/ sábado 13 de abril de 2019

TAL CUAL

Dice el refrán que una manzana podrida pudre la reja. Tal parece que el expediente contaminado, por decir lo menos, de la candidatura común entre MORENA, PT y Verde no solo está pudriendo a MORENA sino contaminando a todo el andamiaje electoral local. Es del conocimiento o desconocimiento público que al cuarto para las doce tales partidos presentaron su proyecto de candidatura común ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) destacando que el expediente estuvo plagado de irregularidades y hasta “falsificaciones”. Ante tal burdo y degradante sustento, tal institución no sólo negó el registro sino lo turnó a la instancia competente para ver si existía un delito. Para no ir tan lejos, al final el Tribunal Electoral local validó la candidatura común, la cual estará representada por el senador con licencia Gonzalo Yáñez. Pero el caso como se esperaba escaló a la instancia federal y es ahí donde sigue entrampado.

Todo lo planteado a grandes rasgos es como se ha venido configurando el tema de la polémica y ya desgastada candidatura común, ahora bien el caso es tan singular que habrá que analizarlo a fondo y en retrospectiva. En cuanto a MORENA, el partido de la esperanza o más bien de la desesperanza, no deja de sorprender el nivel de desorganización y degradación que priva en él y a nivel nacional. A esa escala está el caso Puebla donde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a dicho partido “fundamentar” la candidatura de Miguel Barbosa al gobierno de Puebla. El tema no es menor, resulta que el consejero de MORENA y senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán no solo solicitó la destitución de Barbosa como candidato por sustentar su expediente con un sinfín de irregularidades, ¿les suena?, sino por alterar una encuesta que a él le favorecía y fue más lejos Díaz Durán al demandar a Miguel por presunto lavado de dinero, evasión fiscal, fraude inmobiliario y enriquecimiento ilícito, ¡ay nomás! y destacando que son del mismo partido.

Ante tal degradante y perverso cuadro, la polémica dirigente nacional por MORENA Yeidckol Polevnsky explicó que todo era falso, es decir, Barbosa está rechinando de limpio, “obvio” sin presentar ningún sustento, en sí que es solo una grilla que proviene nada más y nada menos del senador coordinador del senado Ricardo Monreal. El caso Puebla por así ubicarlo deja entrever lo siguiente:

MORENA no llega ni a partido, más bien es un movimiento sin identidad ni principios, carente de vida orgánica, aparte ahora paga el precio por haber abierto las puertas y de par en par a todo el zoológico humano (arribistas, chambistas, oportunistas, descobijados y delincuentes) toda esa fauna refleja un mestizaje ideológico y de intereses irreconciliables. Desde otra óptica se puede percibir la verticalidad que engendra lo dictatorial, es decir, la imposición de AMLO el caudillo, con esto se entiende el bajo y servil perfil de Citlali Ibáñez Camacho, mejor conocida por su nombre artístico Yeidckol Polevnsky. La dama no tiene la capacidad para dirigir un partido institucional a nivel nacional y ante tal negativo cuadro se puede entender la indisciplina del senador Monreal, quien desde ahora ya marca distancia con AMLO y empieza a trabajar en su proyecto presidencial. Y retomando lo de la línea vertical descendente se entiende los perfiles locales, el impresentable Rosendo Salgado, el folclórico Armando Navarro, destacando que aún no se sabe cuál de estos personajes es el delegado en la entidad.

Con lo planteado no solo se pone de manifiesto el carnaval que priva en MORENA como partido, sino como partido en el poder y esto aluza a la bien intencionada 4T de la cual aflora un sinfín de ocurrencias que ya se presagia que más bien será una T4 (una transformación de cuarta), que hablar de ello es entrar a otros terrenos.

Ante todo la planteado y sin salirme de lo electoral, coincido plenamente con el dirigente estatal del PRD, Miguel Ángel Lazalde Ramos, el cual comentó que después de todo el caso del expediente contaminado, mismo que incitó a que los órganos electorales locales emitieran resolutivos, será muy difícil que se confíe en ellos: La manzana podrida ¡expediente contaminado! no sólo pudrirá a MORENA que más bien de raíz ya está, sino contaminará todo el andamiaje electoral local, de tal razón y por medidas de austeridad este debe desaparecer. No debe continuar la onerosa y disfuncional organización dual (estatal y federal). Y para concluir, el inicio oficial de las campañas estuvo desde el punto de vista emotivo, bajo, no obstante creo que el arranque emotivo y efectivo se dará hasta después de Semana Santa y cuando ya esté el candidato de MORENA que al parecer será Gonzalo.

NOTAS CORTAS NO TAN CORTAS

Considero excesivo que los candidatos a la capital gasten del erario, o sea del pueblo necesitado, más de 19 millones y todo para prometer; el modelo tradicional de hacer campañas aparte de oneroso ya no conecta con un electorado incrédulo y desesperanzado.

En horas, en el ayuntamiento capitalino se dieron nombramientos para el gabinete a modo y el edil José Ramón Enríquez solicita licencia para irse de lleno a su campaña de reelección. Ante tal controvertido cuadro, el diputado Iván Gurrola Vega comentó que los cambios y nombramientos anunciados por el galeno Enríquez tienen tintes políticos y son una burla para los duranguenses. Y para la regidora Minka Hernández Campuzano se están creando áreas que no existen en el organigrama municipal como el jefe de gabinete, entre otros, lo que se traduce en un uso político de la nómina municipal; y la que fue más lejos fue la síndico Luz María Garibay, la cual señaló y con sustento que tales nombramientos no sólo no están contemplados en el organigrama, sino en el presupuesto de egresos del 2019 y ni lo estarán, ya que será vigilante para que no se desvíen los recursos. Inaudito e inaceptable.

Rómulo Campuzano González, secretario general del PAN, comentó que en su partido están valorando pedirle a sus candidatos que ocupan una presidencia municipal y van por la reelección que se separen del cargo (por ética); ahora que Enríquez puso la muestra a Campuzano no le queda de otra ¡ya no pedir sino exigir! las renuncias para que se dé el demandado piso parejo.

Que Arturo Yáñez, candidato a la capital por el PRI está dispuesto a firmar todo lo que le pidan incluso hasta las escrituras de su casa. ¡Como sabe que no ganará! Firmar no compromete, pero lo que sí lo distinguiría sería que firmara una carta pública pidiéndole a Enrique Benítez que renuncie a la dirigencia estatal de dicho partido por dignidad personal y salud institucional. Hablando de dignidad, Manlio Fabio Beltrones ante un descalabro electoral en su momento renunció a la presidencia nacional del primoroso (ese es un líder que pasará a la historia y no un jefe que permanece en la nómina).

Que la descentralización de las dependencias federales va en serio, tanto que la Secretaría de Turismo (Sectur) federal se cambió a Chetumal, Quintana Roo. Ante lo planteado no se debe desistir en la petición que la Conafor nacional se traslade a nuestra ciudad capital. La citada representa 800 plazas bien remuneradas, que multiplicadas por 4 (promedio familiar) representaría una derrama económica de 3 mil 200 personas, nada despreciable. ¡Esa sí sería una efectiva ciudad gobierno!

Dice el refrán que una manzana podrida pudre la reja. Tal parece que el expediente contaminado, por decir lo menos, de la candidatura común entre MORENA, PT y Verde no solo está pudriendo a MORENA sino contaminando a todo el andamiaje electoral local. Es del conocimiento o desconocimiento público que al cuarto para las doce tales partidos presentaron su proyecto de candidatura común ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) destacando que el expediente estuvo plagado de irregularidades y hasta “falsificaciones”. Ante tal burdo y degradante sustento, tal institución no sólo negó el registro sino lo turnó a la instancia competente para ver si existía un delito. Para no ir tan lejos, al final el Tribunal Electoral local validó la candidatura común, la cual estará representada por el senador con licencia Gonzalo Yáñez. Pero el caso como se esperaba escaló a la instancia federal y es ahí donde sigue entrampado.

Todo lo planteado a grandes rasgos es como se ha venido configurando el tema de la polémica y ya desgastada candidatura común, ahora bien el caso es tan singular que habrá que analizarlo a fondo y en retrospectiva. En cuanto a MORENA, el partido de la esperanza o más bien de la desesperanza, no deja de sorprender el nivel de desorganización y degradación que priva en él y a nivel nacional. A esa escala está el caso Puebla donde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a dicho partido “fundamentar” la candidatura de Miguel Barbosa al gobierno de Puebla. El tema no es menor, resulta que el consejero de MORENA y senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán no solo solicitó la destitución de Barbosa como candidato por sustentar su expediente con un sinfín de irregularidades, ¿les suena?, sino por alterar una encuesta que a él le favorecía y fue más lejos Díaz Durán al demandar a Miguel por presunto lavado de dinero, evasión fiscal, fraude inmobiliario y enriquecimiento ilícito, ¡ay nomás! y destacando que son del mismo partido.

Ante tal degradante y perverso cuadro, la polémica dirigente nacional por MORENA Yeidckol Polevnsky explicó que todo era falso, es decir, Barbosa está rechinando de limpio, “obvio” sin presentar ningún sustento, en sí que es solo una grilla que proviene nada más y nada menos del senador coordinador del senado Ricardo Monreal. El caso Puebla por así ubicarlo deja entrever lo siguiente:

MORENA no llega ni a partido, más bien es un movimiento sin identidad ni principios, carente de vida orgánica, aparte ahora paga el precio por haber abierto las puertas y de par en par a todo el zoológico humano (arribistas, chambistas, oportunistas, descobijados y delincuentes) toda esa fauna refleja un mestizaje ideológico y de intereses irreconciliables. Desde otra óptica se puede percibir la verticalidad que engendra lo dictatorial, es decir, la imposición de AMLO el caudillo, con esto se entiende el bajo y servil perfil de Citlali Ibáñez Camacho, mejor conocida por su nombre artístico Yeidckol Polevnsky. La dama no tiene la capacidad para dirigir un partido institucional a nivel nacional y ante tal negativo cuadro se puede entender la indisciplina del senador Monreal, quien desde ahora ya marca distancia con AMLO y empieza a trabajar en su proyecto presidencial. Y retomando lo de la línea vertical descendente se entiende los perfiles locales, el impresentable Rosendo Salgado, el folclórico Armando Navarro, destacando que aún no se sabe cuál de estos personajes es el delegado en la entidad.

Con lo planteado no solo se pone de manifiesto el carnaval que priva en MORENA como partido, sino como partido en el poder y esto aluza a la bien intencionada 4T de la cual aflora un sinfín de ocurrencias que ya se presagia que más bien será una T4 (una transformación de cuarta), que hablar de ello es entrar a otros terrenos.

Ante todo la planteado y sin salirme de lo electoral, coincido plenamente con el dirigente estatal del PRD, Miguel Ángel Lazalde Ramos, el cual comentó que después de todo el caso del expediente contaminado, mismo que incitó a que los órganos electorales locales emitieran resolutivos, será muy difícil que se confíe en ellos: La manzana podrida ¡expediente contaminado! no sólo pudrirá a MORENA que más bien de raíz ya está, sino contaminará todo el andamiaje electoral local, de tal razón y por medidas de austeridad este debe desaparecer. No debe continuar la onerosa y disfuncional organización dual (estatal y federal). Y para concluir, el inicio oficial de las campañas estuvo desde el punto de vista emotivo, bajo, no obstante creo que el arranque emotivo y efectivo se dará hasta después de Semana Santa y cuando ya esté el candidato de MORENA que al parecer será Gonzalo.

NOTAS CORTAS NO TAN CORTAS

Considero excesivo que los candidatos a la capital gasten del erario, o sea del pueblo necesitado, más de 19 millones y todo para prometer; el modelo tradicional de hacer campañas aparte de oneroso ya no conecta con un electorado incrédulo y desesperanzado.

En horas, en el ayuntamiento capitalino se dieron nombramientos para el gabinete a modo y el edil José Ramón Enríquez solicita licencia para irse de lleno a su campaña de reelección. Ante tal controvertido cuadro, el diputado Iván Gurrola Vega comentó que los cambios y nombramientos anunciados por el galeno Enríquez tienen tintes políticos y son una burla para los duranguenses. Y para la regidora Minka Hernández Campuzano se están creando áreas que no existen en el organigrama municipal como el jefe de gabinete, entre otros, lo que se traduce en un uso político de la nómina municipal; y la que fue más lejos fue la síndico Luz María Garibay, la cual señaló y con sustento que tales nombramientos no sólo no están contemplados en el organigrama, sino en el presupuesto de egresos del 2019 y ni lo estarán, ya que será vigilante para que no se desvíen los recursos. Inaudito e inaceptable.

Rómulo Campuzano González, secretario general del PAN, comentó que en su partido están valorando pedirle a sus candidatos que ocupan una presidencia municipal y van por la reelección que se separen del cargo (por ética); ahora que Enríquez puso la muestra a Campuzano no le queda de otra ¡ya no pedir sino exigir! las renuncias para que se dé el demandado piso parejo.

Que Arturo Yáñez, candidato a la capital por el PRI está dispuesto a firmar todo lo que le pidan incluso hasta las escrituras de su casa. ¡Como sabe que no ganará! Firmar no compromete, pero lo que sí lo distinguiría sería que firmara una carta pública pidiéndole a Enrique Benítez que renuncie a la dirigencia estatal de dicho partido por dignidad personal y salud institucional. Hablando de dignidad, Manlio Fabio Beltrones ante un descalabro electoral en su momento renunció a la presidencia nacional del primoroso (ese es un líder que pasará a la historia y no un jefe que permanece en la nómina).

Que la descentralización de las dependencias federales va en serio, tanto que la Secretaría de Turismo (Sectur) federal se cambió a Chetumal, Quintana Roo. Ante lo planteado no se debe desistir en la petición que la Conafor nacional se traslade a nuestra ciudad capital. La citada representa 800 plazas bien remuneradas, que multiplicadas por 4 (promedio familiar) representaría una derrama económica de 3 mil 200 personas, nada despreciable. ¡Esa sí sería una efectiva ciudad gobierno!

lunes 17 de junio de 2019

Visión

sábado 15 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 10 de junio de 2019

Visión

sábado 08 de junio de 2019

TAL CUAL

lunes 03 de junio de 2019

Visión

lunes 27 de mayo de 2019

Visión

sábado 25 de mayo de 2019

TAL CUAL

lunes 20 de mayo de 2019

Visión 2019

sábado 18 de mayo de 2019

TAL CUAL

lunes 13 de mayo de 2019

Visión

Cargar Más