/ sábado 25 de junio de 2022

Traiciones en Morena

Perfiles políticos pertenecientes a Morena, como el caso de la regidora de la capital, Cynthia Monserrat Hernández, aseguran que en el pasado proceso electoral del 5 de junio, hubo traiciones al interior de este instituto político.

Por lo que quienes ya han sido identificados deberán ser expulsados, así como empezar con el fortalecimiento del partido tanto en la renovación de los consejos y dirigencias, para obtener buenos resultados en el 2023 y desde luego en el 2024 donde se renovará el Poder Ejecutivo federal; asimismo el hecho de que los grupos que existen dentro tengan la capacidad del diálogo y que todos, le aporten a la unidad en torno al presidente y desde luego a la continuidad de la Cuarta Transformación.

El asunto es que creo que a pesar de estos señalamientos de traición, los números también muestran una realidad en Morena que pocos pensaban que se daría, es decir, si en la elección del 2021 fueron la primer fuerza electoral con alrededor de 178 mil sufragios, en el proceso de hace apenas tres semanas incrementaron sus votos en aproximadamente 188 mil, lo que habla entonces de que a pesar de que hubo quienes estuvieron en contra, e incrementaron sus números, la esperanza era aún mayor para obtener la victoria, y no fue así, incluso a nivel nacional este partido obtuvo cuatro de las seis gubernaturas en juego, en consecuencia el fenómeno Durango tuvo otros factores además de estas traiciones.

El más claro ejemplo de lo anterior, fue el factor Esteban Villegas, pues el trabajo que ha realizado en los últimos años le permitió obtener el triunfo de manera contundente por cerca de los 100 mil sufragios, es decir, no sólo ha influido quienes estuvieron en contra de Morena desde adentro, sino que enfrente tuvieron un candidato con un importante arrastre; el análisis que se desprende parte del cuestionamiento que de no haber existido estas traiciones aun así hubieran podido obtener la victoria, y que estuvieran por arriba del hoy gobernador electo, y me parece que no, el ex alcalde de la capital se rodeó de un equipo que le generó buenos dividendos, aunado a que los partidos que formaron parte de “Va por Durango”, PAN, PRI y PRD, hicieron su parte en cuanto a la estructura de promoción y protección del voto.

Esteban logró “echarse al hombro” un proyecto que a nivel nacional ha estado cuestionado, como la alianza entre estos partidos, pues incluso desde Palacio Nacional se ha buscado descalificar a dichos institutos políticos llamándolos “PRIANRD”, y le apostó el ahora gobernador electo a la penetración social que ha tenido en su carrera, y desde luego el hecho de que Durango hasta hoy no le ha permitido obtener mayores espacios a Morena en los últimos procesos electorales.

Villegas Villarreal ha sido también factor para el triunfo en municipios importantes como Gómez Palacio y Lerdo, en el primero de los casos uno de los “bastiones” del morenismo, donde también se ha señalado que hubo quienes estuvieron en contra de la candidata Betzabé Martínez.


Pajareando.

La renovación de los consejos y dirigencias de Morena a nivel nacional en el próximo mes de julio, estarán directamente relacionados con el personaje que vaya a ser elegido desde Palacio Nacional para la elección del 2024, pues quien lleve mano en la designación en las entidades, estaría “armando” ya los perfiles que serán el “ejército” para este proceso, y será una primer señal de a dónde se dirige “el dedo” del presidente para impulsar sucesor. Aunado a ello, los compromisos que se vayan registrando, pues los acuerdos dentro de este partido y con sus aliados, será otro factor que comiencen a darnos mayor claridad de lo que sucederá con Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López.


Perfiles políticos pertenecientes a Morena, como el caso de la regidora de la capital, Cynthia Monserrat Hernández, aseguran que en el pasado proceso electoral del 5 de junio, hubo traiciones al interior de este instituto político.

Por lo que quienes ya han sido identificados deberán ser expulsados, así como empezar con el fortalecimiento del partido tanto en la renovación de los consejos y dirigencias, para obtener buenos resultados en el 2023 y desde luego en el 2024 donde se renovará el Poder Ejecutivo federal; asimismo el hecho de que los grupos que existen dentro tengan la capacidad del diálogo y que todos, le aporten a la unidad en torno al presidente y desde luego a la continuidad de la Cuarta Transformación.

El asunto es que creo que a pesar de estos señalamientos de traición, los números también muestran una realidad en Morena que pocos pensaban que se daría, es decir, si en la elección del 2021 fueron la primer fuerza electoral con alrededor de 178 mil sufragios, en el proceso de hace apenas tres semanas incrementaron sus votos en aproximadamente 188 mil, lo que habla entonces de que a pesar de que hubo quienes estuvieron en contra, e incrementaron sus números, la esperanza era aún mayor para obtener la victoria, y no fue así, incluso a nivel nacional este partido obtuvo cuatro de las seis gubernaturas en juego, en consecuencia el fenómeno Durango tuvo otros factores además de estas traiciones.

El más claro ejemplo de lo anterior, fue el factor Esteban Villegas, pues el trabajo que ha realizado en los últimos años le permitió obtener el triunfo de manera contundente por cerca de los 100 mil sufragios, es decir, no sólo ha influido quienes estuvieron en contra de Morena desde adentro, sino que enfrente tuvieron un candidato con un importante arrastre; el análisis que se desprende parte del cuestionamiento que de no haber existido estas traiciones aun así hubieran podido obtener la victoria, y que estuvieran por arriba del hoy gobernador electo, y me parece que no, el ex alcalde de la capital se rodeó de un equipo que le generó buenos dividendos, aunado a que los partidos que formaron parte de “Va por Durango”, PAN, PRI y PRD, hicieron su parte en cuanto a la estructura de promoción y protección del voto.

Esteban logró “echarse al hombro” un proyecto que a nivel nacional ha estado cuestionado, como la alianza entre estos partidos, pues incluso desde Palacio Nacional se ha buscado descalificar a dichos institutos políticos llamándolos “PRIANRD”, y le apostó el ahora gobernador electo a la penetración social que ha tenido en su carrera, y desde luego el hecho de que Durango hasta hoy no le ha permitido obtener mayores espacios a Morena en los últimos procesos electorales.

Villegas Villarreal ha sido también factor para el triunfo en municipios importantes como Gómez Palacio y Lerdo, en el primero de los casos uno de los “bastiones” del morenismo, donde también se ha señalado que hubo quienes estuvieron en contra de la candidata Betzabé Martínez.


Pajareando.

La renovación de los consejos y dirigencias de Morena a nivel nacional en el próximo mes de julio, estarán directamente relacionados con el personaje que vaya a ser elegido desde Palacio Nacional para la elección del 2024, pues quien lleve mano en la designación en las entidades, estaría “armando” ya los perfiles que serán el “ejército” para este proceso, y será una primer señal de a dónde se dirige “el dedo” del presidente para impulsar sucesor. Aunado a ello, los compromisos que se vayan registrando, pues los acuerdos dentro de este partido y con sus aliados, será otro factor que comiencen a darnos mayor claridad de lo que sucederá con Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López.


ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 01 de agosto de 2022

Morena vs Morena

Quetzal Herrera

sábado 23 de julio de 2022

La grilla del pájaro

AMLO y Biden con elecciones en 2024

Quetzal Herrera

jueves 21 de julio de 2022

La grilla del pájaro

Pilares de Toño en el próximo Cabildo

Quetzal Herrera

lunes 18 de julio de 2022

La grilla del pájaro

¿Estadista o populista para el 2024?

Quetzal Herrera

sábado 16 de julio de 2022

La grilla del pájaro

Las claves de AMLO para 2023

Quetzal Herrera

Cargar Más