/ domingo 17 de mayo de 2020

Tal cual

Legítima petición


Las personas que laboran en el Sector Salud, en específico en contacto directo con los enfermos no sólo exponen sus vidas sino las de sus familiares. Lo planteado enmarca la realidad de muchísimas personas sobre todo enfermeras que aparte de mal remuneradas, mal equipadas, son objeto de discriminación y agresiones (inaceptable), como tampoco lo es, que en el Hospital Municipal del Niño de esta capital, las enfermeras perciban al mes 7 mil pesos, sin prestaciones y todavía tienen que comprar con sus propios recursos el uniforme quirúrgico (inaudito).

El lamentable e inaceptable cuadro, salió a la luz pública cuando enfermeras de dicho nosocomio, reclamaron un justificado y necesario aumento de sueldo y un pago extraordinario por riesgo infectocontagioso. Al respecto, el director de dicha institución, Cesar Oswaldo Cardoza Torres, sólo manifestó que la petición de aumento de sueldo entre otras demandas, es un reclamo legítimo y que tiene ¡Varios años! No obstante, se analizará cómo se les podrá ayudar, ¡qué considerado!, ya que la situación financiera de la administración es precaria ¿Apoco?

Al ver tan inhumana realidad, me pregunto: ¿Cómo fue posible que anteriores administraciones la pasaran por alto sin hacer nada y en específico, la de los galenos Esteban Villegas y José Ramón Enríquez? Y peor, en la última donde el despilfarro, gandallismo y corrupción estuvieron a la orden del día. Volviendo a la explotación, rayando en la esclavitud laboral, también sale a relucir que el personal que se encuentra en el campo de batalla, está sufriendo del estrés intenso, por el alto riesgo de un contagio del COVID-19, el cual se manifiesta en angustia, irritabilidad e insomnio, entre otros padecimientos que pueden escalar a una severa depresión o trastornos de ansiedad.

Ante tal amenazante y delicada situación, el director de Atención del Instituto de Salud Mental del Estado, Roberto Cárdenas, recomienda buscar ayuda profesional. ¡Es correcto! Pero que el citado, más allá de opinar que proponga cómo le hará dicho personal con sus míseros sueldos para acceder a tal onerosa ayuda. Más allá de opiniones u ocurrencias protagónicas, mediáticas y oportunistas, por parte de ciertos pseudo servidores públicos, legisladores y de toda la fauna, casos específicos de apoyo he visto pocos, ejemplo: El donativo masivo de sábanas, por parte de la Comercializadora Integral del Norte al personal hospitalario que ahora por la pandemia, tienen que dormir fuera de su domicilio, para no contagiar a sus familiares y no ser atacados por los vecinos. ¡Inconcebible! Tal acción de humanismo, se da en territorio de la alcaldesa Marina Vitela Rodríguez, la cual hace empatía con las enfermeras por su cercanía con dicho sector, lo cual reconozco y felicito. Como también las declaraciones, o más bien exhorto del presidente de la Asociación de Colegios de Profesionistas (FECOP), Martín Estrada Arreola, en cuanto que se cumpla con lo establecido en el Código Penal, al aplicar los agravantes (sanciones ejemplares a todos aquellos que agredan y discriminen al personal de salud). ¡Que la ley no sea letra muerta! Es correcto, todo el peso de la ley para los insolentes.

Ahora saliendo del tema de salud y entrando al económico, y retomando lo dicho por el director Cesar Oswaldo Cardoza Torres, en cuanto a la situación financiera del ayuntamiento la cual es precaria (por no decir quebrada) realizó dos comentarios: Primero, con muchos o pocos recursos, la inaceptable y perversa incongruencia ha existido, es decir enfermeras ganando míseros sueldos y los regidores, superfluos e injustificados salarios. ¿Qué tal 50 mil más prestaciones? Más su séquito de ayudantes, o más bien “damos de compañía”.

Ante tal incongruente y abusivo cuadro es propicio preguntar: ¿Quién le es más útil a la ciudadanía? ¿Una enfermera o un regidor? ¿Qué hacen estos últimos para devengar esta alta percepción? ¿Asistir y a veces a las juntas de comisiones? Para acordar u opinar ocurrencias y por supuesto a los rituales de Junta de Cabildo para levantar la “manita” y divagar 3 horas. ¡No señoras y señores! Estos pseudo representantes populares, o más bien parásitos, salvo honrosas excepciones, aparte ciertos cómplices, ya que algunos o algunas del actual cabildo, estuvieron en el pasado y en sus “narices” se dio todo el “bacanal” que dejó quebradas las arcas (“tanto peca el que mata la vaca como el que le detiene la pata”). Y aquí entro al segundo comentario, que más bien es un reiterativo cuestionamiento. ¿Qué con los resultados de la Auditoría Forense? El tiempo avanza, la deuda contraída por el crédito cobra intereses y ¿quién paga? El pueblo por supuesto, cuando lo debido es llamar a cuentas a los que saquearon al municipio y esto es desde varias administraciones pasadas. Tal corrupto, cómplice y degradante escenario, significa que hasta el momento nadie absolutamente nadie, se ha atrevido a romper con la inercia de la impunidad y eso es traición al pueblo, a la patria. Al parecer, repito el pueblo pagará económicamente; Salúm políticamente y Enríquez campante en el Senado.

Entrando al terreno de las conclusiones, y ya encabritado pero siendo idealista, no me resta más que comentar que ahora ante esta severa crisis la patria nos requiere a todos y para ello, es necesario cambios profundos y estructurales en el diseño organizacional de la administración pública, empezando por llevar a cabo un recorte sustancial a todo el paraíso de privilegios del que goza la alta burocracia, nacional y local y de los 3 Poderes, y para tal efecto, habría que empezar por ajustar sueldos a titulares de la secretarías del Gobierno del Estado, que andan en promedio en 85 mil; diputados 93 mil; magistrados 105 mil, más jugosas prestaciones y en contraparte, el pobre pueblo en su mayoría con 123 pesos diarios. ¿Con qué cara se dicen servidores públicos cuando en realidad se sirven del pueblo empobrecido? Por el contrario hoy la patria demanda de verdaderos líderes comprometidos con la ciudadanía y no de pseudo líderes gandallas y oportunistas. Al margen, que se les pida que aporten con parte de su sueldo para beneficiar al Fondo de Apoyo por COVID-19 está bien y de reconocer que la primera quincena casi se juntaron 800 mil pesos para la causa, pero eso es limitado y coyuntural, cuando de lo que se trata, es llevar a cabo un ajuste estructural. Así como la diputada Sonia Mercado Gallegos presentó la iniciativa de reformas a la Constitución con el fin de que el Estado garantice ante emergencias la implementación de programas que proteja a las familias, al igual que se presente una iniciativa de austeridad integral ¿O qué se requiere para que se dé? ¿Un desbordamiento social? ¿Qué se desate la rapiña, el caso? ¿Qué? ¿Qué? Líderes patriotas con arrestos y altura de miras para que interpongan los intereses de la comunidad por encima de grupo o partido.

NOTAS CORTAS NO TAN CORTAS

• ¡Desterrar el “jugoso y perverso moche”! Que la Cámara de la Industria de la Construcción, buscará en el Congreso modificar la ley para que toda la obra pública se realice por las constructoras locales. De ser así, de aplaudir y de pie.

• Muertos y arrastrados. El erudito en la materia Israel Soto, secretario del Trabajo, declaró que las empresas deberán hacer un esfuerzo para pagar utilidades. ¿Pujar? Cuando la gran mayoría ya no presentan signos vitales.

• Según el juez cívico municipal, Mario Pozo Riestra, se reciben más quejas por ruido que por violencia familiar. Y hablando de ruido, el citado hizo mucho cuando llegó al actual cargo señalando un abanico de anomalías encontradas. Con el paso del tiempo, ni “pío” dice. ¿Por qué?

• Coincido con el Gobernador José Rosas Aispuro Torres, en cuanto que en Durango regresar a las actividades normales sería imprudente y riesgoso, ya que se está en la ruta de ascenso de la epidemia, lo que provocaría un brote incontrolable con consecuencias sumamente graves y en todos los órdenes, Si ya esperamos, hacerlo un poco más por el bien de todos.


Legítima petición


Las personas que laboran en el Sector Salud, en específico en contacto directo con los enfermos no sólo exponen sus vidas sino las de sus familiares. Lo planteado enmarca la realidad de muchísimas personas sobre todo enfermeras que aparte de mal remuneradas, mal equipadas, son objeto de discriminación y agresiones (inaceptable), como tampoco lo es, que en el Hospital Municipal del Niño de esta capital, las enfermeras perciban al mes 7 mil pesos, sin prestaciones y todavía tienen que comprar con sus propios recursos el uniforme quirúrgico (inaudito).

El lamentable e inaceptable cuadro, salió a la luz pública cuando enfermeras de dicho nosocomio, reclamaron un justificado y necesario aumento de sueldo y un pago extraordinario por riesgo infectocontagioso. Al respecto, el director de dicha institución, Cesar Oswaldo Cardoza Torres, sólo manifestó que la petición de aumento de sueldo entre otras demandas, es un reclamo legítimo y que tiene ¡Varios años! No obstante, se analizará cómo se les podrá ayudar, ¡qué considerado!, ya que la situación financiera de la administración es precaria ¿Apoco?

Al ver tan inhumana realidad, me pregunto: ¿Cómo fue posible que anteriores administraciones la pasaran por alto sin hacer nada y en específico, la de los galenos Esteban Villegas y José Ramón Enríquez? Y peor, en la última donde el despilfarro, gandallismo y corrupción estuvieron a la orden del día. Volviendo a la explotación, rayando en la esclavitud laboral, también sale a relucir que el personal que se encuentra en el campo de batalla, está sufriendo del estrés intenso, por el alto riesgo de un contagio del COVID-19, el cual se manifiesta en angustia, irritabilidad e insomnio, entre otros padecimientos que pueden escalar a una severa depresión o trastornos de ansiedad.

Ante tal amenazante y delicada situación, el director de Atención del Instituto de Salud Mental del Estado, Roberto Cárdenas, recomienda buscar ayuda profesional. ¡Es correcto! Pero que el citado, más allá de opinar que proponga cómo le hará dicho personal con sus míseros sueldos para acceder a tal onerosa ayuda. Más allá de opiniones u ocurrencias protagónicas, mediáticas y oportunistas, por parte de ciertos pseudo servidores públicos, legisladores y de toda la fauna, casos específicos de apoyo he visto pocos, ejemplo: El donativo masivo de sábanas, por parte de la Comercializadora Integral del Norte al personal hospitalario que ahora por la pandemia, tienen que dormir fuera de su domicilio, para no contagiar a sus familiares y no ser atacados por los vecinos. ¡Inconcebible! Tal acción de humanismo, se da en territorio de la alcaldesa Marina Vitela Rodríguez, la cual hace empatía con las enfermeras por su cercanía con dicho sector, lo cual reconozco y felicito. Como también las declaraciones, o más bien exhorto del presidente de la Asociación de Colegios de Profesionistas (FECOP), Martín Estrada Arreola, en cuanto que se cumpla con lo establecido en el Código Penal, al aplicar los agravantes (sanciones ejemplares a todos aquellos que agredan y discriminen al personal de salud). ¡Que la ley no sea letra muerta! Es correcto, todo el peso de la ley para los insolentes.

Ahora saliendo del tema de salud y entrando al económico, y retomando lo dicho por el director Cesar Oswaldo Cardoza Torres, en cuanto a la situación financiera del ayuntamiento la cual es precaria (por no decir quebrada) realizó dos comentarios: Primero, con muchos o pocos recursos, la inaceptable y perversa incongruencia ha existido, es decir enfermeras ganando míseros sueldos y los regidores, superfluos e injustificados salarios. ¿Qué tal 50 mil más prestaciones? Más su séquito de ayudantes, o más bien “damos de compañía”.

Ante tal incongruente y abusivo cuadro es propicio preguntar: ¿Quién le es más útil a la ciudadanía? ¿Una enfermera o un regidor? ¿Qué hacen estos últimos para devengar esta alta percepción? ¿Asistir y a veces a las juntas de comisiones? Para acordar u opinar ocurrencias y por supuesto a los rituales de Junta de Cabildo para levantar la “manita” y divagar 3 horas. ¡No señoras y señores! Estos pseudo representantes populares, o más bien parásitos, salvo honrosas excepciones, aparte ciertos cómplices, ya que algunos o algunas del actual cabildo, estuvieron en el pasado y en sus “narices” se dio todo el “bacanal” que dejó quebradas las arcas (“tanto peca el que mata la vaca como el que le detiene la pata”). Y aquí entro al segundo comentario, que más bien es un reiterativo cuestionamiento. ¿Qué con los resultados de la Auditoría Forense? El tiempo avanza, la deuda contraída por el crédito cobra intereses y ¿quién paga? El pueblo por supuesto, cuando lo debido es llamar a cuentas a los que saquearon al municipio y esto es desde varias administraciones pasadas. Tal corrupto, cómplice y degradante escenario, significa que hasta el momento nadie absolutamente nadie, se ha atrevido a romper con la inercia de la impunidad y eso es traición al pueblo, a la patria. Al parecer, repito el pueblo pagará económicamente; Salúm políticamente y Enríquez campante en el Senado.

Entrando al terreno de las conclusiones, y ya encabritado pero siendo idealista, no me resta más que comentar que ahora ante esta severa crisis la patria nos requiere a todos y para ello, es necesario cambios profundos y estructurales en el diseño organizacional de la administración pública, empezando por llevar a cabo un recorte sustancial a todo el paraíso de privilegios del que goza la alta burocracia, nacional y local y de los 3 Poderes, y para tal efecto, habría que empezar por ajustar sueldos a titulares de la secretarías del Gobierno del Estado, que andan en promedio en 85 mil; diputados 93 mil; magistrados 105 mil, más jugosas prestaciones y en contraparte, el pobre pueblo en su mayoría con 123 pesos diarios. ¿Con qué cara se dicen servidores públicos cuando en realidad se sirven del pueblo empobrecido? Por el contrario hoy la patria demanda de verdaderos líderes comprometidos con la ciudadanía y no de pseudo líderes gandallas y oportunistas. Al margen, que se les pida que aporten con parte de su sueldo para beneficiar al Fondo de Apoyo por COVID-19 está bien y de reconocer que la primera quincena casi se juntaron 800 mil pesos para la causa, pero eso es limitado y coyuntural, cuando de lo que se trata, es llevar a cabo un ajuste estructural. Así como la diputada Sonia Mercado Gallegos presentó la iniciativa de reformas a la Constitución con el fin de que el Estado garantice ante emergencias la implementación de programas que proteja a las familias, al igual que se presente una iniciativa de austeridad integral ¿O qué se requiere para que se dé? ¿Un desbordamiento social? ¿Qué se desate la rapiña, el caso? ¿Qué? ¿Qué? Líderes patriotas con arrestos y altura de miras para que interpongan los intereses de la comunidad por encima de grupo o partido.

NOTAS CORTAS NO TAN CORTAS

• ¡Desterrar el “jugoso y perverso moche”! Que la Cámara de la Industria de la Construcción, buscará en el Congreso modificar la ley para que toda la obra pública se realice por las constructoras locales. De ser así, de aplaudir y de pie.

• Muertos y arrastrados. El erudito en la materia Israel Soto, secretario del Trabajo, declaró que las empresas deberán hacer un esfuerzo para pagar utilidades. ¿Pujar? Cuando la gran mayoría ya no presentan signos vitales.

• Según el juez cívico municipal, Mario Pozo Riestra, se reciben más quejas por ruido que por violencia familiar. Y hablando de ruido, el citado hizo mucho cuando llegó al actual cargo señalando un abanico de anomalías encontradas. Con el paso del tiempo, ni “pío” dice. ¿Por qué?

• Coincido con el Gobernador José Rosas Aispuro Torres, en cuanto que en Durango regresar a las actividades normales sería imprudente y riesgoso, ya que se está en la ruta de ascenso de la epidemia, lo que provocaría un brote incontrolable con consecuencias sumamente graves y en todos los órdenes, Si ya esperamos, hacerlo un poco más por el bien de todos.


martes 30 de junio de 2020

Visión

domingo 28 de junio de 2020

Tal cual

lunes 22 de junio de 2020

Visión

domingo 21 de junio de 2020

Tal cual

domingo 14 de junio de 2020

Tal cual

lunes 08 de junio de 2020

Visión

sábado 06 de junio de 2020

Tal cual

martes 02 de junio de 2020

Visión

domingo 31 de mayo de 2020

Tal cual

lunes 25 de mayo de 2020

Visión

Cargar Más