/ martes 5 de marzo de 2019

Un epicentro de la convulsa política local

Formo parte de esta estadística que pensábamos sería una etapa electoral normal, como la mayoría, pues no se trata de la elección de un Gobernador de cada seis años o la definición de los diputados de un Congreso.

La realidad es que este proceso 2018-2019 ha tenido un cierto matiz convulso, como dirían los que saben, atípico en su naturaleza debido a varios factores que analizaremos a continuación, estimado lector, donde persiste un actor político que no debemos dejar de mencionar pues ha estado en boca de todos quizá como un epicentro de la política local. Veamos:

ENCUESTADOS EN VIVIENDAS. Está en puerta la selección del candidato por Morena el cuál tendrá que ser sometido por un estudio de mil 300 encuestas aplicadas a la suerte en el mismo número de viviendas de la capital. Este ejercicio se llevará a cabo a partir del 6 de marzo y al final arrojará por el 15 de marzo al designado candidato por Morena. “Este es un proceso diferente”, dijeron algunos morenistas rechazando aquellas viejas prácticas priístas de elecciones internas.

La gente simpatizante del partido en el gobierno federal tendrá que elegir entre Silvestre Flores, Otniel García, Héctor Vela y José Ramón Enríquez, pues fueron los palomeados para entrar en esta contienda, aunque muchos pensábamos que también entrarían en la terna un Ignacio Aguado o Fernando Rosas Palafox, dada la condición de hombre designada para la capital y sus relaciones con las estructuras nacionales del partido de moda.

Silvestre Flores se muestra muy confiado en tener un 50 por ciento de las simpatías de quienes votarán al elegido. El otro 50 se lo reparten entre los otros precandidatos, asegura. Otniel García no para de tener presencia mediática para confrontar ataque hacia el Gobierno Municipal, pareciera un mensaje de campaña y no hacia la militancia de Morena. Héctor Vela se ha dedicado al trabajo de campo, trata de mantener imagen fresca al tomarse fotografías en sus actividades diarias y hasta hoy sabemos que gusta de la música como un servidor, pues lo vemos tocando piano.

JOSÉ RAMÓN LEVANTANDO ODIOS Y PASIONES. No obstante, todo ese conjunto de labores, posturas, pasatiempos o confianza en mantener una buena parte del pastel estadístico, se vería superado por el ritmo que lleva actualmente José Ramón Enríquez.

No es necesario recordar que el polémico galeno levantó odios y pasiones al momento de su registro como precandidato y, como lo hemos señalado varias ocasiones en este espacio, los comentarios a favor y en contra alimentan su presencia mediática, política y social.

José Ramón Enríquez, en caso de obtener la candidatura, transitaría por la Presidencia Municipal como alcalde pero al mismo tiempo como candidato se Morena. Este modelo electoral progresista usado en países de avanzada es permitido hoy por las leyes locales electorales según expresiones jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaladas por tribunales de la misma índole.

SOBRE MENCIONES MEDIÁTICAS. De hecho, durante toda la semana pasada y lo que va de esta, José Ramón es el personaje político mas mencionado entre los cuatro precandidatos de Morena según mediciones de impactos mediáticos realizados por un servidor.

Otro factor que muchos han dejado de lado son las luchas políticas y sociales que ha mantenido el galeno junto con el hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

POR EL CARRIL DE LA IZQUIERDA. Enríquez es un personaje históricamente de izquierda. No solamente en el 2006 fue candidato por el partido que abanderó a Andrés Manuel López Obrador para la Presidencia de la República cuando el equipo de campaña del galeno lanzaba la frase: “¿Dónde está el Doctor? está con López Obrador”, sino que la empatía entre Enríquez y AMLO proviene desde décadas atrás.

No sólo entre ellos habría unión política. Hace días hicieron circular una imagen del hijo de Andrés Manuel y del Alcalde juntos. Ello muestra que José Ramón Enríquez hijo y Andrés Manuel López hijo llevan a cabo una relación más allá de la amistad.

Recordar también que los primeros rompimientos políticos de Enríquez en la etapa de Gobierno de Ismael Hernández Deras se dieron por su manera progresista de llevar a cabo la política de gobierno, adelantándose incluso al Ejecutivo Estatal en todo: presencia mediática, agenda de trabajo, inauguraciones de obras, en este caso de hospitales cuando el galeno despachaba desde la Secretaría de Salud del Estado.

Con el rompimiento hacia la corriente ismaelista, José Ramón comenzó abiertamente su camino por la vía de la izquierda política para luego ser candidato en varias ocasiones por partidos relacionados a este pensamiento, como el Partido de la Revolución Democrática y desde el 2009 impulsando fuertemente la franquicia de Movimiento Ciudadano que no tenía ningún rumbo en ese entonces.

En redes sociales aún existen cuentas de Twitter que manejaba José Ramón donde expresaba abierta y públicamente su respaldo a AMLO a través de actividades organizadas por medio de redes ciudadanas.

Es decir, el respaldo que le dio José Ramón Enríquez a Andrés Manuel López Obrador no es de ayer, ni de las pasadas elecciones. En este espacio de opinión comenzamos a mencionar que varios astros se le comenzaban a alinear al oftalmólogo, en cierta medida por el aseguramiento de su escaño en el Senado y, por otro, la conexión que tiene directamente con el presidente de la República y su equipo de Gabinete, factores que si se explotan al cien por ciento se pueden sacar beneficios para la capital duranguense em cuando a gestiones económicas importantes.

Hoy, José Ramón es un precandidato de Morena y, aunque en su calidad de “externo”, no deja de llamar la atención por todo lo que genera, pareciera como un epicentro que no debes dejar de mencionar porque todo en la política local tiene relación a él.

La moneda aún está en el aire y no hay nada para nadie. Pero en un acercamiento que tuvo con representantes de medios de comunicación el mensaje que dio el Presidente Municipal ante medios de comunicación fue vital: “no estoy pensando ser candidato de otro partido más que por Morena”.

Con ello, veremos entonces por primera vez en la historia una contienda especial, pues será la primera vez que en la capital de Durango se tenga posibilidad de ver a un alcalde en funciones que esté buscando una reelección por un partido político, sin separarse de su cargo, gracias a las normas que le permite la Ley Electoral.

LA HISTORIA CONTRADICTORIA DEL VERDE. Por otro lado, la tónica se puso tan convulsa e irónica que personajes como Gerardo Villarreal, diputado del Partido Verde, quien fue de los iniciadores y propulsores del juicio político contra José Ramón Enríquez ahora resultó que es de los impulsores de la alianza para Morena y Partdo Verde.

No cabe duda que en política nada está escrito y luego de conocerse un acercamiento que tuvo José Ramón Enríquez con nada más ni nada menos que con “El Niño Verde” y líderes del partido del tucán, Gerardo Villarreal no tuvo mas que repensar su intención política y mostrarse a favor de apoyar la alianza con el partido que seguramente estaría postulando al oftalmólogo en caso de beneficiarle la preferencia interna de Morena.

La política da muchas vueltas y en el caso del juicio impulsado por Gerardo Villarreal tendrá que entrar en una etapa más especial, pues si se concreta la candidatura de José Ramón Enríquez así como la Alianza de Verde y Morena, las posibles intenciones del legislador ambientalista de contender por una candidatura a la alcaldía de Guadalupe Victoria podrían estar en tela de, precisamente, juicio.

@LaEraMediatica

Formo parte de esta estadística que pensábamos sería una etapa electoral normal, como la mayoría, pues no se trata de la elección de un Gobernador de cada seis años o la definición de los diputados de un Congreso.

La realidad es que este proceso 2018-2019 ha tenido un cierto matiz convulso, como dirían los que saben, atípico en su naturaleza debido a varios factores que analizaremos a continuación, estimado lector, donde persiste un actor político que no debemos dejar de mencionar pues ha estado en boca de todos quizá como un epicentro de la política local. Veamos:

ENCUESTADOS EN VIVIENDAS. Está en puerta la selección del candidato por Morena el cuál tendrá que ser sometido por un estudio de mil 300 encuestas aplicadas a la suerte en el mismo número de viviendas de la capital. Este ejercicio se llevará a cabo a partir del 6 de marzo y al final arrojará por el 15 de marzo al designado candidato por Morena. “Este es un proceso diferente”, dijeron algunos morenistas rechazando aquellas viejas prácticas priístas de elecciones internas.

La gente simpatizante del partido en el gobierno federal tendrá que elegir entre Silvestre Flores, Otniel García, Héctor Vela y José Ramón Enríquez, pues fueron los palomeados para entrar en esta contienda, aunque muchos pensábamos que también entrarían en la terna un Ignacio Aguado o Fernando Rosas Palafox, dada la condición de hombre designada para la capital y sus relaciones con las estructuras nacionales del partido de moda.

Silvestre Flores se muestra muy confiado en tener un 50 por ciento de las simpatías de quienes votarán al elegido. El otro 50 se lo reparten entre los otros precandidatos, asegura. Otniel García no para de tener presencia mediática para confrontar ataque hacia el Gobierno Municipal, pareciera un mensaje de campaña y no hacia la militancia de Morena. Héctor Vela se ha dedicado al trabajo de campo, trata de mantener imagen fresca al tomarse fotografías en sus actividades diarias y hasta hoy sabemos que gusta de la música como un servidor, pues lo vemos tocando piano.

JOSÉ RAMÓN LEVANTANDO ODIOS Y PASIONES. No obstante, todo ese conjunto de labores, posturas, pasatiempos o confianza en mantener una buena parte del pastel estadístico, se vería superado por el ritmo que lleva actualmente José Ramón Enríquez.

No es necesario recordar que el polémico galeno levantó odios y pasiones al momento de su registro como precandidato y, como lo hemos señalado varias ocasiones en este espacio, los comentarios a favor y en contra alimentan su presencia mediática, política y social.

José Ramón Enríquez, en caso de obtener la candidatura, transitaría por la Presidencia Municipal como alcalde pero al mismo tiempo como candidato se Morena. Este modelo electoral progresista usado en países de avanzada es permitido hoy por las leyes locales electorales según expresiones jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaladas por tribunales de la misma índole.

SOBRE MENCIONES MEDIÁTICAS. De hecho, durante toda la semana pasada y lo que va de esta, José Ramón es el personaje político mas mencionado entre los cuatro precandidatos de Morena según mediciones de impactos mediáticos realizados por un servidor.

Otro factor que muchos han dejado de lado son las luchas políticas y sociales que ha mantenido el galeno junto con el hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

POR EL CARRIL DE LA IZQUIERDA. Enríquez es un personaje históricamente de izquierda. No solamente en el 2006 fue candidato por el partido que abanderó a Andrés Manuel López Obrador para la Presidencia de la República cuando el equipo de campaña del galeno lanzaba la frase: “¿Dónde está el Doctor? está con López Obrador”, sino que la empatía entre Enríquez y AMLO proviene desde décadas atrás.

No sólo entre ellos habría unión política. Hace días hicieron circular una imagen del hijo de Andrés Manuel y del Alcalde juntos. Ello muestra que José Ramón Enríquez hijo y Andrés Manuel López hijo llevan a cabo una relación más allá de la amistad.

Recordar también que los primeros rompimientos políticos de Enríquez en la etapa de Gobierno de Ismael Hernández Deras se dieron por su manera progresista de llevar a cabo la política de gobierno, adelantándose incluso al Ejecutivo Estatal en todo: presencia mediática, agenda de trabajo, inauguraciones de obras, en este caso de hospitales cuando el galeno despachaba desde la Secretaría de Salud del Estado.

Con el rompimiento hacia la corriente ismaelista, José Ramón comenzó abiertamente su camino por la vía de la izquierda política para luego ser candidato en varias ocasiones por partidos relacionados a este pensamiento, como el Partido de la Revolución Democrática y desde el 2009 impulsando fuertemente la franquicia de Movimiento Ciudadano que no tenía ningún rumbo en ese entonces.

En redes sociales aún existen cuentas de Twitter que manejaba José Ramón donde expresaba abierta y públicamente su respaldo a AMLO a través de actividades organizadas por medio de redes ciudadanas.

Es decir, el respaldo que le dio José Ramón Enríquez a Andrés Manuel López Obrador no es de ayer, ni de las pasadas elecciones. En este espacio de opinión comenzamos a mencionar que varios astros se le comenzaban a alinear al oftalmólogo, en cierta medida por el aseguramiento de su escaño en el Senado y, por otro, la conexión que tiene directamente con el presidente de la República y su equipo de Gabinete, factores que si se explotan al cien por ciento se pueden sacar beneficios para la capital duranguense em cuando a gestiones económicas importantes.

Hoy, José Ramón es un precandidato de Morena y, aunque en su calidad de “externo”, no deja de llamar la atención por todo lo que genera, pareciera como un epicentro que no debes dejar de mencionar porque todo en la política local tiene relación a él.

La moneda aún está en el aire y no hay nada para nadie. Pero en un acercamiento que tuvo con representantes de medios de comunicación el mensaje que dio el Presidente Municipal ante medios de comunicación fue vital: “no estoy pensando ser candidato de otro partido más que por Morena”.

Con ello, veremos entonces por primera vez en la historia una contienda especial, pues será la primera vez que en la capital de Durango se tenga posibilidad de ver a un alcalde en funciones que esté buscando una reelección por un partido político, sin separarse de su cargo, gracias a las normas que le permite la Ley Electoral.

LA HISTORIA CONTRADICTORIA DEL VERDE. Por otro lado, la tónica se puso tan convulsa e irónica que personajes como Gerardo Villarreal, diputado del Partido Verde, quien fue de los iniciadores y propulsores del juicio político contra José Ramón Enríquez ahora resultó que es de los impulsores de la alianza para Morena y Partdo Verde.

No cabe duda que en política nada está escrito y luego de conocerse un acercamiento que tuvo José Ramón Enríquez con nada más ni nada menos que con “El Niño Verde” y líderes del partido del tucán, Gerardo Villarreal no tuvo mas que repensar su intención política y mostrarse a favor de apoyar la alianza con el partido que seguramente estaría postulando al oftalmólogo en caso de beneficiarle la preferencia interna de Morena.

La política da muchas vueltas y en el caso del juicio impulsado por Gerardo Villarreal tendrá que entrar en una etapa más especial, pues si se concreta la candidatura de José Ramón Enríquez así como la Alianza de Verde y Morena, las posibles intenciones del legislador ambientalista de contender por una candidatura a la alcaldía de Guadalupe Victoria podrían estar en tela de, precisamente, juicio.

@LaEraMediatica

miércoles 10 de julio de 2019

INDICADOR MEDIÁTICO

lunes 24 de junio de 2019

Indicador Mediático

martes 28 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 01 de mayo de 2019

Indicador Mediático

miércoles 03 de abril de 2019

Indicador Mediático

lunes 25 de febrero de 2019

Indicador mediático

jueves 24 de enero de 2019

Indicador mediático

jueves 17 de enero de 2019

Indicador mediático

Cargar Más