos y con otros, con vivencias y sentimientos diarios imposibles de compartir y analizar en el día a día, con la finalidad de analizar y valorar sus efectos y secuelas, esencialmente en el terreno de “la soledad”, la cual, por su parte ha afectado la sensibilidad, los pensamientos, las acciones y los sentimientos de las personas.

Especialistas en la materia, por diferentes medios suelen, y lo han hecho de tiempo atrás, dar consejos y recomendaciones para superar la soledad derivada del aislamiento social. Entre ellos destaca la participación semanal (cada martes) del doctor José Antonio Lozano Diez, en el programa de Telefórmula y Radiofórmula, conducido por Joaquín López Dóriga, cuyos pronunciamientos (recuperables vía YouTube) han sido muy claros de cómo superar los efectos de la soledad no sólo en el presente sino también con miras hacia el futuro que será muy distinto y distante del cómo solíamos vivir, pues el pasado vivido no volverá. Se quedará en el pasado (obvio) para vivir en una nueva normalidad cuya construcción se requiere que se construya diariamente por todos. ´

De la soledad en la cual se ha vivido se pasa a la incertidumbre porque no se tiene claridad cuándo y cómo se podrán superar los efectos de la pandemia, entre los cuales se ubica la soledad y sus secuelas.

Se podría decir que la respuesta se encuentra en la vacunación nacional y global, para que así los efectos de aquélla, conduzca a la llamada inmunidad de “rebaño”, para luego, estar en espera de un nuevo virus cuyo origen, al igual que el dominante, será el resultado de las acciones depredadores del hombre en sus deseos de vivir cada día mejor y más tiempo, aun cuando para ello se afecte al medio ambiente con trascendencia a la vida colectiva del homo sapiens.

La vacunación en México transcurre lentamente.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 04 de mayo de 2021

La política es así

Cuenta regresiva

Juventino Rodarte Solís

martes 27 de abril de 2021

La política es así

A media campaña

Juventino Rodarte Solís

martes 20 de abril de 2021

La política es así

¡Qué necesidad!

Juventino Rodarte Solís

martes 13 de abril de 2021

La política es así

Sobrerrepresentación

Juventino Rodarte Solís

martes 06 de abril de 2021

La política es así

De colores

Juventino Rodarte Solís

Cargar Más